¡Cuchillos y comunicación!

Hacía mucho que no oía el chiflo del afilador, ese peculiar sonido que anuncia su presencia, y ayer lo oí. A parte de evocar tiempos pretéritos, por estos lares se dice que anuncian lluvia. No suelo creer estos dichos populares, pero la realidad es que, después de un seco verano, ayer llovió.

  • Luis, ¿hoy nos vas a hablar de afiladores? No me parece muy interesante.
  • No, no hablaré de afiladores, no te preocupes. Hablaremos de comunicación.

El caso es que un buen afilador siempre es necesario. Los cuchillos hay que tenerlos siempre en buen estado y ¿quién puede asegurar que en su casa tiene todos los cuchillos adecuadamente afilados?

Luis Juli Aydillo

¡Cuchillos y comunicación!

  • ¡Luis! ¡Has dicho que hablarías de comunicación! No te enrolles.
  • Hablaré de cuchillos para aprender a comunicar, sé paciente.

Si nos fijamos en un cuchillo, y lo sabemos utilizar, os aseguro que también podemos aprender a informar:

  1. Usa un cuchillo bien afilado, que corte. Usar uno sin afilar, aunque parezca mentira, es muy peligroso. Nos obliga a realizar un esfuerzo extra que no es fácil controlar y corremos el riesgo de accidentarnos. Cuando tengas que decir algo siempre di la verdad, sé sincero, y si no puedes hablar calla.
  2. No dejes de mirar donde cortas. Cuando hables con alguien para dar una información, no dejes de mirarle a los ojos.
  3. Utiliza la fuerza adecuada para cada tipo de corte, adáptate al producto. Cuando notifiques algo sé empático, piensa en la persona que tienes delante y ponte en su lugar, estás hablando con personas. Que tu lenguaje no verbal coincida con el verbal.
  4. Nunca uses cuchillos en mal estado, mellados o con el mango holgado. Cuando debas trasmitir algo habla sobre certezas. No difundas bulos, noticias sin confirmar o des respuestas que desconoces. Es más fácil callar que dar una información incorrecta.
  5. Haz cortes sencillos, planificados, para evitar cortes innecesarios. Cuando hables (o escribas) que tus mensajes sean sencillos. Serán más fáciles de entender.
  6. Es mejor un corte directo con un cuchillo afilado que “escarbar” y “roer” con un mal cuchillo. Al final el corte no será limpio. No te andes por las ramas al comunicar. Vete al grano para dar un mensaje limpio.
  7. Utiliza el cuchillo adecuado en función de lo que vas a cortar. No es lo mismo cortar un chuletón, quitar las espinas de un pescado al horno en el plato o untar mantequilla atemperada en una tostada. Cada producto requiere un cuchillo diferente. En el lenguaje sucede igual, en función de nuestro interlocutor, de lo que debemos decir, así será el mensaje a transmitir. Partiendo de que SIEMPRE hay que expresar la verdad, no utilizaremos el mismo lenguaje siempre. No es lo mismo hablar de enfermedades muy graves a un niño pequeño, que a un vecino, o al hermano del interesado. Cada persona requiere una información diferente, siempre sincera.
  8. Utiliza la pala de pescado solo con el pescado y no para cortar carne. No la cortarás. No utilices sutilezas o palabras con doble sentido. Alguna persona puede entenderlas, pero no es serio ni profesional, y corres el riesgo de no explicarte.
  9. Después de utilizar un cuchillo asegúrate de limpiarlo. Después de comunicar confirma que has informado adecuadamente y que el interlocutor te ha entendido. Pregunta y confirma que la respuesta sea igual que el mensaje impartido.
  10. Tras usar y limpiar el cuchillo guárdalo en un lugar seguro, para evitar que alguien se corte sin querer. Respeta la confidencialidad debida, no des la información a cualquiera, sé serio, profesional y no cotillees.
  11. Para terminar da un uso adecuado a cada cuchillo. No uses un cuchillo para abrir latas o como destornillador. Da la información en el lugar adecuado. Busca un lugar oportuno donde hablar. No todos los sitios son idóneos para todos los receptores de la información.

Y tú, ¿sigues en la edad de piedra?

¿Sabes comunicar adecuadamente?

Hoy, os acerco a Spandau Ballet y su canción True. En el estribillo de la canción nos repiten Sé que por lo menos eso es verdad. Como la buena comunicación.

©Luis Juli Aydillo                                

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | 108 comentarios

¡Candidato basura!

He de reconocerlo, soy muy afortunado, y siempre lo he sido. Tengo mucha gente a mi alrededor que se preocupa por mí y hace lo posible por ayudarme. Rakel Delgado, una excelente profesional y mejor persona, me llamó en junio muy ilusionada. Se acababa de enterar de una plaza de gerente para un laboratorio y me daba los datos de contacto. También sabía, por terceras personas, que habían dado muy buenas referencias mías. Así que me puse manos a la obra. Mandé el Curriculum y esperé.

Luis Juli Aydillo

¡Candidato basura!

El laboratorio era excelente, la crème de la crème en la industria farmacéutica. La consultora, una referencia en el sector. Mejores augurios no podía tener. Al poco, muy poco, me llamó Rosa (nombra supuesto) la persona que llevaba el proceso de selección. Una conversación muy profesional, pero también muy cercana. Tras los halagos de rigor, me dijo que mi perfil era muy bueno, el expertise y el seniority daban a entender que podría ser una persona muy interesante para el puesto, aunque la edad se salía del rango que buscaba el laboratorio. En cualquier caso me dijo que me mantendrían informado.

A mi edad, y con mi experiencia, sé leer entre líneas, sabía que ya no me llamarían, como así fue. Para muchas empresas, que te queden “solo” 10 años de vida laboral es un inconveniente. Nada de esto se sale de lo habitual en el sector.

La segunda parte de la historia llega cuando Ricard Lloria, al que muchos conocéis por su excelente blog y por compartir muchas de mis entradas, me manda un mensaje. Había visto un anuncio en el que encajaba y me pasaba los datos de contacto. Ricard, sin conocerme nada más que por las redes sociales, me estaba haciendo un inmenso favor.

Daba la casualidad de que se había vuelto a publicar el anuncio para la misma plaza. En este caso mandé nuevamente un email a Rosa, la persona de contacto que ponía el anuncio y quien me había llamado. Le llamé y le mandé un mensaje al móvil. Obtuve la callada por respuesta. Mi ira viene de la falta de respuesta, no del rechazo.

Entiendo perfectamente que no vuelva al proceso, entiendo totalmente que no me seleccionen, entiendo claramente que mi perfil no es el idóneo. Lo que no entiendo es que se comprometan a avisarte y no te puedan decir un simplemente:

Luis, tu perfil no se ajusta a lo que buscamos.

Me diréis que reciben muchos mensajes diariamente y lo entiendo. Es cierto, yo recibo unos trescientos mensajes semanales referentes a mi post, comentarios, notificaciones de articulo compartido, reblogueos en las redes donde publico mi blog: Twitter, Facebook, Linkedin, Google +, WordPress más las personas que está suscritas por email a mis post. Absolutamente a todas las respondo y agradezco personalmente, sin emplear un burdo “corta y pega” Un reclutador que te ha llamado es lo menos que puede hacer. Dudo que entreviste a 300 candidatos a la semana.

En estos momentos tengo que soltar mi ira y mi frustración al considerarme un candidato basura, pues contactan contigo y luego se olvidan de ti.

  • Luis, te estás disparando un tiro en el pie.
  • Esto no tiene nada de edificante para ti, Luis
  • No os preocupéis, de todo se saca aprendizajes:

Aprendizaje como candidato:

  1. No te quemes en batallas inútiles.
  2. Pasa de página y sigue buscando.
  3. Solo donde tu perfil encaje podrás realizar tu tarea de manera eficiente.
  4. No muestres tu ira en las redes sociales (no hagas lo que estoy haciendo) no lograrás nada provechoso.

No mires atrás, mira al frente

A lo largo de mis años de gerente he entrevistado a muchísimos candidatos. Situaciones como estas te reafirman en tu forma de actuar.

Aprendizaje como entrevistador:

  1. Cíñete al perfil que te solicitan
  2. Sé muy claro en tu comunicación. No es no. Si dices quizás ahora, luego tendrás que decir que no.
  3. Enfrente tienes personas, no son ni números ni candidatos. Ponte en su lugar.
  4. La inmensa mayoría saben que son muchos los que acuden pero solo uno el elegido. Si hablas con muchos de ellos no les dejes en espera de respuesta.
  5. Trata a los demás como te gustaría que a ti te tratasen.

No te olvides del candidato.

No hagas que el candidato se sienta basura.

Quiero aclarar que ni el laboratorio ni la consultora tienen nada que ver con el trato. Ambas son grandes empresas y sus empleados y exempleados hablan maravillas de ellas. Respecto al entrevistador solo me quejo de la falta de respuesta, pues cuando hubo trato fue bueno.

Hoy quiero compartir una canción llena de fuerza Bon Jovi y su  It’s My Life Una de sus estrofas dice: “Será mejor que estés de pie cuando te llamen no te dobles, no pares, no te eches atrás”

©Luis Juli Aydillo                                

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 129 comentarios

¡Sueños y globos!

Esta mañana han empezado a desmantelar las ferias. Desde mediados de julio hasta ayer ha habido espectáculos varios al lado de la playa. Al principio los “Baños de Ola”, más tarde eran las ferias de Santiago, luego las de las Naciones. Bullicio, voces que anuncian atracciones, fiestas varias o circos. En torno a ellos se ven vendedores de ilusiones en forma de globos. Su colorido, sus variadas formas son un imán para los niños. No hay nada más bonito que ver esos ojos descomunales en busca del mejor de los globos.

  • Luis, ¿No se te ocurrirá hablarnos de globitos?
  • ¡Los globos son la materialización de los sueños! ¿Acaso vives sin sueños?
Luis Juli Aydillo

¡Sueños y globos!

Tras la elección de la preciada pieza, el vendedor, o el padre, suele anudar el globo en torno a la muñeca del infante. Tierna imagen la de pasear “de la mano” de una ilusión. En ocasiones, el niño suelta del brazo el cordel que le une al globo. Como es de esperar, el globo asciende rápidamente, inalcanzable para las manos que se estiran en un vano esfuerzo por recuperarlo. La imagen del desconsolado niño es capaz de enternecer al más duro de los espectadores.

  • ¡Ni me gustan las ferias, ni me gustan los globos!
  • No importa, espera al final y abre tu mente.

En la vida real, nosotros, “los adultos”, también vamos tras el vendedor de sueños. Elegimos el que más nos satisface. En ocasiones nos cuesta tomar la decisión, otros lo tenemos muy claro desde el principio. Amarramos nuestro sueño y paseamos con él. Al final el sueño se puede soltar y asciende hasta ser inalcanzable, otras veces lo paseamos hasta que se pincha con alguna espina traicionera. Puede ser que el sueño lo cuidemos con meticuloso cariño y nos dure varios días, tras los cuales lo veremos desinflar hasta convertirse en un informe amasijo de caucho.

  • Luis, no veo la parte motivadora de tus sueños.
  • Yo quiero hacer realidad los sueños. Pensemos qué hacer con ellos.

Hasta ahora, hablaba de sueños como de globos, en los que tarde o temprano se pierden. Para no perder los sueños actuemos:

  1. No basta con comprar el sueño, como un globo. El sueño te debe mover a la acción. El sueño “hay que cultivarlo”
  2. Al igual que el niño amarra el globo a su muñeca, tú planificar tus acciones para que permanezca a tu lado. Qué debes hacer para que se haga realidad.
  3. Si no queremos que se “pinche” en nuestro paseo anticipemos las dificultades (que las habrá) y busquemos caminos alternativos, con menos “espinas” donde los riesgos sean menores.
  4. El sol y las fuentes de calor son un riesgo para los globos, los debes conservar en condiciones óptimas. Si quieres que tu sueño se haga realidad, debes buscar el mejor de los ambientes. Mira cuales son las agresiones a las que te enfrentarás y busca cómo proteger tu sueño. ¡Indaga en los problemas! ¡Rodéate de gente positiva!
  5. Tarde o temprano el globo se desinfla. Si quieres hacer realidad tu plan, sigue aprendiendo continuamente. Al igual que el globo necesitará ser alimentado para mantenerse “en forma”, tus sueños los deberás nutrir para que puedan alcanzar su meta. Busca toda la información posible para llegar a tu sueño.
  6. Y si al final se pincha el globo, o tus ilusiones no se pueden realizar, no te quedes llorando en el bordillo mientras miras el cielo. Persigue al vendedor de ilusiones y búscate otra nueva…. Y no pares hasta hacerla realidad.

¿Y tú, haces algo por tus sueños o esperas que se desinflen?

¿Y si te quedas sin sueños qué haces?

¿Te quedas en el bordillo llorando?

¡Levántate y ve en pos de tu destino!

Hoy, la canción perfecta para este post es Color esperanza de Diego Torres. Varias de sus versos nos dicen:

Que estás cansado de andar y de andar

Cambiar el aire depende de ti

Quitarse los miedos sacarlos afuera

Pintarse la cara color esperanza

Sé que lo imposible se puede lograr

©Luis Juli Aydillo                                

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | 129 comentarios

¡La fuerza del sauce llorón!

El verano es una gozada, en cuanto hace calor, cojo el bañador y la toalla y en unos minutos estoy en la playa, soy muy afortunado. Esto no ha sido así siempre. Siendo crio, y viviendo tierra adentro, la pequeña piscina de mi tío Filo era la solución. Tenía un jardín precioso.

  • ¡No me lo puedo creer! ¿Nos vas a hablar otra vez de árboles y jardines familiares?
  • Sin duda, mientras aprenda de ellos os seguiré contando.

La piscina era muy pequeña, pero inmensa para nuestras ilusiones. Dos o tres veces por verano eran la mejor visita “familiar” que podíamos hacer siendo niños. Junto a la pileta había un espectacular Sauce llorón. Es un árbol precioso.

Luis Juli Aydillo

¡La fuerza del sauce llorón!

  • ¡Pero si el sauce es un árbol de reminiscencias tristes y melancólicas!
  • ¡Qué va! Es un árbol fuerte y poderoso.

El aparentemente endeble árbol, de largas ramas delgadas y flexibles es uno de los arboles más poderosos que hay. Sus raíces, ávidas de agua, son capaces de romper los gruesos muros de una piscina con tal de lograr lo que se proponen, alcanzar el líquido elemento. Para nuestra desgracia, un año la piscina de mi tío Filo resultó inutilizada por las arbóreas raíces.

  • ¿Y Luis, qué tiene de motivador?
  • Más de lo que te imaginas.

Ojalá nos comportásemos como el sauce, de blanda madera, es capaz de luchar por lo que se propone, y no hay muros que le detengan. Y no sólo eso, el valor del sauce es importante como calmante de dolores. Ya desde antiguo, nuestros antepasados, utilizaban la corteza del sauce para aliviar dolores. Con el tiempo se purificó hasta lograr los salicilatos. La versión moderna es el ácido acetilsalicílico, ¿os suena? En efecto, es la aspirina. De ahí que el sauce sea mi árbol favorito. Aprendamos del sauce:

  1. Seamos flexibles, como sus ramas.
  2. Acojamos, como la sombra que proporciona.
  3. Seamos fuertes, como sus raíces, que son capaces de luchar por sus objetivos.
  4. Escuchemos y ayudemos a quienes te rodean, como la corteza curativa del árbol.
  5. Seamos generosos, como la imagen que aporta al jardín.

Y mientras escribía esta entrada cayó en mis manos este poema de Ana Fernández dedicado al sauce llorón, donde nos habla precisamente de la fuerza de sus raíces:

Si llegaste a pensar

Por un solo momento

Que me ahogaba en la lluvia

Que caería al abismo

Has errado el tiro

Soy la rama del sauce

Que se dobla hasta el suelo

Y alimenta la tierra

A la que está unida

Renovando su ciclo.

Y sus duras raíces

Se abren paso hasta el agua

Quebrando los muros

Que quieren atraparla

Y matarla de sed.

Esta noche hay fuegos artificiales al lado de mi casa. Uno de los artilugios pirotécnicos que más me gusta se llama Sauce. Y pensando en sauces y en fuegos artificiales nada mejor que Katy Perry y su  Firework. Nos habla de tormentas y de arcoíris, y en una de sus estrofas nos dice “cariño, eres un fuego artificial, vamos, demuéstrales cuanto vales” ¡Como el sauce!

No te dejes vencer

Lucha por tus ilusiones

Rompe las barreras que te impiden crecer

©Luis Juli Aydillo                                

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

Imagen tomada de Wikipedia

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | 78 comentarios

¡Picea, olimpiadas y cumpleaños!

El jardín de mis primos Antonio y Esther es precioso, no es muy grande, pero sí muy variado y cuidado. Desde que comenzó con él mi tía Ascen, hace más de 60 años, cada verano luce mejor. Ya me habéis oído hablar de sus rosales. Hoy quiero hablar de su Picea.

  • ¡Luis! ¿Otra vez con jardines? ¿No hay otros motivos que te puedan inspirar?
  • La naturaleza tiene mucho que enseñarnos. La tenemos al lado ¡y no la vemos!
Luis Juli Aydillo

¡Picea, olimpiadas y cumpleaños! (Foto de una Picea obtenida en Internet)

La Picea (o el árbol de navidad, como lo llamamos los ignorantes) destaca sobre el resto en el jardín. Cada año que cumple (y lleva 38 años plantada) es más alta, más grande, más fuerte, casi como el lema de las olimpiadas. Cuando la trajo mi tío Tomás apenas era un pequeño arbolito de navidad, difícilmente llegaría al metro. Este verano, vista desde el jardín de mi madre, ya superaba una casa de dos pisos de altura. ¡Y cada año más bonita e impresionante!

  • ¡Luis! Cualquiera que sepa un poco de árboles te dirá que puede crecer muchísimos metros. ¡Las hay de 70 metros de altura!
  • A este detalle voy. ¡Hablemos de crecimiento!

Con demasiada frecuencia, al llegar un cumpleaños, oigo decir con cierta pena “mis últimos veinti…” o “ufff me ha caído el 5” o “los cuarenta se notan” o expresiones de lamento similares. Por desgracia no podemos oír ninguna expresión de quienes se quedan en el camino. Da la sensación que soplar las velas de la tarta de cumpleaños es de una toxicidad inusual. Y me pregunto:

  • ¿Por qué nos lamentamos de cumplir años si es mejor que “la otra alternativa”?
  • ¡Hombre Luis! ¡Es un hecho que los cuerpos con el paso del tiempo “se deterioran”!
Luis Juli Aydillo

Cumplir años es una actitud mental frente a la vida

Y precisamente ese es el problema, que consideramos que solo somos eso, “un cuerpo”. Afortunadamente algunos (muy pocos) consideramos que cada año que cumplimos es mejor que el anterior. Cada año sabemos más (y cada año tenemos nuevos retos que aprender). Nuestros amigos cada vez son mejores. Y que cada año tenemos más que ofrecer.

  • ¡Por favor, Luis! Pero si estás en paro y no te contratan con tus años. ¿Cómo puedes decir eso?
  • Pues lo digo. Lo afirmo y lo reitero.

Hasta este año nunca me habían llamado para dar tantas charlas y tantos cursos. Tengo varias personas haciendo Coaching y a otras mentorizando. Tengo varios planes de emprendimiento personal. ¡Hasta que no cumplí los cincuenta y muchos (57) no pensé que podría hacerlo!

Cumplir años no es solo una cuestión física,

es una actitud mental frente a la vida.

Son ganas de vivir.

Si cada año vemos más bonita la Picea, si cada año nos brinda un espectáculo mejor, ¿por qué nosotros vamos a ser menos que un árbol? Y mientras escribo estas líneas, tengo fresco en la memoria el salto que hizo Ruth Beitia en las Olimpiadas de Rio. Con 37 años, cuatro después de retirarse porque su cuerpo comenzaba a declinar, se ha llevado la primera medalla de oro de una mujer española en atletismo ¡cuatro años después de retirarse! Afortunadamente somos algo más que “un cuerpo” El poder de nuestra mente es indudable

Tengas los años que tengas:

  1. Deja de mirar atrás, no eres un retrovisor.
  2. Busca nuevas metas. Las hay. Mi padre se puso a pintar con 70 años y lo hacía bien.
  3. Añorar los años pasados es empezar a morir un poco.
  4. ¡Aprende a vivir!

Hoy quiero traer una canción muy especial, es de Jim Croce,  Time In A Bottle. Esta canción se grabó en 1973 y en 1974 fue número uno en Estados Unidos y en medio mundo. En una estrofa nos dice Pero parece que nunca hay suficiente tiempo, para hacer las cosas que quieres hacer. Fue premonitorio, Jim Croce murió ese año en un accidente de circulación. Vale la pena que la escuches, y que disfrutes cada minuto de tu vida.

©Luis Juli Aydillo                                

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , | 134 comentarios

¡Hortensias, amigos y líderes!

Las hortensias del jardín de mi madre son la envidia de todos. Rodeadas por los jardines de mi tía Ascen, y de mis tíos Carlos y Tomás, las de mi madre destacan sobremanera.

  • ¡Luis! ¿Otra vez con flores? ¡Esto no es un blog de floricultura!
  • Tranquilo, que de las hortensias aprenderemos y mucho.
Luis Juli Aydillo

¡Hortensias, amigos y líderes!

Las de mi madre son frondosas, de colores diferentes, enormes. Las de mis tíos son pequeñas, esmirriadas, parecen secas, de colores apagados, casi amarillean. Cuando nos planteamos cual es la diferencia… ¡son iguales en todo! La tierra es la misma, el agua es igual, se riegan a la vez, las cuida la misma persona (¡qué grande eres, Domingo!). Entre un extremo y otro de los jardines hay poco más de 20 metros. Lo más curioso es que todas vienen de los esquejes de las mismas plantas de mi tía Presen.

  • ¡Por favor, Luis, no me interesan las flores!
  • Ni a mí tampoco, pero sé paciente

La diferencia está en las compañías, en las buenas compañías. Mientras que al resto de las hortensias familiares están a pleno sol, las de mi madre están a la sombra de un laurel, un haya, una poblada y gran aucuba…

En ocasiones, tanto si pensamos como líderes, como si pensamos en nuestro desarrollo personal, nos puede entrar la tentación de crecer “en solitario” sin nadie que nos haga sombra. Cuántas veces hemos encontrado jefes (no líderes) que prefieren la soledad. Les da miedo que alguien más alto que ellos les pueda hacer sombra. Y les pasa lo que a las hortensias de mis tíos… que se secan. En ocasiones, sin ser líderes, pensando en nuestro desarrollo personal, preferimos “la soledad”, nos definimos “autodidactas”, y rechazamos la posibilidad de recibir ayuda (la sombra) que tanto necesitamos para crecer. En ambos casos la soberbia de la soledad puede quemar nuestras flores.

Reconocer en los demás su valía es lo que hace la hortensia de mi madre. Esas plantas “saben” que para crecer necesitan la compañía de quienes son más grandes que ella, que le aportan las condiciones de luz idóneas. Los resultados son espectaculares.

  • Luis, el sol es fundamental, muchas plantas lo necesitan.
  • Cierto, pero si eres como las hortensias, necesitarás de buenas compañías, que te aporten la sombra de sus conocimientos, que te harán crecer.
  • ¿Y qué puedo hacer?
  1. Reconoce tus limitaciones. Eso te hará humano.
  2. Acepta con humildad la compañía de quienes te pueden aportar. (Ya hemos hablado muchas veces de que queremos a nuestro alrededor gente que sume y no que reste)
  3. Agradece lo que te aportan y no te canses de reconocerlo.
  4. Sé generoso en tu esfuerzo. No es hora de racanear. Como la hortensia es generosa con sus flores.
  5. Al final un buen equipo o un buen grupo de amistades es como un jardín, cada planta es diferente, pero entre todas hacen grande el jardín. Si eres líder piensa que quizás seas más vistoso, pero que no hay jardín bonito con una sola planta. No hay equipo formado solo por un jefe.

Aprende de quienes te aportan

Rodéate de gente positiva, que te sume

No tengas miedo de los que son más grandes que tu

Si pienso en buenas compañías, inmediatamente recuerdo a Whitney Houston en el tema central de El Guardaespaldas I Will Always Love You. Es un tema precioso, cuyo video de Youtube casi alcanza los 300 millones de descargas. Lamentablemente la gran Whitney no se supo acompañar de personas que le aportasen.

©Luis Juli Aydillo                                

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | 135 comentarios

¡Estrellas fugaces y deseos!

Estas noches de agosto, en el pueblo de mi madre, allí en La Rioja, es una maravilla disfrutar del cielo estrellado. Si prestas atención se pueden ver estrellas fugaces con relativa facilidad. En torno al 10 de agosto, día de San Lorenzo, se organizan actividades para disfrutar de las perseidas, o lágrimas de San Lorenzo, como también se las conoce. Se buscan lugares retirados, donde se pueda disfrutar del firmamento. Es un espectáculo que convoca a mucha gente. A penas dura un segundo su destello, no tienes ni tiempo de decir ¡allí! Y ya ha desaparecido, y esperas otra y otra con la ilusión de un niño.

  • ¡Luis, por favor, no nos cuentes el verano en el pueblo!
  • ¡Dicen que hay que pedir un deseo al verlas!
Luis Juli Aydillo

¡Estrellas fugaces y deseos!

Es increíble la cantidad de gente que sale a ver la cúpula celeste (sí, eso que podemos disfrutar todo el año sobre nuestras cabezas y apenas le prestamos atención, el cielo) para ver las estrellas fugaces por placer y para pedir deseos.

  • Luis, ¿qué tiene esto que ver con un blog de motivación?
  • Más de lo que te imaginas.

Con el objetivo de disfrutar de estas sorprendentes noches, hacemos lo posible para reunir las mejores condiciones:

  1. Esperamos las fechas idóneas del calendario, de mediados de julio a mediados de agosto en el hemisferio Norte, para tener más probabilidades de verlas.
  2. Buscamos un lugar despejado, sin edificios ni árboles, para que nada perturbe nuestra visión del cielo.
  3. Evitamos la contaminación lumínica (dicho claramente, sin luz)
  4. Si es posible vamos a un lugar donde el porcentaje de noches estrelladas sean mayor.
  5. Nos ponemos lo más cómodos posible, por ejemplo tumbados en una manta sobre la hierba.
  6. Buscamos los medios y la compañía para que la espera sea lo más grata posible.

Muchos hacen todo lo que está en sus manos para ver el máximo número posible de estrellas fugaces y así poder pedir muchos deseos. Siempre he pensado ¡qué triste! es buscar algo, que no depende de nosotros mismos, para que se cumplan nuestros deseos e ilusiones.

Si tienes deseos, no esperes a que llegue una estrella

Si quieres que se cumplan tus deseos:

MUEVETE Y LUCHA POR ELLOS

Disfruta de las Lágrimas de San Lorenzo, es un espectáculo digno de ver, pero no confíes tu suerte en ver las estrellas. Solo los ilusos y los crédulos (y tú no eres ni lo uno, ni lo otro) confían su destino en estos meteoritos.

Mientras lucho por mis ilusiones, me prepararé este verano para disfrutar de esta lluvia de destellos escuchando The Beatles y su  Across the universe. La historia de esta canción es muy apropiada para contemplar la bóveda celestial. El 5 de febrero de 2008, a las 00:00 UTC, la NASA transmitió “Across The Universe” en dirección a la estrella Polaris, que se encuentra a 431 años luz de la Tierra. Esto fue hecho a fin de celebrar el 40º aniversario de la canción y el 50º aniversario de la NASA.

¡Lanza tú también tus esfuerzos al universo para cumplir tus ilusiones!

©Luis Juli Aydillo                                

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | 121 comentarios