¡El castillo de Magacela y las prioridades!

Hace unos días, un buen amigo me contó una leyenda sobre la invasión del castillo de Magacela. Pongámonos en situación, siglo VIII, castillo en poder de los visigodos. Los invasores, tropas árabes, acosan sin éxito la fortaleza.

  • ¡Luis! No me gustan las batallitas, y menos las medievales.
  • Sé paciente. ¡Tenemos mucho que aprender!

Sigo con la historia. Muza, el capitán árabe ideó una estratagema. Reunió un enorme rebaño de cabras y las soltó por la noche con antorchas atadas en la cabeza. Los moradores del castillo, al oír el murmullo en la distancia y ver las luces, supusieron que un gran ejercito les atacaba. Reunieron a todos los efectivos disponibles en el flanco amenazado, abandonando la fachada principal del castillo. Fue precisamente por este lado desprotegido donde, sigilosamente, los asaltantes, con escalas y cuerdas, lograron saltar el muro y sorprender a los sitiados.

Luis Juli Aydillo

¡El castillo de Magacela y las prioridades!

  • ¡Luis! Muy interesante, pero ¿qué tiene que ver esta historia con el desarrollo personal?
  • Mucho más de lo que imaginas. Sigue leyendo, por favor.

En nuestra vida, en demasiadas ocasiones prestamos atención a las distracciones, a las luces, al ruido, y nos olvidamos de lo importante. Exactamente igual que hicieron los visigodos con las cabras.

Si pensamos en relaciones personales, puede suceder que estemos prestando más atención a “las luces de las cabras” que a las personas que nos rodean y que realmente son vitales para nosotros.

Si analizamos un proyecto de trabajo, en muchas ocasiones nos distraemos en temas menores, o accesorios, y descuidamos el “flanco desprotegido de nuestro castillo”, los puntos clave.

Si organizamos nuestro tiempo, nuestra agenda, lo urgente (que no es importante, como las cabras) nos ocupan el tiempo ¡y luego nos faltan horas para hacer lo vital!

Si estamos estudiando un tema, las anécdotas no pueden distraer sobre la base del tratado.

Y así podríamos describir mil situaciones de nuestro hacer cotidiano en las que “los invasores” nos despistan.

  • Luis, es muy fácil decir que no me distraiga, pero, ¿cómo lo hago?
  • Hagas lo que hagas, dediques el tiempo a lo que lo que dediques, acostúmbrate a cuestionarte, como un mantra:
    • ¿Esto es lo que quiero?
    • ¿Esto es lo que necesito?
    • ¿Esta es la persona con quien quiero estar ahora?
    • ¿Este es el objetivo principal del proyecto?

En nuestras vidas, al igual que en el castillo de Magacela, hay “demasiadas cabras con antorchas” que nos distraen. No descuides la puerta principal, que por ahí está el peligro.

Cuidar de un castillo no implica vivir solo de realidades y olvidar las ilusiones. No están reñidas unas y otras. Vivamos lo real hoy y soñemos con las ilusiones del mañana. No he encontrado mejor canción para hablar de ilusiones que Moon River, el tema central de la película Desayuno con diamantes, ganadora del Oscar a la mejor canción. Nos habla del deseo de libertad, de conocer mundo, de búsqueda de ese final del arco iris, de espíritu aventurero.

Ten ilusiones y no descuides lo realmente importante de tu vida

 

©Luis Juli Aydillo      

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

29 respuestas a ¡El castillo de Magacela y las prioridades!

  1. José Carlos Mena dijo:

    Me ha encantado Luis, mezclar la historia con el desarrollo personal. Enhorabuena. Un abrazo

  2. rosamagarcia dijo:

    Cada día nos suceden cosas, tomamos decisiones importantes, incluso trascendentes, vivimos momentos que nos conmueven en las relaciones con nuestros seres queridos y en todo lo que nos sucede, no le damos tiempo a nuestro corazón ni a nuestra alma para que puedan comprender, integrar o recuperarse.

    El tiempo que ellos necesitan es mucho más lento que nuestro ritmo de vida.

    A pesar de las heridas, seguimos hacia delante sin parar, con tanta prisa que no podemos mantener el paso de reparación o sanación necesario y perdemos Poder Personal.

    El resultado de esto es que, con los años, vamos dejando partes de nosotros mismos y nuestra alma en antiguas parejas, antiguos amigos, antiguos proyectos y sueños a los que, durante un tiempo amamos sinceramente y de los que nos hemos separado de modo doloroso.

    En estas roturas, tu corazón se parte y tu alma también y, una parte de ti, se queda en ese sueño junto a esa persona o en ese lugar.

    Poco a poco te vas sintiendo vacío y sin fuerza, estás fragmentado.

    Cuando te sientes así es el momento de parar. De mirar hacia atrás y recuperar los tesoros que se perdieron abandonados por el camino. Sin ellos, proseguir es vivir fragmentado y sin fuerza. Es vivir con el alma rota.
    Con todo cariño, un abrazo.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentario Rosa!!! Echaba de menos escribir y leer tus comentarios. Hay que parar, como dices bien, mirar atrás y recuperar los tesoros que se perdieron!!!.
      Como siempre, muchas gracias por leerme y òr tu comentario, Rosa

  3. Denise Martínez Botella dijo:

    Me ha gudtado mucho tu blog, pero masrme ha gustado la forma de tú narrativa. Es bueno que nos tengas en ascuas, hasta ver donde quieres llegar.
    La narrativa en si es interesante, ya que nos haces ver que ha pesar de tenr varias historias a la vez, no debemos de centrarnos en una sola, y procurar tener cubiertas las otras, ya que todas tienen algo de importante en tu vida.
    Y no dejar que entre invasores a desordenar, tus ideas, pensamientos, sueños y sentimientos, y todo aqur que sirve para tu felicidad.
    Procuraré edtar al tanto de esos invasores, ya que no deseo que nadie robe mis logros, y gusrdar a buen recsudo todo lo que para mi vida y mi existir es importante.
    Gracias Luís, no viene mal un toque de esto de vez en cuando para proteger la retaguardia, wue a veces dejamos desprotegidas, por otras cosas que nos deslumbra, pero en la realidad no tiene la importancia, …como estar atento por los cuatro costados. Un beso luis

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias a ti, Denise, por leerme y por el comentario!!! Es bueno cuidar todo aquello que nos rodea y que es valioso para nosotros, no distrayéndonos con las luces y los ruidos que nada nos aportan.
      Un abrazo inmenso y buena semana!!!

  4. Buena historia…Me quedo también con el ingenio de los invasores 🙂 Y estar siempre atentos! Saludos

  5. Muy bueno, y además muy bien contado. Gracias

  6. carlos dijo:

    Excelente como siempre, adornando el tema principal con entretenidas historias. Un abrazo.

  7. es la primera vez que visito tu blog. El artículo me ha resultado muy didáctico y ameno. Y además, he pasado decenas de veces por la carretera de Don Benito, viendo las ruinas del castillo de Magacela a lo lejos, y esta anécdota me lo acerca un poco más.

  8. Totalmente cierto, nos distraemos en cosas que no merecen la pena y dejamos lo realmente importante de lado. Me encanto, amigo. Besos a tu alma.

  9. Muito bom! Um excelente texto. Foco é uma coisa que não tenho focado na minha vida! Preciso rever isto! kkkkk

  10. melbag123 dijo:

    Esa canción es preciosa. Tomo nota.

  11. Como siempre, me encanta la narrativa combinada con el desarrollo personal, a veces en el camino nos desviamos de lo que es realidad importante.

    Hermosa canción.

  12. Hola Luis!!muy buena entrada me encanta la introduccion,y luego llegamos al desarrollo personal,¡genial! Gracias por compartir,un fuerte abrazo

  13. Ya te echaba de menos, espero que todo vaya bien. Me ha gustado mucho la entrada. Es muy importante centrarnos en lo que queremos y alejarnos de lo que nos distrae para realizar una buena búsqueda.Un cordial saludo

  14. Pingback: ¡El castillo de Magacela y las prioridades! | Site Title

  15. Hola Luis,

    Me ha parecido muy útil tu recomendación! 😉 , y es que pienso que a veces estamos tan fijados en las distracciones que son éstas (y no el verdadero obetivo, tema, camino …) las que nos conducen incluso a tener un día, mes, año, vida, Feliz o Desastroso!. Es difícil no dejarse llevar; sin embargo, creo sin duda que ¡merece la pena!.

    Saludos y Feliz martes!

  16. Isabel dijo:

    Llevas razón en tus palabras, aunque yo soy una persona qué mira alrededory aprendo de los errores. Lo que realmente me preocupa, es esta juventud…. Nuestros hijos, que los tienes a tu lado y solo se comunican por redes sociales con las personas lejanas y desconocidas… Quiero decir con esto, que ellos son los que bajan la guardia de su entrada principal, no se dan cuenta de lo que tienen a su alrededor, o lo peor de todo… No les importa, y asi les pasa que no ven las cosas pequeñas no las disfrutan, es una pena, y por mas que les aconsejas siguen ciegos…
    Yo recuerdo de niña, sentarme en una piedra en el campo y observar las hormigas, las flores el cielo, etc… Y decir…. Que bonito es, como trabaja la hormiga, como crecen las flores y que cielo tan grande y bonito….
    Siempre valore esas cosas que apenas nadie las ve.
    Ellos deberían aplicarse tus palabras y darse cuenta de los ciegos que están… Un saludo

  17. zamoranita dijo:

    Muy buena conexión, reconozco que al principio me pareció demasiado rollo pero ha merecido la pena leerlo, al final me has enganchado. Gracias

  18. No es normal en mi, pero me quede sin palabras.
    Esta entrada de tu blog me parece increible, la historia y el aprendizaje de la vida, de la experiencia personal, siempre van de la mano.
    Felicidades, sigo leyendo… Siempre tuya.

  19. Isidoro dijo:

    Practico, ameno y cierto, me ha encantado Luis. Enhorabuena

  20. Margarita Garcia Machuca dijo:

    Me ha encantado , muy buena exposición Felicidades

  21. Margarita Garcia Machuca dijo:

    Excelente me ha encantado , ésos valores que caducan en la sociedad de hoy día . Enhorabuena

  22. Mi querido Luis, cuánto tiempo sin leer tus fantásticas reflexiones!! Como siempre, magistrales. Un fuerte abrazo!!

  23. Josep Ramon Nus dijo:

    Te felicito por la fabula Luis, es cierto que la base es focalizar. Muy acertadas las preguntas para mantener la guardia. Gracias, sigue inspirandonos!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s