El sabio que disimulaba

Ayer por la tarde, tarde dominical, leyendo el artículo de Pablo Ordaz Muere Umberto Eco, el sabio que llegó al público me “saltó a los ojos” una de las frases de Juan Cruz con las que definía al gran escritor:

“Era un sabio que simulaba ignorar para seguir estudiando”

Inmediatamente surgió la necesidad de escribir esta entrada. Y estando escribiendo recibí la entrada del blog de Concha Zancada “Eh, tú listillo” donde, a modo de breve resumen, nos dice que las personas que se creen por encima de la media están sesgadas por no reconocer su ineptitud.

Luis Juli Aydillo

Y tú, ¿Vas de listillo o simulas ignorancia?

Durante bastantes años me he dedicado a la formación en distintas empresas y solía comenzar algunos de mis cursos con una foto de Harry Potter y su varita mágica. Cuando los cursos eran sobre diferentes habilidades (Comunicación, negociación, venta, hablar en público, etc.)  la introducción era similar:

Si tienes muy poca (o nula) experiencia lo lamento, no tengo varita mágica para que a partir del curso tengas el don de… la venta, la comunicación, etc. Si eres veterano lamento no decirte nada que ya no sepas, pues los cursos están sacados prácticamente todos de la observación de los mejores y de la aplicación de la lógica”

La pregunta es obvia:

  • ¿Por qué nos das el curso?

Y la respuesta es igual de consecuente:

  • Para que reflexionemos y “recordemos” lo que ya de por sí es lógico y quizás para que desarrollemos habilidades con modelos de éxito.

La respuesta de la inmensa mayoría de los asistentes siempre ha sido muy positiva, aunque siempre hay ese pequeño porcentaje de “listillos”, tal y como los denomina Concha Zancada, que no reconocen su ineptitud y se consideran por encima de la media. De la misma manera que los mejores colaboradores o asistentes a estos cursos siempre han actuado como el gran Umberto Eco simulando ignorancia para seguir aprendiendo.

Y tú, ¿eres listillo o simulas ignorancia?

Hoy nada mejor que oír el prólogo de Harry Potter interpretado por la orquesta de la BBC

 

©Luis Juli Aydillo

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a El sabio que disimulaba

  1. Siempre tenemos que estar predispuestos a dejar llenar nuestra “taza de té” . Muchas gracias por la mención.
    Concha Zancada

  2. Mariví dijo:

    Siempre he oído decir que la base de la sabiduría es la humildad. A través de la humildad un sabio aumenta sus conocimientos, deja entrar nuevas experiencias. Pero también a través del repaso y la repetición reaparecen datos que se habían olvidado, o una nueva manera de ver algo tras la experiencia adquirida o la maduración de una idea en nuestra cabeza. Por tanto, siempre es bueno disimular conocimientos porque te puede abrir nuevas rendijas😊👍🏻 Gracias por tus post porque me ayudan a pensar😊

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus comentarios MariVi. Cuando uno cree que lo sabe puede correr el riesgo de cerrar la mente a nuevas ideas. Cuando crees que puede haber otras soluciones uno abre la mente y esta se expande hasta el infinito. Por eso siempre es mejor parecer ignorante. Y estamos de acuerdo MariVi.
      Disfruta de la noche sabática y de mañana domingo.

  3. Lourdeslds dijo:

    Prefiero parecer ignorante para seguir aprendiendo, aunque hay personas que se hacen ignorantes para no hacer nada sin tener el mínimo interés de aprender, así no tienen responsabilidades, es decir “si no se hacer una cosa, no la hago, y así lo hace otro”

    • luisjuli2 dijo:

      Buena apreciación Lourdes. No es lo mismo aparentar ignorancia para seguir aprendiendo que para mí trabajar. Evidentemente es mejor serlo para seguir aprendiendo.
      Muchas gracias por tu comentario y disfruta del domingo Lourdes

  4. Inés dijo:

    Dársela de listillo (con prepotencia o como algo “lógico” por edad, experiencias, etc) es negarse a aprender…todo cambia, evoluciona o se prefecciona, por tanto…estancarse en el “ya no tengo nada q aprender”…o “qué m van a enseñar a estas alturas…”…supone negar nuestra evolución personal y profesional.
    Siempre se aprende porque la vida es una escuela q nunca cierra…por eso llegamos a “viejos” siendo sabios.

    • luisjuli2 dijo:

      Buenas tardes Inés, muchas gracias por leerme y comentar. En efecto, dárselas de listillo es negar la evolución personal, algo que todos necesitamos de manera continua!!!
      Un abrazo enorme y nos leemos!!!

      • rosamagarcia dijo:

        Algunos fariseos eran los notables de entonces, hombres relevantes… observadores minuciosos de la Ley… conocedores, sabios expertos en cuestiones religiosas. Jesús no les reprocha sus cualidades. Pero no soporta su orgullo ni su desprecio de los pequeños. Nuevas formas de hipocresía las tenemos cuando queremos exigir lo que nosotros no nos exigimos. Aparecer como superiores, disimulando nuestras carencias interiores. Recuerdo que hablaba con un amigo, profesor, del encanto que supone decir cuando nos preguntan algo que no sabemos: “no lo sé, lo estudiaré…”, la vulnerabilidad hace a la persona más atrayente, y no tiene que pasarlo mal disimulando al ir con la verdad por delante. Me respondió el profesor: “esto me atrevo a hacerlo ahora, cuando ya tengo un nombre, prestigio…” Y es que estamos en un mundo de apariencias… Desconfía de ti mismo si te crees perfecto, si, para ti ¡la verdad eres tú!

      • luisjuli2 dijo:

        En mi entorno laboral, decir que no sabes algo sorprende, pero se valora mucho la sinceridad. El que no sabe indaga, y por ese motivo aprende!!! Como decía aquel filósofo griego:
        “Si pregunto demuestro mi ignorancia… por un momento
        Si callo permaneceré ignorante de por vida”
        Dejemos de ser fariseos, como bien dices Rosa.
        Muchas gracias por tus acertados comentarios!!!
        Buena semana!!!

  5. antoncaes dijo:

    Mi abuelo que era muy listo (algo que siempre tendré en cuenta) No por que hubiera estudiado, no que va, no sabia leer ni escribir. no sabia de números pero no había quien le engañara con las perras (Dinero) Me decía que es de tontos dárselas de listo, aunque tampoco es de listos dárselas de tontos.
    En el primer caso porque siempre hay quien sepa más que tu y coja a las primeras de cambio.
    En el segundo porque te tomaran por tonto y no habrá manera de quitarte ese San Benito por mucho que luego demuestres saber.
    Siempre es mejor tener la mente abierta y dejar que entre el conocimiento cuando quiera. como se suele decir “Nunca te acostaras sin saber una cosa nueva” también un sabio dijo ” Nunca discutas con un ignorante por que te llevara a su terreno y ahí te ganara por experiencia”
    Todo esto me ha echo recordar una fabula que leí hace mucho tiempo, aquí os la dejo para quien le apetezca.

    • luisjuli2 dijo:

      Buenos días Antonio!!!! Qué listos los abuelos!!!! Me encanta el razonamiento que te daba. Esa sí que es toda una lección!!! Y, por supuesto, ser listo no tiene nada que ver con los estudios. He visto licenciados (incluso algún doctor) que es un ignorante. Y he aprendido de un pastor analfabeto que sabía más que ninguno de nosotros.
      Ahora mismo miraré la fábula que nos ofreces.
      Buena semana Antonio y, como siempre, muchas gracias por tus sabios comentarios.

      • antoncaes dijo:

        Hola Luis, después de de volver a leer este articulo me he acordado de un dicho japones. “Si no sacas de la cabeza todo lo que sabes, no dejaras sitio para aprender cosas nuevas”
        Buen fin de semana, :D:D

      • luisjuli2 dijo:

        Es sensacional tu frase, Antonio!!!!
        “Si no sacas de la cabeza todo lo que sabes, no dejaras sitio para aprender cosas nuevas”
        La desconocía y me parece de l0s más oportuna. Muchas gracias por tus siempre interesantes aportaciones Antonio.

  6. Saber que no se sabe, eso es humildad. Pensar que uno sabe lo que no sabe, eso es enfermedad. ¡chapo! por la entrada. Un cordial saludo

  7. Karina dijo:

    La naturaleza es sabia al darnos 2 oidos y una boca, si aprendieramos el arte de escuchar el doble de lo que hablamos, aprenderiamos y evolucionariamos el doble de lo que aprendemos .Saludos desfe Barranquilla-colmbia👍.

    • luisjuli2 dijo:

      ¡Qué ilusión! Un comentario desde Barranquilla; Karina. Tu bien lo dices, deberíamos escuchar muchísimo más y hablar menos, para así poder aprender mejor.
      Es un aprendizaje que nos compensa hacer, ¡la escucha activa!.
      Un abrazo transoceánico Karina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s