Y tú, ¿lloras?

No es la primera vez que os hablo de mis viajes a La Rioja. En esta tierra de viñedos, en los albores de la primavera, se da un fenómeno muy particular y desconocido para la mayoría de nosotros “El lloro de la vid”. Según finalizan los fríos días invernales y comienza a subir la temperatura media, las aparentemente muertas cepas comienzan a revivir. Las raíces comienzan a absorber el agua y nutrientes del suelo y, a través del tronco, hasta llegar en forma de savia a las ramas podadas.

  • ¡Luis! ¿No se te ocurrirá hablarnos de la agricultura enológica?
  • No te preocupes, hoy hablaremos de las emociones.

La naturaleza, que es muy sabia, nos muestra que la planta está con vida a través de signos externos. Se expresa mediante la savia que, al llegar a las heridas y cortes de la poda, llora en los extremos de las ramas. Estas lágrimas pueden llegar a derramarse hasta una cantidad de cinco litros en algunas plantas. Conforme van cicatrizando las heridas, va cesando este lloro. Progresivamente veremos las nuevas yemas, las hojas y los frutos que nos llevarán a la vendimia medio año después.

Luis Juli Aydillo

Y tú, ¿lloras?

  • Luis, no sé dónde están las emociones en todo esto.
  • ¡Todo llega, impaciente!

De la misma manera que la vid nos expresa lo que sucede dentro de ella mediante el lloro de la vid, nuestras emociones son una respuesta de nuestro organismo, ante diversas situaciones, provocándonos un cambio en nuestro estado y nos prepara para actuar. Este no es un tratado de psicología en el que vayamos a extendernos en las emociones. Hay muchas de ellas y clasificadas de diferentes maneras. Daniel Goleman nos describe las básicas:

  1. Miedo
  2. Enfado
  3. Tristeza
  4. Alegría
  5. Asco
  6. Sorpresa

Las funciones de las emociones son:

  1. Una señal para nosotros mismos.
  2. Nos preparan para actuar.
  3. Orientan nuestras relaciones.
  4. Controlan si todo es correcto.
  5. Dan pistas a los demás sobre cómo estamos.
  6. Nos ayudan a actuar frente a nuestro entorno.
  7. Nos enseñan a responder frente a diferentes estímulos.

Desgraciadamente vivimos en una cultura en la que expresar libremente las emociones está mal visto. Así sea en el mundo laboral o en las relaciones personales, nos acostumbramos y escondemos nuestras emociones y al ocultarlas nos desorientamos a nosotros mismos y a nuestro entorno.

No es la primera vez que oímos expresiones como:

“Es la gota que colmó el vaso”

“Ya no aguanto más”

“Nadie se va a dar cuenta de lo que estoy pasando”

“No tenía ni idea de que fulano estaba mal”

“Mengano estalló de una manera desproporcionada”

Y mil expresiones similares. Ninguna de estas expresiones se hubiese pronunciado si, como “emisores”, hubiésemos expresado nuestros sentimientos, o si, como “receptores”, hubiésemos estado atentos a las señales (en ocasiones muy escondidas) de quien tenemos delante.

Aprender a vivir las emociones con naturalidad, sin tratar de controlarlas, ni interrumpirlas, cambiarlas o evitarlas hará que nos sintamos mejor.

Reconocer, aceptar y gestionar las emociones nos dará siempre mejores resultados.

  • Luis, y ¿cómo puedo vivir con naturalidad mis emociones?

Es más sencillo de lo que parece:

  1. Obsérvate.
  2. Acepta tus sentimientos y dilos. “Estoy triste” o “esta situación me enfada” son pistas que todos los que te rodean entenderán.
  3. No te niegues a ti, ni a quienes te rodean, lo que te pasa.
  • Y ¿cómo gestiono las emociones de quienes me rodean?

Es parecido a “trabajar” nuestras propias emociones:

  1. Escucha con atención a quien tienes en frente.
  2. Pon nombre a lo que ves y no le quites importancia.
  3. Asiente a los sentimientos de tu interlocutor y, si dudas entenderlos, pregúntale.

Las emociones son como las goteras. Negarlas o reprimirlas no hará que desaparezcan y es el primer paso para que vayan a más (hasta colmar el vaso). Las emociones (como las humedades en una casa), si no las dejamos salir por un lado saldrán por otro, y en muchas ocasiones es en forma de trastornos orgánicos como insomnio, dolores musculares, malas digestiones, … Mas te vale arreglar “la gotera” en cuanto aparezca.

Hemos comenzado hablando de viñas y sus lloros. Aprende de la naturaleza y ten la naturalidad de expresarte. Será más fácil reaccionar adecuadamente, desde el inicio y tu organismo lo agradecerá con un mejor estado de salud.

No he encontrado mejor canción para hablar de emociones que Corazón partío de Alejandro Sanz, donde nos pregunta ¿Quién me va a entregar sus emociones?

©Luis Juli Aydillo       

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

Imagen de Transtender

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

49 respuestas a Y tú, ¿lloras?

  1. paloma dijo:

    Me parece una gran entrada Luis, aunque veo muy difícil poder seguir los consejos en esta ocasión. Nos han enseñado a no mostrar determinadas emociones, sobre todo, las negativas, para no ‘molestar’, para no herir, para no dar pistas de vulnerabilidad, etc.
    Así nos va…. las ‘goteras’ salen por todas partes.

    Un saludo

    • luisjuli2 dijo:

      Así es Paloma. Nos enseñan a no “molestar” o a no mostrar nuestra “debilidades” y luego lo pagamos de diferentes formas, con nuestra salud, con salidas de tono o con la insatisfacción de no sentirnos comprendidos.

      Un abrazo enorme y gracias por tu comentario Paloma

  2. Excelente Luis, reconocer las emociones y vivirlas es la única manera de liberarlas para sanarlas. Un gran abrazo.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por leerme y contestar Elizabeth. Las emociones hay que dejarlas fluir, al final son respuestas naturales de nuestro cerebro. Sirven para entender mejor a quienes nos rodean (o que nos entiendan mejor).
      Un fuerte abrazo Elizabeth

  3. yama63 dijo:

    Preciosa canción¡¡¡

  4. rosa garcia dijo:

    Sólo cuando entendemos nuestros sentimientos somos capaces de entender los de otras personas
    Tenemos muy en cuenta nuestro espacio intelectual y no sólo le hemos dedicado tiempo y esfuerzo, sino que incluso la valoración que hacemos de una persona pasa, en buena medida, por sus conocimientos y habilidades intelectuales. Desde la educación, tanto reglada como no académica, se nos ha motivado para que saquemos el máximo partido a nuestros recursos intelectuales.

    Nadie discute la necesidad de adquirir conocimientos técnicos y culturales para prepararnos (y reciclarnos) para la vida profesional, pero en una equivocada estrategia de prioridades olvidamos a veces la importancia de educarnos para la vida emocional. Aprender a vivir es aprender a observar, analizar, recabar y utilizar el saber que vamos acumulando con el paso del tiempo. Pero convertirnos en personas maduras, equilibradas, responsables y, por qué no decirlo, felices en la medida de lo posible, nos exige también saber distinguir, describir y atender los sentimientos. Y eso significa contextualizarlos, jerarquizarlos, interpretarlos y asumirlos. Porque cualquiera de nuestras reflexiones o actos en un momento determinado pueden verse “contaminados” por nuestro estado de ánimo e interferir negativamente en la resolución de un conflicto o en una decisión que tenemos que tomar.

  5. Materia pendiente, la de la gestión de las emociones. Los adultos no somos muchas veces de conseguirlo y se lo exigimos a los adolescentes. Un despropósito! Habría que ayudarles a identificarlas y a gestionarlas. Yo lo intento en mis clases pero a veces tengo que mezclar contenidos para hacerlo 😅😅
    En fin, como decía, es una materia pendiente!!

    • luisjuli2 dijo:

      Como docente admiro tu trabajo, Lidia. La teoría la sabemos todos los adultos… en teoría (y valga la redundancia). Acompañar a los alumnos en el reconocimiento y gestión de emociones es muy gratificante… aunque, por desgracias, los planes de estudio los marcan los contenidos, como bien dices, y no queda mucho tiempo para formar personas.
      Muchas gracias por tu comentario Lidia. Buena semana!!!!

  6. carlos dijo:

    Es un gran consejo, sólo que preferimos ser o parecer insensibles a mostrar el sufrimiento. Un abrazo.

  7. Una gran entrada Luis!! pero es cierto que no esta muy bien visto mostrar nuestras emociones, y la consecuencia nuestro cuerpo que es sabio se rebela y aparecen malestares.Gracias por compartir un abrazo

    • luisjuli2 dijo:

      Las emociones las tendemos a ocultar, sobre todo las que se llamaban negativas. Es una pena. Y, como el agua, si no se expresan de una manera se expresan por otra y al final nuestro cuerpo somatiza lo que no somos capaces de expresar de otra manera.
      Un saludo muy cordial, Maria, y muchas gracias

  8. Isabel dijo:

    Muy buena entrada. Creo que las mejores lágrimas son las que se vierten en silencio.Una buena llorera y te quedas nueva creo que la gente no está preparada para consolar es un marrón. Tendríamos que quitar esa constumbre de decirle a los niños.”los hombres no lloran”por que es mentira lloran y mucho.

    • luisjuli2 dijo:

      Tienes razón, Isabel. Escondemos las lagrimas y las consideramos “un marrón” para el espectador cercano. En muchas ocasiones no son necesarias palabras de consuelo, la simple compañía, una mirada o un abrazo en silencio pueden hacer mas que unas palabras con poco sentido.
      Un abrazo y buena semana Isabel

      • Isabel dijo:

        Luis no hay abrazo mi mirada que no traiga..¿por que lloras,que te pasa,un interrogatorio ?No sabemos callar!!. Recomiendo una alnohada ,lástima que no quepa en él bolso.jjjjjj

      • luisjuli2 dijo:

        Acepto tu opinión, pero prefiero (personalmente) un amigo silencioso que una almohada inanimada, pero cada uno tiene la forma de expresar y dejar fluir sus emociones, Isabel.

  9. Llorar limpia el alma!!, un desahogo que de vez en cuando hecho mano de ello, abrazos Luis!, excelente entrada

  10. Creo que algo muy importante también sería educar a nuestros hijos a no esconder esas emociones. Asi no andarán por la vida pensando que expresarse con el corazón será motivo de burla o rechazo por los demas.
    Un saludo!

    • luisjuli2 dijo:

      Así debería ser. Educar a nuestros hijos emocionalmente!!! En otro comentario nos hablaba Lidia de la tarea de los docentes en esta labor, es muy importante, pero donde debe comenzar cualquier educación, y más esta, es en casa con los padres.
      Muchas gracias por tu valiosa aportación!!! Un saludo!!!

  11. melbag123 dijo:

    Me has hablado con la música de Alejandro, quien es mi favorito desde que empezó. Te entendí alto y claro. Hay que saber expresar las emociones, ocultarlas hace más daño. Por eso nos dan toda clase de enfermedades. El stress mata. Gracias por la canción. Un abrazo.

  12. José Carlos Mena dijo:

    Enhorabuena Luis, como siempre magnífico. Un abrazo

  13. genial consejo!! a expresarnos se ha dicho!jeje

  14. MJBeristain dijo:

    Qué facil sería si a nuestro lado estuviera alguien que nos escuche como lo haces tú… Un fuerte abrazo.

    • luisjuli2 dijo:

      Me dejas sin palabras Maria Jesús. Para escuchar necesitamos, por lo menos, dos cosas, unos buenos oídos y unos buenos ojos, pues muchas veces es a través de los ojos con los que hablamos. Por lo que te leo sé que tu sabes escuchar!!!!. Dichosos quienes te rodean!!!
      Un abrazo

  15. marisol dijo:

    yo estoy empezando un proceso de aprendizaje para expresar emociones pero me encuentro en la

  16. marisol dijo:

    Me encuentro pañales….
    (.Perdón no había terminado y le he dado a la tecla equivocada).Necesito mucha ayuda para avanzar.
    gracias . Marisol

    • luisjuli2 dijo:

      Marisol, a todos nos ha pasado alguna vez que se nos cortan los comentarios jajajaj.
      Todos estamos en pañales en muchas ocasiones y todos necesitamos ayuda para avanzar. Ya sabes, en la medida de mis posibilidades, aquí me tienes.

  17. Aprender a gestionar nuestras emociones es el mejor paso que damos para ganar en salud y sobre todo para comprendernos y comprender a los demás. Como siempre muy buena entrada. Un cordial saludo

    • luisjuli2 dijo:

      Mariloli, bien sabes que la salud está incluida por las emociones. Desgraciadamente es un aprendizaje que a algunas personas les cuesta más que a otras, pero al final todos podemos aprender (y debemos aprender) a expresar y gestionar nuestras emociones. Un abrazo y buena semana!!!

  18. Poli Impelli dijo:

    Gracias, Luis!!!
    Cómo me encantaría tener más tiempo para no perderme ni una entrada tuya, pero te sigo siempre. Por allí alguien dijo “enseñar a nuestros hijos”. Justamente, lo tenemos que aprender, porque nadie nos lo enseña. Si yo fuera madre, comenzaría por allí, sin dudas. Es un aprendizaje que vale la pena para una vida sana y feliz. ¡Gracias!
    Abrazo Infinito, buena semana!

  19. Me encanta la manera en que introduces los temas, usualmente para mi estos temas son aburridos y ligero pierdo la atención, te cuento actualmente estoy en terapia neuropsicologica por déficit de atención y postergacion, me han dado libros con temas similares a tu entrada y jamas los termino, pero tu vas metiendo el tema poco a poco, narrandolo, comparándolo para que tu lector se quede en la lectura. Muchas felicidades!

    • luisjuli2 dijo:

      Eres muy amable Elia. La vida no deja de ser una narración, y en toda narración nos gusta que haya una metáfora, una historia, que nos cuente algo y que nos ayude a reflexionar. Gracias por pasearte entre mies entradas Elia. Te deseo un Buen Día.

  20. Me encanto este post. Es como dices vivimos en un mundo donde expresar los sentimientos negatibosesta mal. Donde a la fuerza debemos ser optimista aunque la situación nos sobrepase. Y esto ha llegado a tanto que durante el velorio de algún ser querido si se le ve llorando al familiar muchas personas le dicen: no llores, y sigue adelante,o la tipca frase: tienes que ser fuerte.

    Por eso a veces en un intento de animar a la persona nos olvidamos de comprender que estar triste en una situación como esta es normal. Y que lo mejor es sacar esa tristeza para que no se acumule en nuestro interior y nos haga daño.

    Se tiene un concepto erróneo del optimismo, muchas personad piensan que es hacer de la vista gorda ante situaciones de tristeza,desentenderse de ellas y enterrar nuestros sentimientos negativos. Cuando en realidad ser optimista esaceotae nuestras emociones, aunque sean negativas y aun así que ninguna nos impida salir adelante.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por leerme y comentar. En pocas palabras has hablado de emociones desde el conocimiento del profesional que eres. Esconder las emociones es como La avestruz que esconde la cabeza No soluciona nada!!!!
      Muchas gracias nuevamente por aportar conocimiento. A partir de ahora también te seguiré!!!
      Un abrazo inmenso!!!!

  21. Muchas gracias! En mi blog trato temas de psicología pero también con este toque persinal, porque a pesar de estudiar esta maravillosa ciencia no se puede excluir los sentimientos, porque precisamente en estas es que todo psicólogo debe enfocarse. Me pareció muy acertado tu articulo,muchas gracias.

    • luisjuli2 dijo:

      Es justo ese toque personal el que hace que no hables desde el punto de vista académico, sino del punto de vista personal. Y así es como yo también lo veo.
      Será un placer leernos!!!!

  22. Pingback: Y tú, ¿lloras? — La lagartija, el blog de Luis Juli Aydillo – Sonrisas Lore

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s