¡Pepinillos y escucha activa!

Dichosas aquellas largas vacaciones veraniegas. Siendo pequeño, al acabar el curso escolar, cambiábamos del pueblo en el Pirineo, en el que vivía todo el año, al pueblo  de mi madre en La Rioja. Días alegres donde nos reencontrábamos con abuela, tíos, primos… En esos días calurosos había sobremesas de los mayores mientras los pequeños trasteábamos por allí sin prestar demasiada atención a las charlas de los mayores. En alguna ocasión llegaba a nuestros oídos alguna conversación, palabras sueltas, que atraía nuestra párvula curiosidad. Una vez, mi tío Carlos, empezó a contar que había plantado unos pepinillos en la huerta. Estos pepinillos eran pequeños y no se necesitaba pelarlos para comerlos. ¡Y eran muy ricos!

  • Luis, ¿más batallitas de niños?
  • ¡No te imaginas lo que yo aprendí de los pepinillos!
Luis Juli Aydillo

¡Pepinillos y escucha activa!

Con esta información, y nuestras dotes deductivas, los pequeños llegamos a las siguientes conclusiones:

  1. Los pepinos nos encantan.
  2. Si los pepinillos son ricos, cuanto más grandes mejor.
  3. Habiendo pepinos grandes ¿porqué deberíamos comer pepinillos pequeños?
  4. Si los pepinillos no se pelan, los grandes pepinos posiblemente tampoco haya que pelarlos.
  5. Los pepinillos son verdes por dentro y son ricos, si los pepinos los cogemos verdes también estarán ricos.
  6. Si bajamos a la huerta podemos cogerlos directamente de la planta y comerlos a mordiscos, sin necesidad de ponerlos en la ensalada.

La conclusión: Al cabo de un rato, no mucho, y tras merendar varios pepinos verdes,  sin lavar ni pelar, aparecieron ciertos trastornos gastrointestinales que “alteraron con rotunda virulencia e inusitada frecuencia” las necesidades fisiológicas habituales.

¿Cuál fue nuestro error? Sin duda oímos a mi tío Carlos, pero no le escuchamos. No hicimos caso de la Escucha activa.

¿En cuantas ocasiones en nuestra vida oímos pero no escuchamos?

 Y lo que es peor, mientras que las indisposiciones intestinales tienen arreglo en pocos días, las “indisposiciones mentales” cuesta bastante más arreglarlas.

  • ¿Y qué deberíamos haber hecho?
  • ¿Qué pautas deberíamos haber seguido para ejercitar la escucha activa?
    1. Tener la atención puesta en la conversación y no compartirla con los juegos (en nuestro caso) o con el móvil (hoy en día), lectura u otras ideas.
    2. Mientras escuchamos no “deduzcamos” a la vez. Esperemos a recibir toda la información. Está claro que los pepinos y los pepinillos no se podían comparar.
    3. No deberíamos interrumpir al que habla, ni de palabra ni de pensamiento.
    4. Deberíamos escuchar a todos los que participan. Podemos hablar, claro, DEBEMOS HABLAR, pero no en exclusiva.
    5. Demostrar que escuchamos, mirando con atención al que habla, asintiendo (o no) en lo que dice. En nuestro caso probablemente haríamos más caso a las canicas en ese momento.
    6. Preguntando cuando algo no se entiende. No se nos ocurrió preguntar si los pepinillos se podían comer sin encurtir. O si era buena idea comer pepinos verdes, o…
    7. Parafraseando (o repitiendo) lo que creemos haber entendido, para cerciorarnos de que coincide el mensaje de mi tío con lo que nosotros entendimos. Si hubiésemos mostrado nuestras conclusiones sobre los pepinos, si los podíamos comer a mordiscos, con piel y todo, verdes y sin lavar, hubiésemos tenido una respuesta que nos hubiese evitado las frecuentísimas visitas al cuarto de baño.

No es lo mismo oír que escuchar

La escucha requiere un esfuerzo, y el esfuerzo trae una recompensa.

 

Siempre surge el comentario de que a mí no me escuchan, pero hoy no hablaré de esto, solo de ser yo quien escuche. Quizás mañana hablemos de cómo despertar el interés en el resto, pero hoy no toca.

Hablando de escucha no hay nada mejor que escuchar a tu corazón, y para ello nada como Roxette y su Listen To Your Heart  Para ti, por ti, pensando en ti.

©Luis Juli Aydillo                                

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

105 respuestas a ¡Pepinillos y escucha activa!

  1. Bueno pues una vez más estoy de acuerdo contigo Luis. No es lo mismo oir que escuchar, de la misma manera que no es lo mismo mirar que ver. Desgraciadamente no siempre se puede practicar esa escucha activa. Hay veces, que lo que queremos contar es tanto y nos falta tiempo, que nos atropellamos una y otra vez sin pararnos a escuchar realmente al otro. Y podemos mirar algo durante mucho tiempo, tenerlo delante y no ser capaces de verlo.
    Ojalá fuésemos capaces de escuchar un poco más y de ver en lugar de solo mirar.
    Un beso enorme y feliz martes Luis.
    P.D. Adoro esa canción!

  2. rosamagarcia dijo:

    Muchas personas piensan que oír y escuchar tienen el mismo significado. Hay una gran confusión entre los dos términos. Sin embargo, existen grandes diferencias entre oír y escuchar.
    Por una parte, oír es un fenómeno que pertenece al orden fisiológico, incluido en el mundo de las sensaciones. Nuestro sentido auditivo nos permite percibir los sonidos en mayor y menor medida. Oír es percibir las vibraciones del sonido. Oír es pasivo.

    Por otra parte, escuchar es la capacidad de captar, atender e interpretar la totalidad del mensaje del interlocutor a través del comunicado verbal, el tono de la voz y el lenguaje corporal. Escuchar es deducir, comprender y dar sentido a lo que se oye. Escuchando añadimos significado al sonido. En resumen, escuchar es oír más interpretar.

    Escuchar = oír + interpretar

    Las principales diferencias entre escuchar y oír son:
    •Escuchar pertenece al orden interpretativo del lenguaje frente a oír que se incluye en el territorio fisiológico.
    •Escuchar implica la interpretación del lenguaje dando significado al sonido versus a oír que conlleva percibir simplemente el sonido.
    •Escuchar es activo frente a oír que es pasivo. Podemos dejar de escuchar cuando queramos.
    •Escuchar implica la realización de un esfuerzo físico y mental. Mientras que para oír no es necesario dicho esfuerzo.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias Rosa por tu genial extraño explicación. Nos has dado una lección muy completa sobre oír y escuchar. La clave está en interpretar los sonidos para decir que escuchamos.
      Muchas gracias por tus afortunadas aportaciones Rosa Te deseo un buen día!!!

  3. lurda55 dijo:

    Hola Luis!. Bien interesante, sí señor. Sabes que opino: que escuchamos, muchas veces, en proporción directa a lo que nos interesa la conversación, lo que se nos cuenta. Es de malísima educación no prestar atención, pero lo hacemos. Yo, a veces, pienso que tanta información igual no cabía en mi “disco duro” y por eso…no recuerdo que me lo dijera/an… Es broma!!!. Suelo escuchar bastante, pero ESCUCHAR. Tambien tengo algunos conocido/as, tremendamente hiperactivos, que deducen, mientras hablo, o me interrumpen, o no les importa nada de nada…luego llega tener que volver a contarlo alguna vez, mas adelante; no sabes lo que me fastidia. En definitiva, es bonito escuchar, compartir y si se te pide, opinar. Un abrazo.

  4. lurda55 dijo:

    Ahhh, de qué parte del pirineo: navarro, aragonés o catalán???. Mis mejores recuerdos de niña los tengo de mis estancias en la Jacetania. Saludos.

  5. Genial!, tu entrada y los comentarios!! Sucede lo mismo cuando leemos, hay que leer entre líneas y saber extraer lo esencial de la lectura ( deformación profesional 😚).
    Por cierto, a mi me encantan tanto los pepinos como los pepinillos!!

    • luisjuli2 dijo:

      Jajajaja. A mí me encantan los pepinillos. Los pepinos desde entonces, sí puedo, evitó tomarlos.
      Como bien dices, María, hay que saber leer entre líneas y para hacerlo uno debe estar concentrado en la lectura.
      Muchas gracias por tus comentarios María.

  6. BERKANALUZ dijo:

    Como dice CALA, comunicador de la CNN, “EL ARTE DEL BUEN HABLAR ES SABER ESCUCHAR”…arte que hemos perdido, por falta de tiempo, siempre decimos…muy bueno el artículo LUIS, abrazos…

  7. Me agrada mucho tu publicación de hoy, en la realidad muchas personas distorcionan el mensaje porque no terminan de escuchar bien lo que se les dice.También hablar bien debería ser un arte, hablar de forma precisa y concreta. Abrazo y buen día Luisjuli.

  8. Carmen dijo:

    Buenas tardes Luis.
    Acabó de leer la entrada de hoy, que me resulta muy agradable su lectura.
    Empiezo por el final, gracias por el para, por y en, además de la precios a canción
    de Roxet.
    Escuchar al corazón, importante, tantas veces dormido
    Y cuántas veces oigo y no escucho? Cantidad de veces, parece que nuestra cabeza no puede parar un momento, se va enseguida a otra cosa. Aquí valdría el refrán, el que mucho abarca poco aprieta. Y claro llega la indigestión.
    Como siempre me gusta lo que escribes y cómo lo haces.
    Buen martes
    Y buena inspiración

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias, Carmen. La canción es especial, para je llegue al corazón. Lo de escuchar? Tenemos demasiadas cosas en la cabeza, y nos sobran (por lo menos en mi caso) la mayoría.
      Me alegro que te guste como escribo. Espero no defraudarte con futuras publicaciones Carmen.
      Un abrazo y feliz tarde!!!

  9. Y sin embargo todo en esta sociedad parece enfocado a un mayor aislamiento. Un grupo de amigos queda para tomar algo y cada uno está absorto en su móvil. Vivimos un tiempo extraño, pero imagino que ni en la época de matusalén se libraban de esto.

    Buena entrada.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias Óscar por tu comentario. Indudablemente el móvil juega en contra, pero no es el único culpable. La cantidad de estímulos externos que nos invaden son la disculpa perfecta para no escuchar. Al final depende de uno mismo ser capaz de escuchar.
      Un abrazo y feliz tarde!!!

  10. Reblogueó esto en Investigación, relatos, arte y literatura latinoamericanay comentado:
    Interesante escrito de LuisJuli sobre la escucha activa.

  11. laacantha dijo:

    ..La escucha requiere un esfuerzo, y el esfuerzo trae una recompensa…. Totalmente de acuerdo con el esfuerzo…y no tanto con la recompensa..jajajaja. A veces el dialogo se convierte en un monólogo intercalado…que te agobia muchisimo. Pero es verdad… saber escuchar es una gran virtud que poseen pocos. Y una gran ventaja en cualquier situación sea lo que sea..familiar , laboral, sentimental…Encantada de conocerle. Un abrazo

  12. melbag123 dijo:

    No, no es lo mismo, definitivamente. Hay que escuchar. Gracias por la canción y un abrazo.

  13. icástico dijo:

    Muy cierto. Oímos sin escuchar, miramos sin ver…y hablamos sin saber.

  14. Bea Ocach dijo:

    Hay una canción que dice: ´Cuando eramos niños sabíamos que el mundo era grande pero nosotros nos sentíamos más grandes´ y hoy, al leerte entendí eso, nos sentimos grandes por la terrible curiosidad, que nos hace experimentar y no escuchar, aunque creo que esto último lo trasladamos hasta la etapa adulta… nunca terminamos de crecer pero sin dudas, las lecciones de niños se nos quedan grabadas. Lectura fresca y recomendada. Gracias Luis!

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias, Bea. Preciosa la cita de la canción. La frescura de la niñez no es un defecto sino una virtud, que muchos se empeñan en sepultar de la niñez. Ojalá no perdamos esa forma de ver la vida… quizás añadiendo unas gotas de escucha activa 😄😄😄

      Gracias por la generosidad de tus comentarios, Bea

  15. Muy edifican te tu entrada amigo, escuchar es una virtud que no todos tenemos, y es importante que trabajemos en ello, muchas veces, la vida depende de ello.
    Gracias por compartir y por traer a mi mente bellos recuerdos.
    Preciosa la canción.
    Un abrazo grande

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus calidad palabras Esperanza. Es tan bonito escuchar!!! Es tan bonito mirar!!! Saber que tenemos a alguien delante que nos quiere contar algo!!!
      Gracias a ti por leerme y me alegro que te guste la canción!!

  16. Escuchar es un arte que nos pone en relación con la persona que habla. Es empatizar con el otro y para ello debemos dejar nuestro ego, nuestra ganas de dar consejos o soluciones y estar en actitud de escucha.
    Un cordial saludo

  17. Al releer la entrada me ha acordado de nuestros políticos, quizás les vendría bien comer unos kilitos de pepinillos y… durante la convalecencia aprender a practicar el arte de escuchar.

  18. lusalo14 dijo:

    ¡¡Súper, Luis!! Nos pasa con frecuencia en este mundo cada vez más veloz, tecnológico e individualista… Oímos, pero en verdad no escuchamos… ¡¡Un abrazo!! 🙂 😉

  19. lusalo14 dijo:

    ¡¡Además, lindo tema para recordar, de Roxette!! ❤

  20. teaforti dijo:

    Hola Luis, me ha encantado tu entrada.
    Además de escuchar, creo que hay que saber responder con respeto al otro, sin avasallar con el tan manido “tú lo que tienes que hacer…”.
    Un saludo,
    Ana

    • luisjuli2 dijo:

      Me encanta tu puntualización, Ana Es cierto, nos empeñamos en decir a los demás lo que tiene que hacer… y nos olvidamos de lo que tenemos que hacer nosotros.
      Muchas gracias por tu comentario Ana. Un placer auténtico.
      Un abrazo
      Luis

  21. Hola Luis!!!, Me es un gusto leerte nuevamente, me encantan tus publicaciones, he andado algo ocupadita,pero presente!!,lista para actualizarme, lo haré con calma porque bien vale la pena leerte con atención; estoy de acuerdo contigo hay que saber escuchar,no solamente oir, gran virtúd el escuchar, te mando muchos abrazos fuertes!!! fuertes!!!

  22. cmacarro dijo:

    Además de acotar el significado de lo que es oír frente a lo que es escuchar, de lo importante que es aprender a hacerlo, cosa que me recomiendo a mí mismo, hemos aprendido… que comer el pepino con piel es indigesto (salvo en algunos lugares específicos donde los pepinos se comen con piel, sin piel y de todas las maneras posibles) 😉

  23. Alice VACHET dijo:

    Thank you Google Translate for me 😉 Nice article !

  24. FlorProfusa dijo:

    Nunca hubiera imaginado la relación entre los pepinillos y el escucha activa, me maravilla cómo lo entrelazas y nos ofreces una gran lección. La cereza del pastel fué al escuchar esa canción de Roxette, una de mis favoritas y muy adecuada para esta publicación, gracias por compartirnos. Me uno a tus múltiples seguidores 😉

    • luisjuli2 dijo:

      Muchísimas gracias Flor. Si tenemos los ojos abiertos (y tu seguro que los tienes) podemos sacar aprendizajes de la vida diaria. Me alegro mucho que te guste la entrada y la canción que la acompaña.
      Muchísimas gracias por leerme, por comentarlo y por seguirme. Nos leemos!!!

  25. Carmen dijo:

    Oír, oímos todos, pero escuchar, eso lo considero un arte, realmente. Sobretodo en nuestros días, el arte de escuchar no está muy generalizado. Y tengo que decir, yo me incluyo en este aspecto también, aunque no demasiado, pero eso de escuchar, yo me siento a escuchar cuando habla alguien con algo realmente importante qué decir, algo que llega al alma, la mente, intento escuchar a mis amigos, y creo que no está mal. Pero podría estar mucho mucho mejor. Gracias por este artículo, Luis! Abrazos

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias Carmen por tu comentario. Afortunadamente eres del grupo de los que tenemos que mejorar jajajaja. Solo las máquinas (y no siempre) alcanzan la perfección. La escucha requiere un esfuerzo, sobre todo cuando la fuente que comunica no tiene mucho que aportar. Incluso en este caso se merece nuestro esfuerzo.
      Es un honor para mí que me leas y lo comentes Carmen!!!
      Te deseo un día sensacional!!!

  26. Leire dijo:

    Por desgracia, está cada vez más extendido el uso de “escuchar” como sinónimo fisno de “oír”. Y así nos va. Empanada mental que tenemos…

    • luisjuli2 dijo:

      Empanada de pepinos, como la que yo tuve de pequeño. Hoy en día muchos hablan de “escuchar” mientras no apartan la mirada de la pantalla del móvil.

      Muchas gracias por tu comentario Leire!!! Buen fin de semana!!!

  27. Cuesta, cuesta, practicar la escucha activa saludos j re

  28. A veces es mejor tan solo oir sin escuchar, es el poder de abstracción que se necesita a veces para no terminar con un debate no deseado.
    Trato de buscar la parte positiva, porque realmente, solemos escucharnos a nosotros mismos y muy poco a los demás.
    Felicitaciones, todo lo que me hace pensar me resulta satisfactorio 🙂

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentario Olga. Es cierto, en ocasiones nosotros, nuestro silencio, puede ser la mejor compañía. En esos casos no nos queda más remedio que cancelar el sonido y si no lo logramos por lo menos oigamos que no escuchemos.
      Indudablemente tu matiz es importante Olga.
      Disfruta de la tarde!!!

  29. Que sepas que te “escucho”

  30. sadire dijo:

    Jaaajjaaaaa noooo no es lo mismo oir que escuchar y de ahí muchas cosas mas que tendemos a confundir

  31. Pilar dijo:

    A mi también me encantaban esas largas conversaciones nocturnas de mis padres con amigos en los veranos que pasé en Onteniente. Era muy pequeña y me encantaba “oír” sus relatos aunque no fueran interesantes. Las conversaciones de los mayores siempre son fuente de interés para la gente menuda. Pero… soy de otra generación en la que se charlaba en la sobremesa, en la cena e incluso había un poco tiempo en el desayuno. Escuchar es despejar la mente de todos los prejuicios e ideas preconcebidas y no es nada fácil, pero con persistencia podemos volver a conseguirlo.
    Como siempre muy interesante tu exposición y también los comentarios que arrastras!!

    • luisjuli2 dijo:

      Qué delicia esas tertulias Pilar!!!. Hoy la “falta de tiempo”, las “tecnologías” y la televisión no ponen trampas para que no hagamos sobremesas. Afortunadamente hay una irreductible grupo de personas que seguimos disfrutando de una buena charla.
      Gracias por tus palabras sobre el blog y sobre los comentarios. Gracias a personas como tu que enriquecen el sencillo blog. Muchas gracias Pilar!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s