¿Ir a contracorriente?

Soy una persona afortunada, vivo al lado del mar y, siempre que puedo, lo disfruto. El mar es una fuente de inspiración. Hace pocos días, y no es la primera vez, un buen amigo me dijo que le costaba leer el blog y enfrentarse a la lagartija que aparece en el fondo. Dicho simpático animal le producía repelús. Me propuse cambiar la imagen, pero no quería dejar de ser fiel a mis principios, así que busqué inspiración en el mar y en el objetivo del blog. ¡La adaptación!

  • Luis, ¡no veo la relación entre la lagartija y el mar!
  • Lee y verás cómo enfrentarte a las dificultades del mar, de forma diferente a cómo se enfrenta la lagartija a sus depredadores.

Darse un buen baño en la playa es uno de los placeres que nos tiene reservado el paraíso terrenal. Jugar con las olas del mar es una delicia. En esos momentos algunos recuperamos nuestra niñez, nuestras risas… y la piel arrugada por el agua al salir del baño.

Luis Juli Aydillo

¿Ir a contracorriente?

  • Luis, ¿y que tiene que ver esto con adaptarse a las dificultades?
  • Sé paciente y lo verás.

En ocasiones, bien porque el mar se vuelve más bravo, o bien porque estamos en una playa más abierta o más desconocida, el baño nos puede deparar desagradables sorpresas. Una ola más fuerte de lo esperado que nos da un revolcón, una corriente que no habíamos notado, y de pronto notamos que nos alejamos de la playa irremisiblemente.

La vida es como esa playa a la que llega una corriente traidora, una ola que nos voltea. Cuando mejor lo estábamos pasando, perdemos el pie, todo gira a nuestro alrededor y perdemos la seguridad de nuestra vida. Nuestra estabilidad da un vuelco y todo son dudas e incertidumbres.

¿Y cómo enfrentarnos en la vida a esos cambios que no esperábamos? De la misma forma que nos debemos enfrentar a las corrientes en la playa.

  1. ¿Ir a contracorriente? No es una buena idea, aunque los tratados de psicología nos dicen que lo hagamos, te puedo asegurar que no es una buena idea. Salvo que seas un nadador excepcional, o la corriente muy, muy suave, ir contra la fuerza de la naturaleza te agotará, y, extenuado, te irás mar adentro o te ahogarás.
  2. ¿Dejarse llevar por la corriente? Tampoco es buena idea, pero es mejor que luchar contra ella. Aguantarás más en el agua, pero te alejas de la costa. Salvo que alguien te vea, la solución es poco halagüeña.
  3. Nada a favor de la corriente y separándote oblicuamente de ella. Esta es la solución. Cuando estés fuera de la corriente, podrás volver a la playa.
  4. Siempre que puedas, hazte ver y pide ayuda.

En nuestra vida, al igual que en la mar, enfrentarse a todas las dificultades de frente, solo y sin ayuda, nos puede llevar al agotamiento. Y, una vez agotados, no podremos avanzar. Dejarse llevar por el desánimo nos alejará cada vez más de nuestras metas, cada vez será más difícil llegar a una solución.

  • ¿Y qué solución propones, Luis?

En primer lugar, pide ayuda, la vida está llena de socorristas capaces de ayudarnos a salir del mal trance. En segundo lugar, busca prioridades, siempre hay obstáculos que es primordial solucionarlos y otros que pueden esperar. Por último, felicítate por cada pequeño triunfo que tengas, te dará fuerzas para enfrentarte al siguiente.

De la misma manera que la lagartija es capaz de recuperar su cola cuando la pierde, en el mar podemos aprovecharnos de la corriente para salir de ella. Cada situación de la vida requiere su propia estrategia. Y si no adivinas cual puede ser tu salida BUSCA AYUDA hay muchas personas a tu alrededor (muchas más de las que te imaginas) que estarán encantados de ayudarte.

Hay miles de canciones que hablan del mar y de olas, pero hoy voy a traer una canción de Alex Ubago, No te rindas Tiene varios versos muy motivadores:

“No te pares a buscar caminos que no tienen final”

“No te caigas, no desistas,

vuela alto, no te rindas”

“No permitas que tu vida

pierda el fuego que tenía”

“Su vida ha dado un giro,

ya nada es lo mismo,

pero nadie dijo miedo”

©Luis Juli Aydillo       

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

 

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

68 respuestas a ¿Ir a contracorriente?

  1. isabelmihermana dijo:

    Buenos días!!
    hermoso post, me ha encantado comparar la vida con el mar, las olas y nadar, e ir contra corriente. La vida es muy dura a veces y nos faltan fuerzas para seguir nadando y la verdad hay personas que en vez de echarte un flotador, te ponen el pie al cuello.
    Venga gracias por este optimista post.
    Saludos de cine

  2. rosamagarcia dijo:

    La novedad de Dios no se asemeja a las novedades mundanas, que son todas provisionales, pasan y siempre se busca algo más. La novedad que Dios ofrece a nuestra vida es definitiva, y no sólo en el futuro, cuando estaremos con Él, sino también ahora: Dios está haciendo todo nuevo, el Espíritu Santo nos transforma verdaderamente y quiere transformar, contando con nosotros, el mundo en que vivimos. Abramos la puerta al Espíritu, dejemos que Él nos guíe, dejemos que la acción continua de Dios nos haga hombres y mujeres nuevos, animados por el amor de Dios, que el Espíritu Santo nos concede. Qué hermoso si cada noche, pudiésemos decir: hoy en la Universidad, en casa, en el trabajo, guiado por Dios, he realizado un gesto de amor hacia un compañero, mis padres, un anciano. ¡Qué hermoso!.
    Recuerdo con mucho cariño mis baños en el Sardinero. Íbamos todos los veranos.
    Un abrazo.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentarios Rosa. Es cierto, para mucha gente no hay nada como la mano de Dios para salir de esa corriente. Y de los hombres que le representan en la tierra. Cualquier ayuda es buena para salir de un mal trance. Dejarse ayudar y no negarse a ser ayudado.
      Me alegro que tengas buenos recuerdos del Sardinero, los recuerdos nos dan esos momentos agradables de recuerdo.
      Un abrazo enorme Rosa

  3. cmacarro dijo:

    Grandes consejos. Aunque creo que solo aprendemos a capear la vida cuando vamos teniendo cierta edad. Es difícil hacerle entender a alguien de 20 años que tenga paciencia para nadar a favor de la corriente en oblicuo, pues tiene en mente y no ve otra cosa que el camino corto aunque tenga que ir en contra de la corriente.
    Yo también amo el mar. Permíteme que te “avasalle” con un párrafo de mi próximo libro, a ver si te gusta:

    “… El azul brillante y nítido del cielo iba perdiendo intensidad de forma gradual y se oscurecía paulatinamente, más cuanto más al este, acercándose sin prisa a esos cinco minutos mágicos en los que se funde en el horizonte con el color del mar, sin quedar claro dónde acaba uno y donde empieza el otro, cuando los espíritus se suspenden en un halo de misteriosa ingravidez y el ánimo queda sobrecogido e impresionado por ese milagro diario del atardecer en el Mediterráneo, amalgama de colores y regalo de la naturaleza tristemente ignorado por lo cotidiano.
    Una vela blanca lejos, muy lejos, cruzaba rozando la apenas perceptible línea del horizonte, lentamente, de sur a norte, con destino casi seguro al puerto cercano de Águilas, donde amarraba un gran número de los barcos de recreo que navegaban por aquella parte de la costa.
    El corazón y la mente de Jorge se inundaban de paz y serenidad. Sabía que era una sensación fugaz que desaparecería con la misma solemne celeridad con la que había llegado. Pero esa sensación era harto confortante y conseguía recargar sus baterías emocionales por algún tiempo. Después se conformaría con el recuerdo. Y más tarde, cuando se encontrara de nuevo en la estresante Madrid, agobiado con el trasiego diario del trabajo y los interminables atascos, incluso el recuerdo del recuerdo del mar tendría que ser suficiente…”

    • luisjuli2 dijo:

      La madurez tiene alguna ventaja (muchas para mi, pues el que no se consuela es porque no quiere) y una de ellas es saber salir de las corrientes (por lo menos saberlo de forma teórica)
      Sobre el párrafo? Me encanta como describes el mar, y esa corriente que te devuelve al Madrid agobiante. Tu descripción es tan detallada que me estoy paseando entre los barcos de Águilas.
      Un abrazo inmenso y muchas gracias por compartir un esbozo de tu libro. Ye dirás cuando y cómo lo publicas.

  4. No me hables del mar, háblame de otra cosa que no sea lo que cada día me despierta, me inspira, me da sosiego. Una suerte tenerlo cerca y tenerlo ahí paran que, de una manera u otra, hacerlo sentir a todos los que de una forma u otra lo tienen lejos. No podría vivir lejos de él. Y por supuesto y como bien dices jamás hacerle frente. Me ha encantado ya sabes que yo lo llevo en casi todos mis post. Buen día.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias, Mar. Yo nací a miles de kilómetros del mar y casi siempre viví lejos de él. Mis últimos años tengo la fortuna de ser lo primero que veo al mirar por la ventana cada mañana.
      Un abrazo y aprendamos del mar!!!!!

  5. Demasiadas veces las cosas en la vida no son todo o nada, blanco o negro, a favor o en contra… A menudo la solución pasa por encontrar terceras opciones, miradas oblicuas, matices, pensamiento lateral…

    Y la humildad para pedir ayuda es fundamental también

    Gran lección.

    Me ha encantado la referencia a la canción de Alex Ubago, que es preciosa.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus palabras Hermes. Tienes toda la razón, las cosas no son ni blancas ni negras, siempre hay un termino medio en el que está la virtud.
      Alex Ubago nos aporta una canción con una letra digna de escucharla, independientemente de los gustos musicales de cada uno. A mi me encanta.
      Un abrazo enorme Hermes!!!

  6. José Carlos Mena dijo:

    Bonita entrada, me ha encantado. Feliz día Luis. Un abrazo

  7. ¿Rendirse? ¡Jamás! Tienes razón. Quizá la mejor solución sea aprovechar la corriente para que te acerque a tu objetivo. Solo que hay veces que la corriente es tan fuerte que no puedes lograrlo. Entonces, ¿cuál es la solución?

    • luisjuli2 dijo:

      Cuando la corriente es demasiado fuerte es cuanto más debemos conservar la calma. Cualquier atisbo de nerviosismo nos puede restar energías para alcanzar nuestra meta.
      La solución? Pedir ayuda y, mientras nos apartamos de la corriente, esperar que acudan raudos y veloces.
      Muchas gracias por tus comentarios Ana. Me haces pensar!!!

  8. Vaya por delante que te envidio, adoro el mar y me encantaría verlo a todas horas aunque soy de tierra adentro (nací en Bogotá y vivo en Madrid), las vacaciones al lado del mar me saben a poco. Pobre lagartija, a mi me caía muy bien.
    Efectivamente adaptarse no es fácil pero ya Darwin vio que la especie que no se adapta, está condenada a la extinción. Esto visto así y de modo colectivo es sencillo pero cuando se trata de la persona, que duros son los cambios y adaptarnos a ellos.
    Gracias por compartir y un abrazo

    • luisjuli2 dijo:

      No te preocupes por la lagartija, ya sabes que siempre está cerca. Unas veces busca el sol, otras se esconde entre las piedras.
      Hablando más en serio, es básica la adaptación. Sin ella estamos condenados a extinguirnos, como bien recuerdas la frase de Darwin.
      Un abrazo inmenso Claudia

  9. 76sanfermo dijo:

    Yo te sigo siempre pero hubo dos veces en que no me salió postar un comentario en tu blog….
    Adaptarse es el secreto que nos salva la vida …
    Gracias

  10. melbag123 dijo:

    Excelente entrada, Luis. Muy inspiradora. Un abrazo. Entiendo de lo de la lagartija, pero a mi también me daba cosita. Me gusta más el mar.

  11. Junior dijo:

    Luis yo tambien soy un afortunado, vivo al lado del mar, una gran belleza, aunque yo soy más de campo. Me encanta. Saludos y feliz miercoles.

    • luisjuli2 dijo:

      Jajajaja, yo sí que soy de campo, Junior. Y eso no está reñido con ser de mar.
      Un abrazo enorme, un abrazo de “mar y montaña” como dicen ahora de los platos “modernos”

  12. periko523 dijo:

    YO TENGO UN PROBLEMA BASTANTE GRANDE Y POR DESGRACIA NECESITO MUCHA AYUDA Y POR SUERTE LA TENGO

  13. Excelente mensaje das, muy claro.
    La vida es con altos y bajos, no siempre es fácil salir adelante, pero nuestra tenacidad y fortaleza, son primordiales para lograr encontrar la pendiente correcta. Algunas veces nos equivocamos, pero de ello se aprende.
    Hay muchas veces en que nos vemos un poco extraviados, es allí donde la vida nos muestra angelitos que nos tienden la mano y si somos capaces de ver nuestra fragilidad tomaremos esa mano para continuar.
    Gracias Luis por compartir riqueza para el alma.

    • luisjuli2 dijo:

      Gracias a ti por leerme y por comentar, Viviana.
      La vida está llena de altos y bajos, y nos equivocamos, como bien dices, en muchas ocasiones. Afortunadamente eso nos han humanos. El tener una mano amiga, a la que asirnos en estos momentos, siempre es agradable.
      Un abrazo inmenso y gracias por venir a mi casa, Viviana!!!!

  14. Este artículo me ha llegado por algo, en este momento que no es bueno, y hasta ahí te puedo leer. Gracias porque he sido niño y he leído la clave a mi situación. Ayuda

    • luisjuli2 dijo:

      Me alegro que te llegue en un buen momento. Si necesitas ayuda, y te puedo ser de utilidad, contáctame en privado por correo (lo tienes en mi mismo blog) o localízame en las redes sociales y contactamos.
      Un placer c conocerte Julio Antonio

  15. Precioso post!! Comparto tu pasión por el mar… Te seguiré muy de cerca, me ha encantado como escribes. Un saludo!😘

  16. Muy bonita la entrada. Yo utilizo el símil del mar y el continuo fluir de las olas en las meditaciones y en las charlas para hablar de los problemas a los que cada día nos enfrentamos. Me encanta el mar y todo lo relacionado con él, aunque en Sevilla sólo tenemos el río Guadalquivir.
    En fin las cosas son como son, de nosotros depende cambiarlas o aceptarla en la medida que podamos. También podemos buscar ayuda, una mano amiga o profesional siempre es bienvenida.
    Nadar contracorriente o dejarse llevar por ella tampoco es buena idea, lo mejor es encontrar el equilibrio y eso no es fácil pero cuando se consigue nos damos cuenta de que ha merecido la pena la búsqueda porque normalmente salimos fortalecidos.
    Aunque a mí nunca me han gustado las lagartijas verla como cabecera del blog me ha ayudado a verla desde otra perspectiva y ha terminado gustándome.
    Un cordial saludo

    • luisjuli2 dijo:

      Hola Mariloli!!!! Muchas gracias por tus palabras. En Sevilla no tienes mar, pero dispones del mayor puerto fluvial de España, y del archivo de Indias, donde quedaba reflejada toda la actividad propia de surcar los mares nuestros barcos. Así que estás muy vinculada al mar, y basta conque te dejes caer por el Guadalquivir abajo jajajaja.
      Buscar el equilibrio y dejarse ayudar, tal y como nos comentas, son claves para acercarnos a nuestros objetivos.
      Ya sabes que la lagartija sigue por ahí escondida!!!
      Un abrazo y buena semana.

  17. MJBeristain dijo:

    Me ha gustado mucho esta entrada. Soy de Mar, amo su rugido y su silencio, su bravura y su temple, sus colores. Imagino la “salida” surfeando en diagonal las grandes olas estos días. Una hazaña para los que no se rinden nunca. Intentarlo de nuevo. Salir adelante con la siguiente ola, oblicuamente perfecta. Un abrazo inmenso Luis.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus palabras, María Jesús. Estos días, en los que el mar es tan fuerte, nos damos cuenta de lo pequeños que podemos llegar a ser. A pesar de las olas enormes, vemos cómo los surfistas son capaces de aprovecharlas y disfrutar con lo que puede aterrorizar a muchos.
      Un abrazo volando para Donosti, Maria Jesús.

  18. Bueno, ya sabes que aplico un dicho para todo ( no me riñas, soy muy cansina). Pues ahí va el que se ajusta a tu reflexión: ” Tes que barrer cando fai aire”. Hay que aprovechar siempre la coyuntura.
    Como de costumbre, una entrada fantástica y unas reflexiones excelentes.
    Un abrazo, Luis

  19. Leonor dijo:

    Me ha gustado mucho tu blog.
    Nuestra vida es como un mar, exactamente. A veces serena y otras veces tratando de “surfear” tantas olas, sin contar las tempestades imprevistas.
    Me recordaste cuando de niña, con la excusa de enjuagar una toalla ( no me dejaban entrar más al mar pues había entrado ya, muchas veces) casi me ahogo. El mar casi me devora, pero me devolvió y aquí estoy.
    Gracias por tu blog.
    Seguimos comunicándonos ( si te parece bien).
    Un abrazo!

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentario, Leonor, y por compartir tu experiencia de pequeña.
      El mar es maravilloso, es una preciosidad, aunque hay que tenerle el debido respeto para evitar incidentes desagradables.
      Si aprendemos a “surfear”en nuestras vidas, disfrutaremos de las olas, iremos más rápido, y alcanzaremos con más facilidad nuestras metas.
      Sin duda seguiremos comunicándonos Leonor.

  20. zamoranita dijo:

    Rendirse no es una opción ; que buenos tus diálogos. Muchas gracias

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentario Zamoranita.
      Los dialogos surgen de mis propias dudas. Gracias por confirmar que rendirse no es nunca una solución.
      Un abrazo inmenso!!!!

  21. tienes razón luis todavía hay gente que se brinda sin pedir nada a cambio lo hace de gran corazón que tienen y debe ser esto es lo que no permite que todo este mal en este mundo

  22. Estrella RF dijo:

    Tienes razón, Luis, cuando las cosas se tuercen, hay que tener mucha mano izquierda para capear el temporal. Si hasta Dios escribe derecho con renglones torcidos, deberemos tomar esa enseñanza pues a veces hay que ir rodeando los obstáculos para llegar a buen puerto.
    Es verdad que siempre hay gente dispuesta a ayudar, pero el problema está en que te piensen fuerte y que no necesitas ayuda, aunque lo pidas a gritos.
    Un abrazo, muy buena entrada, para reflexionar, como nos tienes acostumbrados, Luis.

    • luisjuli2 dijo:

      Es un riesgo, que te vean fuerte y por eso no te ayuden. También es cierto que, en ocasiones, somos nosotros mismos los que no somos asertivos en la solicitud de ayuda.
      Un abrazo enorme, Estrella, y gracias por leerme y comentar.

  23. Interesante. Ni a favor, ni en contra. Salir oblicua puede ser interesante. ¿Qué tal eso de aprovechar su energía? Canalizar, adaptar según interés sin cambios los principios.

    • luisjuli2 dijo:

      Hermes, es cierto, hay que buscar salidas “oblicuas”. La realidad no es ni blanca no negra, es una amplia gama de grises, desde los matices más claros hasta los mas lúgubres oscuros. Busquemos siempre alternativas medias y no extremas.

  24. natuurfreak dijo:

    Well done Good article

  25. tachimio dijo:

    Buona serata caro Luis. Come stai ? Un abbraccio. Isabella

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s