¡Qué mala suerte tengo!

Es increíble la mala suerte que tengo, y encima hoy es martes y trece, un gato negro (vecino de la urbanización para más señas) se ha cruzado al salir del garaje y, por si no fuera poco, al salir del coche he pasado por debajo de una escalera. Algo tendré que hacer para cambiar mi sino.

  • Luis, no me digas que eres supersticioso.
  • No, no lo soy. Hablaba en “modo” irónico.

La verdad es que es mucho más fácil culpar a factores externos que a nosotros mismos de nuestra situación, del momento por el que pasamos. Y mientras pienso en mi mala suerte, evito moverme, actuar, buscar soluciones. Con culpar al Karma, a los hados, o simplemente al tuerto que nos ha mirado, es suficiente para permanecer sin hacer nada. Y mientras nos sucede todo lo malo, la resignación, la impotencia, nos paraliza y nos puede llevar al más oscuro de los pozos.

Luis Juli Aydillo

¡Qué mala suerte tengo!

En cualquier caso, os voy a pasar una serie de sortilegios, hechizos y amuletos que son fundamentales para salir del mal fario:

  1. Cuando algo te vaya bien (y SIEMPRE hay algo que nos ha ido bien en nuestra vida) no ha sido la buena suerte, ha sido tu voluntad, tu dedicación. El éxito suele llegar siempre tras el esfuerzo.
  2. Recuerda que nada es eterno, ni lo bueno ni lo malo. Disfruta de lo bueno cuando lo poseas y lucha por salir de lo malo cuando te llegue.
  3. No entres en una espiral negativa de la mala suerte. Analiza porqué has llegado dónde estás y mira qué puedes hacer.
  4. Si donde estamos “tenemos mala suerte” tendremos que salir de nuestra área de confort. Todo cambio implica energía y asumir riesgos. Seguro que si no salimos de donde estamos es más una cuestión de cobardía que de los astros.
  5. Rodéate de gente positiva y huye de los que sean negativos. Tras la gente que resta solo verás “mal destino” en lo que te rodea. Y los positivos te ayudarán a ver soluciones que no percibimos.
  6. Un estado de ánimo pesimista nos hace perder concentración y los accidentes nos suceden con más frecuencia (y con más lógica) Cuando te falta concentración es más fácil que tengas pequeños accidentes, que se te caiga un vaso, que te cortes o que te des un golpe con el coche. No culpes al mal de ojo, culpa a tu concentración.
  7. Definitivamente, en la vida hay situaciones que no nos gustan. Enfermedades, accidentes que nos alcanzan, empresas que quiebran… Si nos llegan (o si los evitamos) no es cuestión de buena o mala suerte, es estadística pura dura, ley de probabilidades.

CONCLUSIÓN:

Construye tu propio futuro y deja de culpar a la mala suerte.

Mientras culpas a la suerte pierdes la oportunidad de buscar soluciones

Si busco una canción que hable de la mala suerte no hay tema mejor que Tocar madera de Manolo Tena. Nos hace un buen repaso de las supersticiones más frecuentes de nuestro entorno. Y nos sugiere “Tocar Madera”.

Mientras escuchas a Manolo Tena no se te olvide buscar cómo salir de tu mala situación, o recuerda que si estás bien no es suerte, es esfuerzo y lucha cotidiana. ¡Disfruta!

©Luis Juli Aydillo      

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

 

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

60 respuestas a ¡Qué mala suerte tengo!

  1. Pingback: ¡Qué mala suerte tengo! | " Una Voz en el Silencio "

  2. Marivi dijo:

    De bien pequeńa escuchaba mucho sobre supersticiones. Como Me encantan los animales en general y los gatos en particular, sufría mucho sobre los oscuros pensamientos q se generaban alrededor de los gatos negros, me dolía. Cuando siendo niña con conciencia llegó mi primer martes y 13, mi carácter práctico me llevó al siguiente experimento: si no me pasaba nada extraordinario a nivel negativo ese día, definitivamente pasaría al grupo de las personas NO supersticiosas (salvando por tanto definitivamente a los gatos negros de la pesada carga q les han colocado). No pasó nada. Fue un día más. He de decir q , curiosidades de la vida, cosas muy muy importantes de mi vida me han ocurrido en martes y 13. Por supuesto mi primera gata era negra😊

    • luisjuli2 dijo:

      Al final, Mariví, quien cree en las supersticiones y en la mala suerte acaba teniendo razón, y me explico. Si algo te va mal y no haces nada la situación no mejorará… y todo irá a peor… y tendremos razón al quejarnos de la mas suerte. La suerte, buena o mala, no es más que una serie de sucesos que nos acontecen. En algunos casos no tenemos opción de cambiarlos, pero en otros si. Si no hacemos nada todo irá a peor.
      Tu experimento… daba el resultado que cabía esperar… y si algo hubiese ido mal la culpa no seria del obre gato.
      Un abrazo, Mariví

  3. Junior dijo:

    Luis tenemos la costumbre, siempre de echar la culpa a los demás, sea gato o sea lo que sea. Mala suerte se tiene, pero es la vida, que nos das, cosas buenas y malas. Me gusto mucho tu entrada. Feliz martes y esta noche trabajo, eso es mala suerte,, seguro se me cruzo un gato reglo jajaja.

    • luisjuli2 dijo:

      Siempre es más fácil buscar culpables fuera, Junior. Tienes toda la razón. Yo estoy seguro que tienes buena suerte… tienes trabajo… aunque seguro que tu esfuerzo y buen hacer algo tiene que ver. Que trabajes hoy, precisamente, la culpa no la tiene el gato… la tiene que hoy es martes y trece jajajajaj
      Un abrazo inmenso y gracias por tus palabras

  4. Genial, Luis. Tengo siempre presente en este tema de la buena o mala suerte el fantástico libro a modo de cuento de ROVIRA.
    Un abrazo.
    Sigo teniendo problemas con los avisos de tus publicaciones. No me llegan!

    • luisjuli2 dijo:

      María, me encanta el libro de la buena suerte de Rovira. Es todo un referente.
      Sobre las notificaciones a mi me pasa con algunos blogs y desconozco cual es la causa.
      Un abrazo María

      • Cuestión entonces de paciencia y de llegar por otras vías, es decir, a través de otros blogs.
        Un fuerte abrazo, Luis.

      • luisjuli2 dijo:

        Para tu info, los martes, pocos minutos antes de las ocho AM suelo publicar. Yo, mientras tanto, seguiré disfrutando de tus entradas tan cuidadas y de los dibujos que haces

      • Gracias por la información, estaré atenta. La verdad es que el tiempo siempre me queda corto para leer y comentar. Trato de llevar un ritmo y de organizarme pero aún así no consigo leer todo lo que quisiera. De todos modos, tus publicaciones no me las quiero perder por nada, son fantásticas, como un soplo de positivismo que animan y ayudan a seguir.
        Un fuerte abrazo, Luis.

      • luisjuli2 dijo:

        Muchas gracias por tu opinión, María, me halagas.
        La verdad es que a todos nos falta tiempo ara leer todo lo que nos gustaría. Las tuyas también las acabo leyendo de varias en varias. Como decía aquel ¡organización!

      • Jajaja!! Cierto! Mi cuñado dice “Menos samba e máis traballar” Pues eso, habrá que organizarse mejor.

      • luisjuli2 dijo:

        Jajajaaja Buenísimo dicho. Me lo apunto María!!!

  5. La Rubia dijo:

    Totalmente de acuerdo. La “mala suerte” forma parte de nuestra vida y como tal, debemos hacerla frente de alguna manera. A veces, con cambiar el punto de vista sobre algo, es suficiente. Un abrazo

    • luisjuli2 dijo:

      ¡Cambiar el punto de vista! Esa es una de las claves. Quejarnos de “la mala estrella” es huir del análisis honesto, de la autocrítica en algún caso. Lamentablemente no solemos hablar de la buena suerte, la mayoría achacan a su buen hacer su “buena suerte”.
      Un honor tu visita a mi casa “La Rubia”

  6. lisemelino dijo:

    Mal suerte, buena suerte, ¿quien sabe? Lao Tseu Leyenda.

    Un abrazo para ti…

    • luisjuli2 dijo:

      Cada uno tiene su propia opinión, pero yo creo más en las estadísticas, en las probabilidades, pero, sobre todo, en el esfuerzo (o la falta de él)
      Muchas gracias por tu comentario!!!

  7. melbag123 dijo:

    Me encanta este tema. No hay mala suerte (aunque aveces se tienta uno a pensarlo. Pero no, no la hay. Hay falta de propósito, de espíritu de lucha, malas decisiones. Eso sí hay. Un abrazo Navideño y… En martes 13: no te cases, no te embarques, ni de tu novia te apartes.

  8. carlos dijo:

    Tengo mis dudas respecto a los martes, he sido advertido está mañana por un contertulio del paseo, algo agorero el hombre, espero que alcance indemne el miércoles. ¿En el fondo no será algo parecido a lo que sucede con los pelirrojos, que te pones a buscarlos y los encuentras hasta en la sopa? En cambio pelirroja ni una. Un abrazo.

    • luisjuli2 dijo:

      Seguro que es así!!! Cuando piensas en ello empiezan a aparecer, pelirrojos, con muletas o con sombrero. Buscar conscientemente algo hace que aparezca!!!! Lo mismo que la mala suerte Carlos.
      Un saludo!!!

  9. Voluntad y dedicación. Me quedo solo con eso que para mí lo resume todo. Lo demás…bueno yo no soy nada supersticiosa. Lo que tenga que venir vendrá estés donde estés y andes con quien andes. Feliz noche.

  10. Ana Fernández Díaz dijo:

    Bueno pues yo si creo que hay veces que la suerte no depende de nosotros. A veces, todo se cruza y hay que aceptarlo. Lo bueno es esa frase que dice que nada es eterno, ni lo bueno, ni lo malo.
    Un abrazo Luis

    • luisjuli2 dijo:

      Es cierto que hay cosas que no dependen de nosotros, llamémoslo suerte o azar. El problema es creer en ella (buena o mala suerte) a pies juntillas y por ella olvidarnos de buscar soluciones.
      Un abrazo Ana y gracias por tu visita 🙂

  11. Si. A veces uno piensa : que mala suerte 😦 y otros dicen de ti: que buena suerte tiene! Y después… Lo que dices : aprovechar la buena suerte cuando llege y atravesar pronto la mala.

    • luisjuli2 dijo:

      Pepa, en nuestra cultura achacamos a la suerte lo bueno y malo. Pensemos que las situaciones son efímeras, y disfrutemos para qué se mantengan o peleemos por salir de ellas, pero no nos quedemos quietos.
      Un abrazo y feliz descanso Pepa!!!

  12. rosamagarcia dijo:

    Richard Wiseman, luego de investigar la psicología de la suerte y concluir en que es nuestro cerebro quien la determina, decidió fundar una escuela donde se enseñara que nadie nace con buena o mala fortuna. En sus clases, al igual que en su libro Nadie nace con suerte, enumera cuatro principios que influyen en la fortuna que pueda desarrollar un individuo.

    El primer punto es que las personas afortunadas son expertas en crear oportunidades. Esto lo logran adoptando una actitud relajada a la vida y abriéndose a nuevas experiencias.

    En segundo lugar, las personas que consideran que tienen suerte acostumbran a hacer caso a sus corazonadas. Los desafortunados ignoran su propia intuición y luego se arrepienten de la decisión tomada.

    El tercer factor es la perseverancia y el optimismo ante los fracasos. Los afortunados suelen pensar que algo bueno va a suceder luego.

    Por último, los individuos que poseen “buena suerte” tienen, en realidad, la habilidad de convertir lo malo en algo bueno. Los psicólogos llaman a esta capacidad “mentalidad de inversión”: consiste en pensar que los sucesos podrían haber sido mucho peores y sentirse contentos por cómo en realidad son.

    Wiseman sintetiza: “Percibir que la suerte depende de nuestra razón junto con una dosis de ciencia y sano escepticismo puede ser muy positivo en nuestras vidas”.

    • luisjuli2 dijo:

      Me encanta tu comentario Rosa!!! Deberías escribirlo en un post!!!!
      1º Las personas afortunadas son expertas en crear oportunidades!!! Así es!!!
      2º Hacer caso a la intuición!!! Es fundamental. El exceso de análisis es más contraproducente que las intuiciones!!!
      3º El optimismo mueve, el pesimismo paraliza!!!!
      4º Sacar lo positivo de cada situación!!!
      Como resumen me ha encantado las conclusiones de Wiseman Dosis de ciencia y sano escepticismo es vital Rosa.
      Como siempre, muchas gracias por tu cuidado comentario Rosa!!!

  13. todo depende de quien mire tu buena o tu mala suerte, verdad?? jejej, genial entrada, como siempre!! muacks

  14. Vessela Emilova dijo:

    Yo si creo en la mala suerte. Son contratiempos que se repiten con mucha frecuencia. Símbolos de mala energía. Se pueden combatir, no es fácil, pero tampoco imposible.Es un gran tema con muchos matices y experiencia propia.
    Buena suerte es lo que deseamos siempre.Entonces por descontado hemos aceptado que hay mala suerte, no?

    • luisjuli2 dijo:

      Vessela, gracias por leerme y por comentar. Los contratiempos no creo que sea una cuestión de suerte. Muchas veces depende de cómo lo tomamos nosotros, en otros casos es ley de probabilidades. La suerte es algo en lo que influimos cotidianamente. He pasado por varias desapariciones de empresas en las que he trabajado y me he ido a la calle en tres ocasiones (qué mala suerte) y con cada despido he encontrado una empresa mejor (qué buena suerte). La realidad es que lo primero entraba dentro de la lógica de las multinacionales en el sector, lo segundo entra dentro de la lógica de mi esfuerzo, mis resultados. Nada es suerte.
      Pero como bien dices, Vessela, hay mucho que debatir y muchos matices. Es una maravilla los debates y ver los puntos de vista de las distintas opciones. Gracias por tu opinión!!!

  15. Preciosa la entrada, no tiene desperdicio.
    Es verdad ser positivos ayuda y mucho, sacar de lo negativo lo positivo a veces cuesta, pero hay que intentarlo. Nadie nace “gafado” pero las circunstancias influyen.
    En cuanto a dejar de rodearse de personas que restén en lugar de sumar lo veo más complicado. Lo digo por experiencia mi marido desde el año 2004 es negativo total y a pesar de la ayuda que ha tenido y tiene está en una espiral de la que parece no querer salir.
    A mi me gustan los martes y trece jajajaja Un cordial saludo

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por compartir tus experiencias Mariloli. Me encanta lo que escribes “Nadie nace gafado”. Sacar cosas positivas, cuando pintan bastos, es difícil e implica un trabajo que depende más de la actitud que de “suertes”
      Digo que hay que apartarse de las personas negativas… pero hay que matizarlo. Hay factores mucho más importantes que ser positivo o negativo y ese factor es el amor. En el caso de tu marido es evidente que tendrás mucho trabajo y, quizás, necesites la ayuda de algún profesional.
      Disfrutemos de los mares y trece, de los gatos negros y de toda la vida que nos rodee Mariloli!!!

  16. teaforti dijo:

    Luis, muy bueno tu post.

    Me ha gustado sobre todo lo de la concetración. Es verdad que por no estar pendientes a veces culpamos de todo lo que nos pasa a esa mala racha, cuando es que vamos distraidos, perdidos…

    Un saludo

    Ana

  17. elimpulsodelasemociones dijo:

    Victimismos aparte, ¿y lo divertidas que son las historias del acervo cultural español relativas a la mala suerte? Somos una gran sociedad provista de una imaginación sin límites. Hasta en lo agorero hay que encontrar enseñanzas 😉

    • luisjuli2 dijo:

      Divertidas lo son, sin ninguna duda. Y aprender podemos (y debemos) aprender de todo lo que nos rodea. Al final, algunas de las supersticiones tienen su lógica, como las de pasar por debajo de una escalera, sobre todo si hay alguien trabajando sobre ella jajajaj.
      Un abrazo y gracias por tu comentario

  18. Valeria dijo:

    Tienes tanta razón en todo..

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus palabras Valeria, ¡ya me gustaría tener razón en todo! Afortunadamente soy humano (de los normalitos) y me equivoco más de lo que me gustaría.
      Un abrazo inmenso Valeria.

  19. cmacarro dijo:

    Totalmente de acuerdo. Nuestra actitud fomenta la actitud de los demás para con nosotros. Y no hablo del karma, que aunque espero que exista, es algo más intangible, sino de el día a día. Si nos dan un Buenos días efusivo, con alegría, de corazón, nosotros tendemos a contestar en la misma manera. Hay que ser positivo, sí señor.

  20. José Carlos Mena dijo:

    Buenas razones y bien escrito amigo Luis. Un abrazo

  21. Elia dijo:

    Me encanta esta entrada, muchas veces pensamos que estamos “salados” como decimos en mi país a los que todo les sale mal, o en algunas ocasiones decimos”Dios no quiere, seguramente no me conviene” cuando en realidad nosotros no hacemos nada por merecernos lo que queremos alcanzar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s