¡Las apariencias engañan!

Hace unos años me invitaron a visitar unos almacenes de patatas, sí, de patatas de las de verdad, de las de “pelar y luego cocinar”. Los tubérculos se sometían a un proceso de lavado y posterior abrillantado (no, no os tomo el pelo). Una máquina memorizaba los pesos de un número de patatas determinado, de manera que en cada bolsa se incluía un peso muy preciso. De la “cadena de envasado” salían unas bolsas preciosas, limpias, impecables. Llamaban la atención. ¿Sobre el sabor?… no sabían a los que deben saber tan humilde fruto de la tierra.

patatas

¡Las apariencias engañan!

  • ¡Luis! ¿Nos vas a hablar de gastronomía? ¿O, tal vez, de las huertas y sus frutos?
  • Pues no, ni de lo uno ni de lo otro. Hoy quiero hablar sobre las apariencias. Seguro que te suena la frase:

“Las apariencias engañan”

Todos los que somos “de pueblo” sabemos de sobra que los mejores melocotones, o las mejores manzanas, son las que se cogen del árbol y están “picadas” por pájaros o insectos. Son las más dulces, las mejor maduradas, las más sabrosas… aunque su aspecto es “el menos vendible”

  • ¡Vaya, Luis, yo las prefiero bonitas y brillantes!
  • Si las quieres para fotografiar, te doy la razón, pero si son para comer…

En las relaciones humanas sucede lo mismo que con las frutas o las patatas. En demasiadas ocasiones valoramos más una buena imagen que “el sabor interior”. A lo largo de mi vida profesional he llevado muchos equipos de vendedores, todos excepcionales y de alto rendimiento. Sin conocerlos, quien me los presentaba por primera vez, en ocasiones, hablaba de los mejores “por su planta” por su aspecto externo, o bien por sus dotes de relaciones públicas, que los hacían muy atractivos en una primera impresión. Y en esas mismas ocasiones ciertos delegados eran prejuzgados negativamente por su falta de habilidades sociales, o por su aspecto externo. Al final la realidad te da sorpresas, gratas sorpresas, y los mejores no eran necesariamente los de “buena planta”

  • ¡Pero Luis, todos nos movemos por una primera impresión!
  • En efecto, así es. Lo malo no es tener una primera impresión, lo malo es no dar opción a tener una segunda o tercera impresión.

En nuestra vida, en nuestro entorno habitual, en demasiadas ocasiones juzgamos, o mejor prejuzgamos, a quienes nos rodean sin apenas conocerlos. Basta con que sean un poco diferentes a nosotros para que los rechacemos. Origen, color de la piel, formación, status económico, sexo o edad, creencias o forma de vestir, cualquier motivo es suficiente para justificar la discriminación. Y lo peor es que tenemos justificaciones (falsas justificaciones) suficientes para hacerlo.

  • ¿Y qué puedo hacer, Luis, para no prejuzgar?
  • Seguro que hay miles de tratados sobre el tema, pero aquí están mis pautas:
  1. Acepta que TODOS y CADA uno somos diferentes.
  2. Antes de juzgar escucha.
  3. Emplea la empatía. Ponte en su lugar.
  4. Deja de mirar solo lo que tienes frente a tus ojos y gira la cabeza, para ver la realidad de lo que te rodea.
  5. Lee, escucha, abre tu mente, a lo que es diferente a ti.

Te sugiero que la próxima vez no “prejuzgues” ni a la manzana ni a la patata por su aspecto externo, ¡antes pruébala! Con las personas sucede igual, antes de verter una opinión sobre alguien ¡escúchale!

Hoy os propongo una deliciosa canción de Shake Shake Go  “England Skie”s. Nos habla de lo diferentes que pueden ser las cosas a lo que estamos acostumbrados. Nos cantan sobre un inglés que echa de menos su país al ir a Nueva York al ver lo distinto que es a lo que él está habituado. Quien canta la canción anima a su amigo a que lo intente las cosas mejorarán pronto, solo inténtalo por mí, canta… y yo seguiré esperando…

©Luis Juli Aydillo                                

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

52 respuestas a ¡Las apariencias engañan!

  1. MJBeristain dijo:

    Shake, shake and go…!!! Estupenda Luis… Un abracísimo.

  2. En un mundo en el que prima la imagen, es difícil que no te juzguen por ella. Es una pena que la mayoría no se molesten en mirar más allá. Sé de lo que hablo. Pero tengo la gran suerte de conocer a personas estupendas que ven el otro lado y aún así deciden quedarse, esos son lo que realmente me importan. Gracias por esta entrada y por enseñarnos cada martes lo que verdaderamente importa. Besazos

    • luisjuli2 dijo:

      Buenos días Ana. Todos nos consideramos jueces, por desgracia, y no hay quien nos mueva el “veredicto”. En los juicios “reales” siempre se oye a “las partes”, pero cuando “juzgamos” a nuestro alrededor, en ocasiones, olvidamos escuchar “al otro” En nuestra mano está hacer que cambien nuestros juicios, incluso mejor, evitemos juzgar. No somos jueces!!!!
      Dice mucho de ti, Ana, que estés rodeada de buenos amigos!!!
      Un abrazo y gracias por acercarte a mi blog!!!

  3. winnie0 dijo:

    Jo Luis yo te leo y digo…..¡eso lo habría escrito yo! ja ja . De acuerdo en todo. La vida siempre nos sorprende y las personas también y yo no quiero nunca perder esa capacidad. La gente es muy distinta todas dignas de respeto….. y las patatas ….SIEMPRE hay que probarlas 🙂
    Un abrazo grande y buen dia

    • luisjuli2 dijo:

      Buenos días Winnie!!! Tu escribes maravilloso!!!! Es cierto que las personas sorprenden, y a mi, en particular, gratamente casi siempre. Demos la posibilidad a los demás de mostrarse como son y descubriremos que estamos rodeados de más personas maravillosas de las que nos imaginamos.
      Un abrazo grande Winnie

  4. Elena Enfedaque dijo:

    Buenos dias, he conectado mucho con tu post porque pienso que el hecho de juzgar a los demas, hacer valoraciones o poner etiquetas a las personas sin apenas conocerlas, no nos permite ver mas alla de la carcasa exterior que todos tenemos.
    A veces podemos perder una ocasion excelente de conocer mejor a una persona, si no estamos predispuestos a ver que hay detras de ese traje, esos tatuajes, esos tejanos caidos…
    Tambien quiero recomendaros que esteis con aquellas personas que os hagan feliz, aquellas que os aporten cosas positivas. Os aconsejo que no malgasteis vuestro tiempo, un recurso bastante escaso, con personas toxicas o que no os aporten cosas buenas.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentario Elena!!! Me encanta el último párrafo!!! Totalmente de acuerdo en que nos rodeemos de todos aquellos que suman y apartemos a los que restan. Si dejamos de juzgar y etiquetar a quienes nos rodean veremos multitud de personas dispuestas a sumar en nuestras vidas!!! Y si no queremos ser juzgados… no juzguemos!!!
      Disfruta de un martes que seguro que será maravilloso Elena.

  5. Pingback: ¡Las apariencias engañan! | FRANKYSPOILER´SCRT

  6. Beny Garcia Velez dijo:

    Mr encanta,

  7. carlos dijo:

    Además de cargado de razones vienes apoyado en grandes verdades. Muchas gracias.

  8. Ana Llorens dijo:

    Me encanta leerte Luis! Buen día

  9. Una muy buena reflexión! Las apariencias engañan en la comida y en las personas. Un saludo

  10. Y tanto que engañan! Genial como siempre Luis. Te cuento un secreto, en la frutería de mi barrio siempre ponen de oferta las frutas “defectuosas” y yo siempre le digo a la dependencia, que tendrían que ser las más caras porque, con diferencia, siempre son las más sabrosas. Pero paradójicamente, la gente huye de ellas por su apariencia sin saber lo que se pierden, y sólo por falta de conocimientos en torno al tema. Y digo esto porque la cultura y la educación son esenciales para superar esa barrera de pre-juicios.
    Un fuerte abrazo Luis

    • luisjuli2 dijo:

      Mil gracias por tu experiencia María. En la frutería de tu barrio si que saben, y tú más!!!! Actualmente impera el envase… olvidándonos del interior!!!
      Un abrazo inmenso María.

  11. Rodri dijo:

    Cuánta razón Luis. Cuántas veces juzgamos la primera impresión sin saber lo que se esconde detrás. Y qué bien viene recordarlo con tus metáforas

  12. Buena entrada !!
    (A primera y a segunda vista, jejeje)
    Un abrazo !!

  13. Sara Elizabeth ledezma dijo:

    Hola buenos dias Luís, generalmente yo soy de escuchar mucho a las personas y no juzgo por su apariencia externa,siempre busco conocer su interior, y si me lleve muchos chascos por las apariencias, uno va aprendiendo a ver lo que no se ve, el tema es hermoso, cariños mios.

  14. Excelente como siempre Luis! Nunca hay que juzgar a nadie, si alguien ha hecho algo que para ti no es “correcto”, escúchale, conoce su historia, la empatía es fundamental. Y desde luego por las apariencias, igual puede robarte el tipo mejor vestido del mundo, mientras que el chico de piercings y tatuajes ha salvado la vida de alguien donando médula… sólo son ejemplos. Jamás, jamás, jamás, debemos juzgar a nadie, incluso aunque no entendamos su comportamiento diría yo.

    • luisjuli2 dijo:

      Hace pocos años robaron el bolso a una amiga en La Moraleja (urbanización de superlujo a las afueras de Madrid), de un tirón, dos individuos trajeados en un descapotable. Nadie hubiese dudado de ellos… En tu comentario hablas de un hecho por desgracia real. Si escucháramos a los demás antes de emitir un juicio nos ahorraríamos muchísimos problemas.
      Muchas gracias por tu comentario y por ayudarnos a abrir los ojos, Ana!!!
      Un abrazo inmenso!!!!

  15. Daniel Mesa dijo:

    Luis, como siempre una entrada muy agradable de leer.
    Ahora que estoy leyendo El Monje que Vendió su Ferrari me he dado cuenta de la importancia que tiene estar abierto a diferentes formas de pensar y al mismo tiempo buscar siempre la mejor forma de alimentarse de ellas, aprender y aplicarlas para hacer una vida mejor. El problema con prejuzgar a alguien, creo yo, es que nos cerramos de inmediato a todo lo que esa persona nos está ofreciendo: su personalidad única, su conocimiento, sus experiencias. Me gustó mucho lo que escribiste porque me recordó la importancia de la diversidad. ¡Gracias!

    • luisjuli2 dijo:

      En más post he comentado la mejor enseñanza de mi primer jefe y gran amigo Goiko. El me ayudó a desarrollarme como gerente y siempre decía “Antes de buscar un área de mejora de la persona que tienes enfrente, busca una virtud o una fortaleza, así aprenderás de todas las personas que te rodean”
      Criticar es muy fácil!!! Todos se lo permiten, incluso sin conocer a quien tienen delante. Buscar ese punto (o esas cualidades) buenas que TODOS tienen supone un ejercicio de generosidad y de humildad por nuestra parte. Los prejuicios nos impiden ver lo bueno de muchas personas.
      Muchas gracias, Daniel, por tu comentario. Un abrazo!!!

  16. rosamagarcia dijo:

    Jamás deberíamos tratar de ponernos una máscara para agradar, lo que más nos debería importar es el bienestar propio y eso se consigue pudiendo mostrarnos tal cual somos.
    Si nuestro centro de atención está puesto hacia nosotros mismos, nos sentiremos inseguros y no seremos naturales ya que sentiremos preocupación por lo que los demás piensan de nosotros.

    La naturalidad surge cuando el centro de atención no está puesto en la imagen que daremos, sino que la prioridad que hay en nuestra mente es la de disfrutar de lo que hay alrededor, sin pensar en si nosotros estamos quedando bien o mal.
    La tensión también destruye la naturalidad, y puede surgir por diferentes cosas, pero la más habitual es la de estar preocupados por querer quedar bien, por miedo al rechazo. Cuando uno no le da importancia a la imagen que da, porque se acepta tal y como es y no pretende agradar sino que la prioridad es disfrutar de lo que tiene delante, entonces es cuando somos más auténticos y espontáneos, porque de esa manera estaremos eliminando el miedo.

    • luisjuli2 dijo:

      Cómo me gustan tus cuidados comentarios Rosa!!! Aportas varios puntos. Naturalidad en las relaciones, y olvidarnos de la preocupación por la imagen que daremos, evitar el miedo al rechazo, son motivos que nos ayudarán a ser o no auténticos. Esa autenticidad es la que nos ayudará, en muchas ocasiones, a no enjuiciar a las primeras de cambio a quienes tenemos delante por su simple apariencia.
      Muchas gracias, como siempre, Rosa!!!!

  17. melbag123 dijo:

    Excelente reflexión. En este mundo que vivimos es tan fácil prejuzgar. Con calma, verdad? Primero conocer un poco a los demás es más sabio. Un abrazo sin juicio.

    • luisjuli2 dijo:

      Ciertamente es muy fácil!!! Y a nadie parece importar. Conocer a los demás un poco, esa puede ser la clave, y se la conoce dándole la posibilidad de hablar!!!
      Venga ese abrazo… sin juicios!!!!

      • melbag123 dijo:

        Ahora que el mundo está tan dividido, por lo menos el mío, hablar un poquito, conocer las culturas más, lo que los demás piensan ayuda tanto a que nos entendamos. Sé que soy una soñadora y moriré siéndolo, pero por lo menos en mi espacio, a los míos, les enseño que debe ser así. Mil abrazos sin juicios, amigo!!!

      • luisjuli2 dijo:

        Melbag!!!! Me encanta!!! El conocimiento de lo que nos es diferente nos ayudará, sin duda alguna, a que nos entendamos mejor!!!! Yo también soy un soñador. Por eso creo que podemos lograr que en nuestro entorno no se prejuzgue.
        Todos los abrazos, sin juicios previos, of course!!!

  18. Excelente, como todo lo que escribes. Un gran abrazo y feliz día.

  19. Buenas tardes Luis, estoy totalmente de acuerdo contigo. A veces , por no decir siempre una primera impresión puede ser decisiva.

    Vivimos de estereotipos, de apariencias y de banales características que esconden un vacío interior terrible.

    Ojala se diese oportunidad a mucha gente que lo merece, sin importar de donde viene esa persona, pero teniendo bien abiertos los ojos para saber apreciar que puede aportar esa persona a una empresa.

    Gracias por tus palabras,me han gustado mucho.

    Te comento que tengo mi blog en construcción, te avisaré por si te apetece seguirme.

    saludos!!

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentario María!!! Y, sin dudarlo, en cuanto tengas tu blog avísame, quiero conocerlo.
      Sobre la entrada… estamos de acuerdo. Estamos llenos de estereotipos, donde son las apariencias las que nos marcan sin mirar el interior. Seamos capaces de mirar más allá de lo que podemos ver en un primer vistazo, valga la redundancia!!!
      Un abrazo y espero leerte pronto!!!

  20. José Carlos Mena dijo:

    Gran artículo sobre las apariencias y primeras impresiones. Me ha gustado mucho. Un abrazo

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentario José Carlos. Las primeras impresiones son inevitables… por lo menos demos opción a tener más impresiones!!!
      Un abrazo y buen fin de semana!!!

  21. Muy bueno Luis, además existe una sintonía increíble en nuestros pensamientos. Hace meses escribí un post sobre ello: LAS APARIENCIAS ENGAÑAN A VECES https://mejorymaseficiente.wordpress.com/2016/04/04/las-apariencias-enganan-a-veces/
    Desde luego es cierto que muchas veces las apariencias engañan, nos dejamos llevar por una falsa primera impresión.
    Enhorabuena, me ha encantado.

    • luisjuli2 dijo:

      Buenas tardes Claudia. Ahora mismo miraré tu post!!! La verdad es que es inevitable tener una primera impresión, es algo normal. Lo que no está bien es que basemos nuestro juicio en una persona en esa primera impresión. Ahí siempre tenemos la oportunidad de equivocarnos!!!
      Un abrazo enorme Claudia y buen fin de semana!!!

  22. Como siempre buena entrada. ¡Pero Luis podrías haber puesto alguna patata fea! porque con las que has puestos mi estómago ha dicho mañana patatas aliñadas jjjjjjjj. Broma aparte estoy totalmente de acuerdo prejuzgamos y nos dejamos llevar por esa primera impresión en lugar de tratar de empatizar y ver como es realmente la persona.
    Me ha venido a la memoria un recuerdo que hoy me hace gracia, pero que en su día me produjo una verguenza atroz. Llamamos al médico porque mi madre que era hipertensa, tuvo un síncope. Llamaron a la puerta y fuí para abrir, yo tenía unos 10 años, la persona que estaba en la puerta tenía el pelo largo, barba, una camisa de cuadros y unos pantalones muy arrugados, tenía un aspecto descuidado. Creí que venía a pedir, se lo dije a mi padre (ellos siempre daban algo de comida cuando venian a pedir, jamás daban dinero) y me dijo dale algo de fruta o leche. Cuando volví a la puerta le llevaba una bolsa de leche, el hombre me dice: “chica soy el médico, no un pordiosero” Jamás creo haber pasado tanta verguenza. Prejuzgue y menudo patinazo. Pedí disculpas. Aprendí la lección, intento no prejuzgar a nadie, Un cordial saludo

    • luisjuli2 dijo:

      Jajajajaajja Me has hecho reír con la anécdota del médico!!! Es buenísima!!!! Las primeras impresiones nos impiden empalizar, como bien dices, para conocer mejor a esa persona.
      De todas formas, y aunque parezca una contradicción, mañana publicaré una entrada en la que hablo de cómo crear buenas primeras impresiones, sobre todo en las entrevistas de trabajo.
      Te deseo una semana fantástica y muchas gracias por compartir tu anécdota de niña. Un abrazo

  23. cmacarro dijo:

    Es imposible que no seas juzgado por la imagen, ya que normalmente es lo primero que se ve, a no ser que la relación se produzca a través de internet donde cada cual se imagina a su interlocutor de la mejor de las maneras posibles, se quita la coraza y muchas veces se muestra tal cual es. Sin obviar los peligros que esto mismo puede acarrear…

    • luisjuli2 dijo:

      Tienes toda la razón, es muy difícil, casi imposible, no juzgar por esa imagen. Lo malo no está en ese juicio, lo perverso es no dar una segunda oportunidad para profundizar en él conocimiento de las personas. Ahí radica el problema, te veo, no me gustas y zas!!! te has quedado con mi “etiqueta” de por vida. Demos la opción a profundizar en el conocimiento de las personas que nos rodean.
      Lo de internet… ahí sí que tenemos un problema “de imagen”…
      Un abrazo inmenso!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s