¡Aprendiendo de los niños!

Este fin de semana he salido al monte con un grupo de amigos. Éramos 27, desde Jorge, con un año (que nos contempló desde la mochila de su padre), hasta alguno que sobrepasaba los 60. La ruta se llama de las “11 cascadas”. Al final caminamos entre avellanos, robles, nogales y acebos, sorteando varias veces el rio, una preciosidad de paseo. Nos acompañaron Sara, de tres años, Sofía de cuatro y Paula y David de 5. Caminamos durante dos horas y media una distancia de 9 kilómetros, subimos el equivalente de 100 pisos y, salvo Sara, que “solo aguantó” hasta el punto más alto y luego bajó en brazos, los demás la realizaron sin problemas.

  • ¡Luis, por favor!, esto no es un blog de excursiones.
  • ¡Tienes razón! ¡Quiero hablar de las lecciones que nos dan los niños a los mayores!

Hoy quiero compartir con vosotros las lecciones que me dieron sobre motivación los niños de menos de cinco años. Llevaríamos caminados un cuarto de hora cuando Sofía (4 años) dijo que estaba cansada. Puesto que estrenaba botas de monte se me ocurrió decirle “Sofía, tus botas nuevas tienen alas” y ella me contestó “No, no tienen alas

            1ª Lección: Motivar no es engañar.

Luis Juli Aydillo

¡Aprendiendo de los niños!

Ante semejante respuesta no me quedó más remedio que darle la razón. Entonces le dijimos que con botas nuevas como las de los mayores ella también podía hacer la ruta.

            2ª Lección: Motivar es ampliar los límites de tus creencias.

Muchos mayores llevábamos bastones, para ayudarnos a cruzar los regatos, para darnos estabilidad y para cansarnos menos, al descargar el peso en los brazos también. Los niños comenzaron a buscar sus rústicos bastones (palos) para cansarse menos.

            3ª Lección: Da herramientas que ayuden a alcanzar la meta.

A pesar de estar en una estación seca y no poder apreciar las cascadas, disfrutamos de las moras del camino, recogimos castañas y vimos la belleza de los acebos.

            4ª Lección: Tan importante es llegar al final como disfrutar del camino.

Al cruzar los regatos comprobaron, con ayuda, que es mejor pisar sobre piedras planas y secas que pisar las húmedas y llenas de musgo.

            5ª Lección: Motivar es enseñar a superar los obstáculos.

En un momento determinado nos cruzamos con dos partidas de cazadores con sus armas en ristre. Algunos críos (y mayores) se asustaron. Nos dijeron que si no salíamos de la senda y no nos adentrábamos hacia la izquierda de nuestro camino estaríamos totalmente seguros.

            6ª Lección: El miedo paraliza, ser precavido te permite seguir avanzando.

Soy conocido entre los niños por mi afición a hacerles cosquillas y jugar con ellos. En algún momento me las pidieron y les dije que al llegar les dedicaría todas las cosquillas que quisiesen.

            7ª Lección: No sólo los premios materiales motivan. No todo se “compra”

Una vez llegamos de vuelta al pueblo comimos todos juntos. Durante la sobremesa, los mayores estábamos de tertulia y vino Paula (5 años) y me dijo “Deja de charlar y ven a jugar con nosotros

            8ª Lección: La motivación exige dedicar tiempo.

Fue un día precioso de naturaleza y amigos, en la que me llevé de vuelta a casa una mochila llena de enseñanzas gracias a los niños. Estoy seguro de que hay grandes tratados sobre motivación, pero estas son las lecciones que recibí de grandes maestros, los chavales.

Hoy es un día excelente para traer al nuevo premio nobel de literatura Bob Dylan, y su canción Forever Young (Siempre Joven). Quizás no sea una de sus canciones más conocidas, pero para mí es muy especial. Os pongo algunos de sus versos:

Que construyas una escalera a las estrellas

y subas un peldaño cada día.

Que siempre permanezcas joven

Y más adelante nos dice:

Que crezcas siendo buena persona

que crezcas siendo fiel

que siempre digas la verdad

y veas la luz a tu alrededor.

Que siempre seas valiente

permanezcas firme y fuerte.

©Luis Juli Aydillo                                

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

 

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

71 respuestas a ¡Aprendiendo de los niños!

  1. Maravillosas lecciones Luis esas son las rutas que me gustan yo estoy poniendo ya fotos de la del sábado en la ruta 4×4 mimetizados con la naturaleza y con niños siempre te llevas magníficas lecciones, besos enormes !!! muashhhhh.

  2. Siempre un traslado deja enseñanza y filosofía. Similar a mi nueva entrada de Blog. La diferencia que las lecciones te las dió cada Ángel…sin importar la edad.

    • luisjuli2 dijo:

      Ahora iré a ver tu entrada, seguro que es genial, como todas las tuyas. Cualquier motivo para aprender es bueno, pero cuando los maestros son esos ángeles, el aprendizaje es aún más grato.
      Un fuerte abrazo!!!

  3. winnie0 dijo:

    ja ja Me ha encantado Luis . Los niños…..dan tanta cultura, información y enseñanzas….y luego nosotros a ellos…. entradas como esta tuya maravillosa que algun dia leeran Un abrazo y buen martes

  4. seyermari dijo:

    Qué envidia de excursión, yo también soy de las que disfruto de los niños cuando vamos en grupo. Me encanta verlo todo a través de sus ojos es como si todo fuera nuevo y tan sencillo. Disfruté de la lectura como si hubiera estado en el grupo. Gracias!

    • luisjuli2 dijo:

      Me alegro que hayas disfrutado de la lectura. Como bien dices, mirar la vida a través de los ojos de un niño nos hace disfrutar doblemente. De lo que nos rodea y de la sencillez de su mirada.
      Gracias a ti por leerme y comentar!!!

  5. mamadgemelos dijo:

    increíble, casi es como un post de paternidad de los nuestros. Me ha encantado Luis, y he aprendido mucho. gracias!

  6. Noe dijo:

    A veces los “teóricamente” adultos, pensamos que les llevamos la delantera a los niños. Eso es lo que ellos nos dejan creer. Gran post!

    • luisjuli2 dijo:

      La inocencia y la sencillez de sus observaciones hace que los niños nos lleven la delanteras en muchiiiiisimas ocasiones.
      Muchas gracias por leerme y comentar, Noé. Un abrazo inmenso

  7. Mis mejores profesores son mis hijos. Me alegro que lo pasaras bien

  8. Hola Luis!
    Definitivamente los niños son un ramillete de sabiduría y nos dan lecciones de vida!; por otro lado perciben tu buena vibra, tu entusiasmo, tu pasión por la vida por tanto se acercan a ti, buscando tu compañía, hermoso fin de semana que viviste, te mando muchos abrazos!, fuertes!, fuertes!

  9. Carmen Sánchez Ibáñez dijo:

    La gran sabiduría de los niños, que por desgracia perdemos porque olvidamos al niño que fuimos.
    Me alegro que lo pasarás bien
    El otoño es una estación preciosa
    Me ha encantado poder disfrutar de tu entrada
    buenos días Luis

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias a ti, Carmen, por tu comentario. Es increíble la mala memoria que tenemos de adultos y lo pronto que se nos olvida cuando fuimos niños!!!
      Para salir al monte, el otoño es una época sensacional, llena de tonos y vida sorprendente.
      Un abrazo inmenso Carmen.

  10. Genial, Luis! Cuando entro a una clase por primera vez, una de las cosas que digo a mis alumnos es que voy a tratar de enseñarles pero que a cambio también quiero que me enseñen ellos. La enseñanza y el aprendizaje van de la mano y no importa la edad ni la clase, siempre se aprende algo. Es un quid Pro quo.
    Un abrazo y que disfrutes del día!

    • luisjuli2 dijo:

      Me encanta tu comentario María!!!! Yo he dado y doy formación a adultos y hago la misma reflexión!!! Vengo a enseñar y a aprender a la vez!!!! Estás dos acciones deben ir de la mano. Y cuando son niños los que tienes cerca su sencillez e inocencia son fuentes inagotables de aprendizaje.
      Un saludo con una sonrisa María!!!!

  11. MaruSpleen dijo:

    Todas son grandes lecciones, pero qué importante es la cuarta! A mí me ha costado tiempo aprenderla.
    Maravillosa entrada, abrazos Luis!

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus palabras, Maru. Por llegar a la meta nos perdemos el viaje y, en muchas ocasiones, es el viaje el que nos hará ricos, como decía Kavafis en su poema Viaje a Itaca.
      Muchos abrazos Maru!!!

  12. Los niños son nuestros mejores maestros y no al revés. Ellos ven el mundo limpio, sin las limitaciones que nos dan los complejos o los prejuicios. Ellos creen que todo es posible y lo consiguen. Nobson rencorosos. Rien a pesar de todo. Son capaces de levantarse y volver a intentarlo todo. No hay mejor maestro que un niño que aún no tiene las gafas de “mayor” para ver el mundo. Me ha encantado tu entrada de hoy.
    Forever young!!
    Gracias!! Gracias!!!

  13. José Carlos Mena dijo:

    De los niños siempre se aprende, sobre todo a saber vivir la vida, a disfrutarla con ilusión e inocencia. Es genial. Un abrazo

    • luisjuli2 dijo:

      Es genial, sin duda alguna, José Carlos, vivir la vida como la viven ellos. Ilusión e inocencia son los secretos de ese continuo disfrute. Ojalá no se nos olvide ser niños José Carlos.
      Un abrazo de oso!!!

  14. melbag123 dijo:

    Excelente reflexión, Luis. Tenemos tanto que aprender de los niños…

  15. maby1177 dijo:

    Maravilloso todo, creo que cada uno de tus lectores hemos recorrido junto a ti el camino y aprendimos todo lo que has vivido. Besos gigantes😍

  16. Los niños nos dan las mejores lecciones a los adultos en todos los aspectos de la vida. Deberíamos aprender a escucharles más y aprender más de ellos.

  17. Menuda excursión Luis ¡¡
    Siempre sacando algo positivo, y de los peques ¿Qué otra cosa puedes esperar?
    Felicidades, un saludo

  18. carlos dijo:

    De unos niños vienen todos los grandes seres humanos. Maginifica experiencia, gracias.

  19. almaterrena dijo:

    Estupendas reflexiones, Luis, aunque siento disentir en parte. Hubo un momento de mi vida en que me di cuenta de, más que buenos maestros, existen buenos (o incluso excelentes) aprendices, porque uno puede ser maestro casi sin darse cuenta, pero para aprender hay que ser humilde y estar dispuesto a derribar creencias para construir otras nuevas. Con todo mis respeto y sin ánimos de menospreciar el mérito de los niños ni de los adultos que aprendemos de ellos (me incluyo), considero que el fruto de dicho aprendizaje (la nueva perspectiva que adquiere el adulto con ello) es la más grande recompensa. Y eso, sin duda, es mérito del alumno, más que del maestro. Gracias, como siempre, por ser buen maestro y mejor alumno. Un abrazo!

    • luisjuli2 dijo:

      No discrepamos en absoluto, almaterrena. Creo que compartimos la visión. Creo que el mérito lo tiene el maestro cuando ha sabido ser alumno y cuando sabe transmitir la humildad de quien sabe que siempre hay lugar para seguir aprendiendo. El maestro que todo lo sabe nunca será un buen maestro.
      Muchísimas gracias por aportar tanto con tu comentario, un abrazo inmenso!

  20. rosamagarcia dijo:

    De todas las ocupaciones que se pueden desempeñar en el tiempo libre, hay una que los niños −y no solo ellos− prefieren sobre las demás: el juego. Resulta natural, porque el juego se asocia espontáneamente a la felicidad, a un lugar donde el tiempo no es pesado, a una vivencia abierta a la admiración y a lo inesperado. En el juego uno muestra su identidad más propia: se implica con todo su ser, con frecuencia más incluso que en bastantes trabajos.
    El juego es, ante todo, una prueba de lo que será la vida: es un modo de aprender a utilizar las energías que tenemos a disposición, es un tanteo de capacidades, de lo que podemos realizar. El animal también juega, pero mucho menos que el hombre, precisamente porque su aprendizaje se estabiliza. Las personas juegan durante toda su vida, pues pueden seguir creciendo −como personas− sin limitación de edad.

    La naturaleza humana se sirve del juego para alcanzar el desarrollo y la madurez. Jugando, los niños aprenden a interpretar conocimientos, a ensayar sus fuerzas en la competición, a integrar los distintos aspectos de la personalidad: el juego es un continuo reto.
    Experimentan reglas, que hay que asumir libremente para jugar bien; se marcan objetivos, y se ejercitan en relativizar sus derrotas. No cabe juego al margen de la responsabilidad, de forma que el juego contiene un valor ético, nos ayuda a ser sujetos morales.

    Por eso, lo normal es jugar con otros, jugar “en sociedad”. Tan radicado está este carácter social, que incluso cuando los niños juegan solos, tienden a construir escenarios fantásticos, historias, otros personajes con los que dialogar y relacionarse. En el juego los niños aprenden a conocerse y a conocer a los demás; sienten la alegría de estar y divertirse con otros; asimilan e imitan los roles de sus mayores.

    Se aprende a jugar, principalmente, en la familia. Vivir es jugar, competir; pero vivir también es cooperar, ayudar, convivir. Es difícil comprender cómo se puedan armonizar ambos aspectos −competir y convivir− al margen de la institución familiar. El juego es una de las pruebas básicas para aprender a socializar.

    • luisjuli2 dijo:

      Qué bonito mensaje Rosa!!!! No hay mejor actividad para mí que jugar con niños. Lo hice con el mío (y, de alguna manera a sus 24 años, seguimos jugando ahora) y disfruto jugando con los niños, sobrinos, hijos de amigos o cualquiera que se ponga “a tiro”. Verles reír y hacerles disfrutar de lo que les rodea, abrir los ojos a la naturaleza para aprender es una auténtica delicia. Así lo hacía mi padre y así lo hago yo. Lo paso bien yo y los niños se sienten a gusto.
      Que bonita es la infancia y dedicarles tiempo!!!
      Muchas gracias por tus comentarios, siempre muy cuidados y trabajados, Rosa
      Feliz descanso!!!

  21. Pues sí, me gustó la entrada, disfruté de ella de principio a fin. Gracias!

  22. y como siempre..genial!! me encanta la entrada y me encanta todo lo que nos pueden enseñar los niños, ehh!! Solo tenemos que saber buscar su aquel, como has echo tu con esta entrada!!

    • luisjuli2 dijo:

      Buenos días!, muchas gracias por tu comentario. Me encanta tu frase “Solo tenemos que saber buscar” En efecto, si miramos a nuestro alrededor siempre podemos aprender, y más cuando es viniendo niños.
      Un abrazo, enorme!

  23. Daniel Mesa dijo:

    Hola, Luis! Yo de nuevo por acá leyendo tu artículo. Me parecieron excelentes las lecciones que aprendiste de los niños de motivación. Realmente sonreí en la que mencionas los premios. La gente muchas veces le da demasiada importancia a la motivación extrínseca (quiero más sueldo, mejores prestaciones, más vacaciones) cuando realmente lo que más importa es la intrínseca, la que viene de nosotros mismos. Me gustó mucho el artículo. Si alguna vez es posible, me encantaría poder escribir un artículo como invitado de tu blog. Un abrazo desde Colombia!

    • luisjuli2 dijo:

      Buenos días Daniel! Muchas gracias por tus amables palabras. En general se suele asociar la motivación a factores extrínsecos, como mencionas, pero los más importantes son los intrínsecos. Tuve un jefe que decía que la motivación la debe traer uno en su mochila. Motivar es aportar ilusión y eso es mucho más que “premios tangibles”
      Muchas gracias por tu ofrecimiento para escribir el en blog. Actualmente no considero la opción ni de escribir yo en otro ni de que escriba nadie aquí, pero consideraré tu amable proposición, Daniel, ayudarías a enriquecer mis paginas.
      Un abrazo inmenso!

  24. teaforti dijo:

    Precioso Luis

    A veces hay que hacerse pequeño para volver a disfrutar de la grandeza de la vida”.

    Mis hijos son también un tesoro que a veces te sorprenden con la sencillez que ven las cosas mientras tu te rompes la cabeza con preocupaciones.

    Saludos

    Ana

  25. Muy bonita la entrada, Debemos dejar salir más a menudo ese niño interior que todos llevamos dentro, porque en él anida la alegría y la inocencia. Un cordial saludo

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias!!!! Sin duda nos iría mejor si dejásemos actuar a ese niño, sobre todo por su honestidad e inocencia, por su alegría y su capacidad de perdón!!!
      Buena semana!!!!

  26. Hola Luis,
    Como madre de dos niños y otro en camino decirte que me alegra mucho el saber que aún queda gente como tú que es empática y sabe ponerse en el lugar de ellos.

    Enhorabuena por tu post. Me encantado.
    Un saludo

    • luisjuli2 dijo:

      Gracias por tus palabras!!! La verdad es que el día que dejamos de ponernos en el lugar de un niño, dejamos de ser humanos. Que sepa, nadie llega a adulto sin haber sido niño… y hay tanta gente que se olvida de ello!!!.
      Muchas gracias por visitar mi blog. Te deseo muchísimo éxito en el tuyo.
      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s