¡Navegar contra el viento!

Es una auténtica delicia, por lo menos para mí, pasear disfrutando de las vistas de la Bahía de Santander. Tal vez sea por haber nacido y vivido muchos años alejado del mar, pero no me canso de admirarla. Y cada fin de semana hay un espectáculo que me encanta, las regatas de veleros. Es muy bonito ver cómo navegan, cómo se hinchan sus velas cuando el viento está a favor. Yo, que soy un ignorante, siempre me sorprende verlos navegar contra el viento.

  • Luis, ¿vas a darnos un curso de navegación?
  • Pues sí y no. Hablaré de cómo navegar en nuestras vidas.
Luis Juli Aydillo

¡Navegar contra el viento! Clive Mason Getty Images Europe

 

Cuántas veces hemos oído decir frases como:

“estoy cansado de luchar”

“todo se me pone en contra”

“no tengo ninguna ayuda”

Tal vez te haya pasado alguna vez, o hayas oído a alguien muy cercano decirlo. Navegar con el viento a favor es muy fácil, solo necesitamos dejarnos llevar. Pero en la vida, como en las regatas de vela, hay momentos en los que vamos y otras en las que venimos y siempre, siempre, encontraremos el soplo de cara en alguna ocasión.

  • Pero Luis, yo no sé navegar, ¡eso es muy difícil!
  • Es mucho más fácil de lo que te imaginas. Solo necesitas QUERER.

De vez en cuando se ven navegar los pequeños Optimist, unos minúsculos veleros para un solo niño, desde 6 años. Apenas miden 2 metros y pesan poco más que un par de bicicletas. ¡Y ellos son los únicos tripulantes! Es cierto que siempre está un monitor cerca, pero navegan solos en su barco. Y tú, con toda tu vida a cuestas, ¿no podrás hacer lo que un niño pequeño?

  • ¡Si por lo menos supiese hacerlo lo intentaría!
  • ¡Allí van unas pautas!

Las dificultades son como la navegación:

  1. Por muy duros que sean los aprietos, todo pasa. Nunca el aire va en contra de TODAS las direcciones a la vez y siempre. Ni nunca irá todo bien siempre, ni todo mal continuamente.
  2. Las dificultades, como los vientos, son fuentes de aprendizaje. Aprender de las pequeñas dificultades, nos ayudará a superar las que vengan con más fuerza. Si aprendemos a navegar con brisas débiles, el día que arrecien sabremos cómo actuar.
  3. Cuando vamos en contra, se hacen zigzag, se navega hacia el aire con mínimas desviaciones, bordos, que evitan enfrentarse directamente al frente. En las dificultades, busca pequeños rodeos, o formas diferentes de enfrentarte. Como he comentado muchas veces, lo importante es la meta, no el camino. En ocasiones tendrás que buscar nuevas rutas.
  4. A veces vemos a los navegantes “descolgarse” fuera del barco para evitar que vuelque. Salgamos de nuestra zona de confort, busca el lugar en tu vida que evite que el barco vuelque.
  5. Los navegantes se equipan con guantes, buenos impermeables y salvavidas. Cuando tengas problemas, equípate de energía positiva a tu alrededor. Busca quienes te sumen y evita a los que te resten. Lee, escucha, observa a personas positivas. Huye del bucle de problemas de otros.
  6. Ten mucha paciencia. Al ir contracorriente navegamos más lento que con el viento en popa. Cuando luchamos contra los problemas no esperemos resultados inmediatos. Estos tardan en llegar, pero llegan.
  7. No hacer nada es lo peor que puedes hacer. Si permaneces quieto en tu velero, se lo llevará la corriente hasta que naufragues.
  8. Observa tu entorno. Antes de salir del puerto se mira el parte meteorológico. Con mala mar no se sale a navegar. En nuestra vida también hay “partes” que nos pueden anticipar dificultades antes de salir a “navegar”. Cuidado con el exceso de confianza ante problemas que hemos detectado previamente. La mejor manera de no tener que enfrentarse a un problema, en ocasiones, es evitarlo.
  9. Pide ayuda. No esperes a que tu barco naufrague para lanzar un SOS, puede ser demasiado tarde. Pide ayuda mientras estás a tiempo, un coach, un psicólogo, un asesor, un mediador, un médico,… cada caso tiene uno o varios profesionales que te pueden ayudar.
  10. Disfruta de tu velero, disfruta de la vida. En ocasiones irá todo bien y en ocasiones no tanto. Ni te acomodes a lo uno, ni te encones con lo otro.

Disfruta de tu velero, disfruta de la vida

Hoy quiero compartir una vieja canción de uno de mis autores favoritos Cat Steven, The Wind, muchos probablemente no la conoceréis. En esta breve composición nos dice escucha el viento, el viento de su alma.

©Luis Juli Aydillo                                

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

96 respuestas a ¡Navegar contra el viento!

  1. Ana Fernández Díaz dijo:

    Una vez más nos das grandes aprendizajes Luis. Tomo nota de todos los puntos que los voy a necesitar. Solo una duda: dices que lo importante es la meta y yo a veces he leido que lo que importa es el camino….con cuál nos quedamos???

    • luisjuli2 dijo:

      Ambos son importantes Ana. Nuestra vida no tiene sentido si no sabemos a dónde vamos. Por eso lo importante es saber a dónde ir!!! Por otra parte, una vez sabemos dónde está la meta, lo importante es el camino que llevamos. Uno de mis poemas favoritos, y que tú conoces, es Itaca de Kavafis. Él nos explica bien. Lo que nos hará ricos será el viaje. Ahí es donde disfrutaremos. Sabemos que el viaje nos llevará a Itaca… y lo importante es disfrutar del camino. No hay viaje sin meta ni meta sin camino. Primero marca meta luego disfruta.
      Como siempre, es un placer tus comentarios Ana.

  2. José Carlos Mena dijo:

    Hola Luis, me ha gustado mucho. Un abrazo

  3. Lola Caos dijo:

    Me gusto cantidades! navegar con el viento en contra es mucho mas satisfactorio, mas constructivo, maravilloso si algunas veces nos toca fácil pero no podemos esperar que siempre sea asi, la vida es también de “probarnos”. Super tus consejos y totalmente de acuerdo con aquello de pedir ayuda, a veces nos puede el orgullo…

  4. Israel dijo:

    Luis, ese decálogo es para imprimirlo y colgarlo en la pared, enfrente del escritorio, para tenerlo bien presente cada día. Lo comparto porque lo merece y porque creo que con ello le hago un gran favor a toda la gente que me sigue. Enhorabuena.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por compartir el post con tus seguidores Israel. Me honras con tu gesto. Son los humildes sugerencias de quién debe navegar cada día en su vida, unas veces con brisa a favor y otras contra ventarrones en contra.
      Un abrazo enorme Israel.

  5. Pingback: Navegar contra el viento – El Destrio

  6. Marivi dijo:

    Bon dia!!! Cuesta asumir que la vida está llena de obstáculos -viento- y que por tanto es una lucha constante. En mi caso, la madurez ha consistido básicamente, no en asumirlo, sino en aceptarlo. Pero ello no es una derrota ante la vida sino una valoración real y positiva de la misma. El viento y los problemas están ahí porque son necesarios, tienen su función. He aprendido a afrontar los obstáculos de la vida desde la perspectiva del aprendizaje y crecimiento personal. Mirado así se convierten en estimulantes retos💪🏻🙃😊 Gracias por tus post. Este me ha encantado especialmente😀

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias Mariví por tu comentario. La vida sin dificultades no existe, ni siquiera en los cuentos de hadas. Saber afrontar las dificultades nos hace disfrutar de la vida tramo a tramo, pues sabemos lo que cuesta conseguir avanzar. Para saber que es calor necesitamos saber que es el frío. Para saber que es la satisfacción necesitamos saber que son los obstáculos.
      Un abrazo, navegante Mariví.

  7. Rodri dijo:

    Gran texto Luis. Y cuánta razón en tus palabras.

  8. winnie0 dijo:

    Me maravillan tus reflexiones Luis….un descubrimiento…insisto.
    Navegar a contracorriente durante un tiempo largo ….me hizo más fuerte….así es. Ahora hay algo de calma chicha que me acompaña con relax. Un beso

    • luisjuli2 dijo:

      Cuando hay calma chicha es el único momento de introspección. Donde podemos revisar el barco y ver que todo esté preparado para cuando vuelva el viento. Y es el momento de estar muy atentos para prepararnos para la siguiente etapa de la regata.
      Disfruta de un buen martes de navegación Winnie!!!

  9. cmacarro dijo:

    Sabias reflexiones, como siempre.
    Siempre hay que sacar una enseñanza positiva de cualquier lance de la vida, por muy adverso que sea.
    Un abrazo

    • luisjuli2 dijo:

      Una vida sin lances negativos no existe!!! Y si día a día sabemos afrontar los pequeños problemas, el día que vengan las grandes dificultades podremos reaccionar sabiamente.
      Muchas gracias por leerme!!!

  10. ALEJANDRO FORCEN dijo:

    Hola Luis.

    Como siempre, me dejas sin palabras ante tus escritos. Que capacidad tienes para explicar con ejemplos y frases sencillas de comprender, tus consejos. Consejos sabios y bien intencionados, lo que hace de ti una buena persona y un estupendo jefe.

    Un fuerte abrazo

    Alejandro Forcén 670530325

    • luisjuli2 dijo:

      Buenos días Alejandro!!!! Qué alegría leerte!!!! He tenido grandes maestros que me han sabido trasmitir la importancia de las cosas sencillas. Al final, un problema complejo, no deja de ser una sucesión de sencillas partes.
      Dices de mí que soy un estupendo jefe, jamás podría intentar serlo si no contase con personas como tú, generosas con el esfuerzo y positivas con la visión. Ojalá nuestros caminos se vuelvan a cruzar Alejandro.
      Un abrazo inmenso!!!!!

  11. Fabulosa metáfora sobre la vida, aunque hay personas que tienen a su favor el viento mas tiempo que otras y tienen mejores embarcaciones, pero en esta lucha, nos sentimos mejor aquellos que llegamos a nuestro destino con más esfuerzo y sin ayuda, nadie nos pregunta lo que hemos tardado y sufrido, lo qu;e importa es llegar. Besos alma.

    • luisjuli2 dijo:

      Buenos días María del Mar!!! Si haces una regata en la que tocas varios puertos, los vientos pueden ser favorables durante mucho tiempo. Si lo que haces es una regata en un circuito el viento necesariamente ira de proa a veces y de popa en otras. En ocasiones solemos ver los vientos a favor de los demás pero nos cuesta ver los que van en contra.
      Tienes razón al pensar que hay diferentes barcos, es cierto, pero cada navegante acaba prefiriendo el suyo, aunque sea pequeño, pues lo conoce. En uno muy pequeño puedes ser tu propio patrón, en uno muy grande puedes no ser más que un simple marinero. Ahí reside la actitud en la vida, quiero manejar mi vida… o dejar que la dirija otro.
      Como siempre, María del Mar, tus comentarios me ayudan a reflexionar.
      Un abrazo!!!!

  12. Del más grande al más chico todos tenemos a lo largo de nuestro viaje vientos a favor o en contra, saber aprovechar unos y sortear otros ya es cuestión de la pericia de cada navegante ( y esa pericia se adquiere, naturalmente, navegando). Y no perdamos la esperanza pues hasta el mismo Ulises llegó, a pesar de los vientos y de de los dioses, a su preciosa Ítaca, después de diez años.
    Gracias Luis.
    Un abrazo.

    • luisjuli2 dijo:

      Me encanta tu comentario María. Traes a él a Ulises, uno de los viajeros de los que más he aprendido. Como bien dices, a navegar se aprende navegando. De la misma manera que a sortear dificultades se aprende enfrentándote a ella.
      Un abrazo enorme y gracias por tu comentario.

  13. Amén a todo este decálogo. No podías escribirlo mejor, es tal cual. Yo pasé/paso/¡pasaré! por todos esos escalones. Me encanta.
    Y esto se completa con la hermosa frase que recuerdo del consultorio de mi dentista: “No se pueden descubrir nuevos horizontes si no se tiene el coraje de perder de vista la tierra firme que se deja atrás”.

    • luisjuli2 dijo:

      Que grande es tu dentista Fabio!!! La realidad es que para llegar a nuestra meta, sea cual sea, hay que dejar atrás la salida. Y eso siempre da miedo.
      A todos los que anhelamos ser “NORMALES”, con mayúsculas, nos toca pasar por todos los escalones.
      Un abrazo enorme y buena tarde Fabio.

  14. vozdemoscu dijo:

    Como siempre, es la entrada excelente y llena de sabiduria. Gracias, Luís. Un saludo desde Moscú.

  15. seyermari dijo:

    Es un placer leerte, sabios consejos a tener en cuenta y que en ciertos momentos vienen muy bien recordar. Gracias!

  16. Paola Perez dijo:

    Hola Luis ,siempre en la vida hay obstaculos,hay que saber navegar contra viento y marea ,luego vendra la calma y saldra el sol , pensar que siempre que llovio paro,proponerse objetivos a corto plazo,y atreverse a salir de la zona de confort,tener una visión mas amplia de nuestro horizonte,pido permiso para tomar algunas frases tuyas, y como siempre muy constructivo lo tuyo, me encanta tu blog.

    • luisjuli2 dijo:

      Todas las frases son pasa ti, Paola!!!! Has hecho un resumen fantástico de la entrada. En pocas palabras has sido capaz de sacar la esencia. Yo me quedo con una frase que aportas “siempre que llovió, paró”.
      Un abrazo enorme Paola, y gracias por pasearte por mi casa.

  17. Celia Marquez Goncer dijo:

    Un placer leerte, tus escritos son profundos y te hacen pensar y reflexionar sobre la vida, siempre amenizados por buena música que apoyan tus pensamientos. Un placer leerte Luis, gracias.

  18. rosamagarcia dijo:

    Una tarde venía por la carretera que va a Los Llanos con más penas en el alma y más problemas de los que este pobre misionero podía soportar. Encima me había “enchivado” con la camioneta azul y había pasado horas solo, atrapado en un mar de barro, abrasado por el sol del Caribe, nadie me había ayudado… porque no había nadie por ese lodazal de caña y fango que ni siquiera supiese que estaba yo allí. Venía agotado, cansado, y quizá con cierto desánimo, lo confieso. Me pesaba la parroquia, me aplastaba la misión. Me parecía que corría y corría de un lado a otro y no había hecho nada en todos estos años, me sentía bastante fracaso. Venía diciéndome a mi mismo: “¿no querías gastarte por Cristo y dar la vida por Él? Pues toma una misión a la medida de tus ambiciones…” En aquel instante me encontraba a la altura de la entrada del batey de Copeyito y recordé que me habían dicho que había una enferma, entré en el batey y pregunté por Marta.

    Marta vivía en una casucha infame del Consorcio Vicini con otros nueve de familia entre hijos, hermanos, su madre… Marta estaba inválida, tendría quizá 34 años, el cuerpo esquelético cubierto de costras sobre un camastro mugriento. Entré con el mismo desánimo con el que venía por la carretera, entré diciendo en mi interior: “no sé ni para qué entro si hoy ya no puedo más, estoy muerto, agotado, si no tengo nada que dar, si me pesa la vida y me duele hasta el pelo de la paliza que llevo en el alma y en el cuerpo”. Marta no me conocía, me acerqué a ella, el olor era espantoso, la habitación única un caos de mugre encostrada. Le di la mano y le ofrecí una mueca por sonrisa, le dije: “Marta, soy el padre”. Marta sí que sonrió de verdad, de sus adentros, y me ofreció una silla a la que le faltaba una pata y me dijo: “padre ¿ha venido a rezar?” Yo, si os digo la verdad no sabía ni para qué había ido. Me pilló por sorpresa, era ella quien le recordaba a su pastor herido de batallas – el “profesional de la oración” – para qué había ido hasta su lecho. Confundido le alcance a mascullar: “sí, sí, claro, para eso he venido, para rezar”.
    Instintivamente abrí la mochila y busqué el Breviario. Lo abrí sin pensar, por las Vísperas de esa tarde y sin más preámbulo comencé o rezar el himno. Jamás lo olvidaré mientras viva. Los que rezáis la Liturgia de las Horas lo conocéis:

    En esta tarde, Cristo del Calvario,
    vine a rogarte por mi carne enferma;
    pero, al verte, mis ojos van y vienen
    de tu cuerpo a mi cuerpo con vergüenza.

    ¿Cómo quejarme de mis pies cansados,
    cuando veo los tuyos destrozados?
    Cómo mostrarte mis manos vacías,
    cuando las tuyas están llenas de heridas?

    Cómo explicarte a ti mi soledad,
    cuando en la cruz alzado y solo estás?
    ¿Cómo explicarte que no tengo amor,
    cuando tienes rasgado el corazón?

    Ahora ya no me acuerdo de nada,
    huyeron de mí todas mis dolencias.
    El ímpetu del ruego que traía
    se me ahoga en la boca pedigüeña.

    Y sólo pido no pedirte nada,
    estar aquí junto a tu imagen muerta,
    ir aprendiendo que el dolor es sólo
    la llave santa de tu santa puerta. Amén.
    En esta tarde, Cristo del Calvario,
    vine a rogarte por mi carne enferma;

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por acercarnos esta oración de las Vísperas. No la conocía. Ciertamente, en la vida, tenemos derecho a quejarnos, pues pasamos por penalidades, como los veleros contra el viento. Pero siempre hay vientos más fuertes y mares más encrespados, siempre hay gente que está peor. La solución? Siempre hay muchas respuestas posibles, una es la,oración, que a nadie le hace mal, otra es emplear la empatía e intentar mejorar el estado de la persona que tenemos delante, y otra solución es actuar, y dejar de quejarnos.
      Muchas gracias por tus cuidados comentarios Rosa.

  19. María José dijo:

    Creo que ya te lo han dicho todo, pero….en la adversidad es donde aprendemos y sabemos dar mejor significado a la vida.
    Un abrazo, volveré.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu visita, María José. Has dado una de las circunstancias que nos hará disfrutar de la vida y es el ser conscientes de que existen adversidades y que somos capaces de salir de ellas!!!
      Muchas gracias por tu aportación y bienvenida al blog!!!

  20. allamas2000 dijo:

    Excelente, Luis. Y qué decir de Yusuf a la guitarra.
    La Bahía de Santander es absolutamente maravillosa. Por motivos de trabajo viajo 1-2 veces al año, me alojo en el chiqui y disfruto de las magníficas vistas.
    Gracias por el post

    • luisjuli2 dijo:

      Me alegro que te guste el post. Te alojas en un lugar con una vistas privilegiadas. Desde la ventana puedes ver navegar algún velero, sobre todo en fines de semana.

      Yusuf!!! Me alegro por él, pero una pena para la música que se retirase casi totalmente.

      Un abrazo enorme y gracias por tu comentario!!!

  21. Para variar, me encanta tu post! es que es leerlo y decir: claro que si, vamos a por todas!! lo dicho, me encanta leerte, porque me inyectas un subidon!!jejejej, gracias por escribir cosas asi!!

  22. Hola Luis, un gran saludo, excelente tu post.

  23. Silvia dijo:

    Muy buenos consejos, como siempre Luis, son muy útiles!!👌. Un abrazo!!

  24. Como siempre muy interesante tu explicación, tomo nota de los puntos, pueden parecer obvios pero no tanto pues a menudo cuesta llevarlos a cabo. Los leo y luego pasados un par de días los vuelvo a leer. Me ha gustado uno de tus comentarios en el que explicas la meta (destino) frente al camino (viaje). Un abrazo

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus palabras Carlos!!! Parece una paradoja, pero no lo es. Debemos tener una meta clara. Lo importante no es el camino que nos lleva a ella y, sin embargo, sea el viaje que sea, debemos disfrutar del camino que tomamos.
      Un abrazo enorme, Carlos, y muchas gracias por pasarte por mi casa.

  25. Una entrada preciosa Luis! Sabios consejos los que compartes a través de tus entradas.Pongámonos manos a la obra! aprendiendo a navegar, y luego llevando nuestro propio timón del barco, y surquemos grandes mares. Gracias por compartir, un abrazo

    • luisjuli2 dijo:

      Gracias a ti, María, por tu aprecio!!!! Como bien dices, llevemos el timón de nuestro barco y a surcar mares!!! Ese timón nos corresponde y somos los únicos con posibilidad de usarlo. No dejemos llevarnos y vayamos donde nuestros deseos nos lleven!!!

  26. Hace unos días que no abro mi amigo el ordenador, ni salgo de casa, Mi esposo ha tenido una caída y se ha partido la cabeza de húmero del brazo que tiene sano, con lo cual no puede utilizar el andador (hace tiempo comenté que había sufrido un atropello y tiene un brazo y ambas piernas llenas de tornillos). Al leer la entrada me ha dado alegría porque me he sentido muy cercana al post. Cuando vi que las aguas andaban revueltas y el timonel del barco estaba a punto de naufragar, no podía ir a nadar, ni empezar el taller en la fecha prevista. Lo primero que he hiced fue orar, ponerme en manos de DIos, después he buscado ayuda y esto ha generado en mi confianza y optimismo porque sé que navegaremos con algún que otro escollo, pero siempre hacia adelante.
    Muy bonita la entrada. Un cordial saludo

    • luisjuli2 dijo:

      Buenas noches Mariloli. Eres buena navegante!!!! La única solución que no sirve ni en un barco ni en nuestra vida es dejarse ir. Puede costarnos pedir ayuda, pero es mejor que que dejar hundir nuestra nave. El fondo del mar está lleno de pecios que no van a ningún sitio. La oración siempre es buena para quienes creemos en ella, pero, como dice el refrán “A Dios rogando y con el mazo dando”.
      Deseo que os vaya bien, y que tu marido se encuentre de la mejor manera posible Mariloli!!!
      Un abrazo enorme para los dos.

  27. rosamagarcia dijo:

    ENHORABUENA POR SER NOMINADO. ME ALEGRO MUCHISIMO. TE LO MERECES. SALUDOS

  28. Guau, que bueno !?
    Vaya paralelismo mas real que te has “marcado”, tomo buena nota de ello.
    Por cierto, que envidia estar en la bahía de Santander viendo veleros, pero de la sana eh !
    Un abrazo !!

    • luisjuli2 dijo:

      Durante muchos años he vivido muy lejos del mar, incluso en una pequeña aldea de la montaña. Quizás por eso disfrute cada día al mirar por la ventana.
      Muchas gracias por tu comentario!!! Me alegra mucho que te guste.

  29. teaforti dijo:

    Hola Luis,

    Yo navego como puedo. Hay dias mejores y días peores pero al acabar el día y ver que he conseguido mantenerme a flote es una sensación increíble.

    Como siempre me ha encantado.

    Un saludo

    Ana

  30. maro dijo:

    Impecable Luis! qué lindo leerte, cuánto aprendo, gracias!

  31. lusalo14 dijo:

    ¡¡Edificante como siempre, Luis!! Graciaaas… Hermoso tema musical también… Abrazooo y a navegar aprendiendo cómo sortear el viento… 😉 🙂

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus comentarios. Me encanta que te gusten. Seguro que eres una excelente navegante.
      Un abrazo enorme Lusalo

      • lusalo14 dijo:

        ¡¡Son siempre con todo gusto, Luis!! Me gusta mucho tu estilo y tus enseñanzas… Y ahí hago lo mejor que puedo sorteando vientos, jajajajj… A veces se torna dura la navegación… 😉 🙂 Abrazooo…

      • luisjuli2 dijo:

        Jajajaa. Es cierto Lusalo, la navegación en ocasiones es muy complicada!!! Pero como comento en uno de los puntos, los vientos en contra no son ni perpetuos no en todas las direcciones a la vez. Sepamos disfrutar también de la navegación en tiempos de bonanza.
        Un abrazo enormeeee

      • lusalo14 dijo:

        ¡¡Así es!! 🙂 😉 Abrazooo…

  32. VIRGINIA dijo:

    Bonito simil, muy didactico, me ha encantado, ea el momento de ponerlo en practica

  33. estrf dijo:

    Es importante meditar a menudo en las circunstancias y peligros de la navegación en esta vida. Pero a veces me dan ganas de dejar el barco a la deriva y que me lleve donde quiera, cansada ya de pelear tras muchos años de luchar contracorriente… Puedo parecer pesimista, pero, aunque parezca una paradoja con lo que suelo escribir, no lo soy, al contrario soy optimista, pero realista a tope y sé que cuando todo se pone en contra, es mejor arriar las velas y esperar que el viento sople a mi favor para seguir camino.
    De momento, llevo una temporada larga, dejando que el viento me lleve.
    Un abrazo.

    • luisjuli2 dijo:

      Buenos días Estrella. Arriar velas minimiza el efecto del viento en contra. Es una buena medida… para un momento a la larga el barco va a la deriva y eso puede resultar fatal. Estrella, hay buenos navegantes que seguro que te pueden ayudar o que te pueden echar un cabo. Sé que es muy dura tu situación, y que solo tú estás en tu barco y que nadie sabe por lo que pasas. Quizás por eso debas lanzar un SOS antes de que sea demasiado tarde.
      Deseo que tu navegación te lleve a buen puerto. Y que llegues con viento a favor de manera que puedas llegar a disfrutar de tu viaje.
      Un abrazo Estrella

  34. Ainhoa dijo:

    Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa. Mahatma Gandhi 😉

    • luisjuli2 dijo:

      Desconocía la cita y me encanta Ainhoa. Me parece magistral, gracias por traerla hasta aquí. En efecto, estamos en una realidad en la que parece que solo los resultados se recompensan, pero no el esfuerzo en alcanzarlos. Mi hermano corre maratones, el mérito no lo tiene en hacer una buena marca, ni siquiera la tiene en alcanzar la meta, para mi el merito lo tiene en la preparación que lleva a cabo durante meses para la carrera. En el esfuerzo continuado. Mientras navegas contra el viento la velocidad siempre es muy baja, pero ser capaz de vencerlo y llegar a puerto ya es suficiente.

      Un abrazo y gracias por tu enorme aportación Ainhoa.

      • Ainhoa dijo:

        La superación es la clave y la actitud que mantengas en los peores momentos que los hay siempre como predecesores a los logros😉A pasar buen domingo

      • luisjuli2 dijo:

        La actitud frente a la que nos enfrentamos a la vida es determinante, tienes toda la razón Ainhoa!!! Cuando las cosas van bien todo se torna fácil, es en las dificultades cuando debemos sacar lo mejor de nosotros mismos para superarnos.
        Disfruta tú también de un buen domingo Ainhoa, y muchas gracias por tu comentario!!!!

  35. Jacintº dijo:

    Excelente decálogo, lo tendré presente….. Buen finde, amigo!

  36. Junior dijo:

    Luis nunca es tarde para leerte, veda? . Esta entrada, me ayuda, más de que te imaginas.

    • luisjuli2 dijo:

      Me alegro que te ayude Junior!!! Sé que tienes un fuerte temporal de cara… pero me consta que eres un buen navegante y sabrás salir airoso, con cicatrices, pero llegarás a puerto. Un sincero y fuerte abrazo Junior.

  37. Pingback: ¡Navegar contra el viento! | FRANKYSPOILER´SCRT

  38. Gracias genio! Como siempre,en el momento exacto.Un gran abrazo de esos que acortan distancias!

  39. Ana LlorénsL dijo:

    Gracias Luis!!! Me encantó

  40. Karina dijo:

    La fotografia que incluyes en la nota es muy acorde a la enseñanza¡ . En la vida desde el inicio nos enfrentamos a grandes o pequeñas dificultades que son las que forjan de donde estamos a donde queremos llegar. Pero tambien a veces nos sobre esforzamos porque vamos luchando contra el viento sin tener en nuestras vidas al mejor capitan y consejero de rutas que es DIOS, el cual tiene la autoridad de calmar y apaciguar las aguas para que en medio de las tormentas no vayamos a naufragar. Un abrazo y feliz dia gente linda¡

    • luisjuli2 dijo:

      Buenos días, Karina. Muchas gracias por tu comentario.

      Todos los recursos éticos que empleemos para llegar a la meta son lícitos, y encomendarse a Dios es uno de ellos, indispensable para una cantidad inmensa de personas, entre las que me incluyo.

      Independientemente de que uno sea creyente, o no (yo lo soy y a mucha honra), me gusta recordar un refrán en castellano que dice “A Dios rogando, y con el mazo dando” Confiar en el Altísimo y no hacer nada más por nuestra cuenta, no es la mejor de las soluciones.

      Te deseo un magnífico fin de semana,
      Karina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s