¡Platón y las acelgas!

En otras ocasiones ya os he comentado que soy más de pueblo que las amapolas. Pensar en carros y en caballos es traerme a la memoria a mi tío Salva, él me enseñó, siendo crío, a guiar el carro con un mulo delante. El pasado martes y gracias a las acelgas conocí “El mito del carro alado y el auriga” que escribió Platón, leyendo el artículo que El País Niño, cómete las acelgas de Javier Sampedro. Y claro, pensar en el mito de Platón y recordar mi niñez es todo uno.

  • Pero Luis, ¿qué tienen que ver las acelgas con Platón y con tu tío? Me tienes intrigado. La verdad, ni me gustan las acelgas ni me gusta la filosofía.
  • Dos cosas te pido, curiosidad y paciencia.

En su mito sobre el carro alado y el auriga, Platón representa el alma humana como un carro tirado por dos caballos, uno ruin y otro noble, que simbolizan la pasión desbocada y el impulso racional. El conductor (auriga) tiene un trabajo enorme para evitar que cada caballo tire para su lado y llevar el carro a su destino. Casi como el trabajo que tenía yo para guiar el carro de mi tío.

Luis Juli Aydillo

¡Platón y las acelgas!

Es curioso como el autor nos lleva a la neurociencia, a través de Platón, para concluir que los padres deben decirle al niño que se coma las acelgas aunque al niño no le gusten. En su cerebro quedará grabado lo importante que es la alimentación sana, aunque ahora no las coma.

  • Luis, en serio, ¿y esto qué tiene que ver con la motivación? ¿Nos vas a hablar de nutrición infantil?

En la literatura, en la filosofía, en la religión o en la neurociencia, se habla de las dos partes que tenemos en nuestro interior, cada parte tiene una concepción distinta, incluso opuesta, sobre cómo afrontar las soluciones (resumiendo muchísimo, claro) Y esto me hizo pensar que dentro de cada uno de nosotros tenemos un lado que es el que busca soluciones, que es el que nos mueve a la acción, y otro que es el que nos mantiene en la zona de confort, el que quiere que nos quedemos quietos, que no evolucionemos. Llevar las riendas de nuestra vida no es fácil, por lo menos para mí. Nuestro cerebro es ese conductor (auriga que llamaban los griegos) que intenta que los dos caballos vayan en la misma dirección. La pelea siempre será continua y siempre nos dejaremos llevar por uno de ellos.

  • ¡Hasta aquí no nos dices nada nuevo Luis!

En ocasiones nos dejamos llevar por el desánimo, por la pesadumbre, el peso de las dificultades nos abruma. La buena noticia es que seguimos siendo nuestros propios aurigas, los conductores que somos capaces de llevar nuestra vida en un sentido u en otro, de hacer que domine más un caballo que el otro. Y no se nos puede olvidar que ABSOLUTAMENTE TODOS TENEMOS DOS CABALLOS IGUAL DE CAPACES. De nosotros depende que dejemos desbocar más a uno o que frenemos al otro. Yo también pensaba que era imposible dirigir un carro hasta que mi tío me enseñó.

Somos dueños de nuestros caballos

¡Somos capaces de dar la dirección que queramos!

Un buen profesional nos puede ayudar a llevar nuestra vida por el camino que le indiquemos. Quizás un buen amigo sea suficiente, o tal vez necesites un coach, un mentor, o un buen líder a tu alcance. En muchas ocasiones (en la mayoría) sabemos qué debemos hacer, pero necesitamos que alguien nos ayude a tirar (o soltar) la rienda. En resumen, muchas veces nos comportamos como los niños, que preferimos las chucherías a las acelgas, aunque estas sean más sanas. Por eso los padres les deben decir a los hijos que se coman las acelgas. Por eso debemos retener al caballo ruin.

Si de niño fui capaz de llevar el carro de mi tío, ahora de mayor seguro que todos somos capaces de dirigir el carro más importante de nuestra vida ¡nosotros mismos!

He comenzado hablando de filosofía y eso me ha llevado a recordar la canción de Sam Cooke, Wonderful World (sí, la canción de Único Testigo) Nos cuenta la historia de un chico que quiere convertirse en el más listo de la clase para enamorar a su chica. Os dejo el enlace con Harrison Ford y Kelly McGillis bailando.

©Luis Juli Aydillo                                

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

76 respuestas a ¡Platón y las acelgas!

  1. Moraleja : !Al final te gustarán acelgas¡… lo se por experiencia

  2. Marivi dijo:

    A mí me encantan las cartas del tarot y tu artículo de hoy ha evocado en mi mente una en concreto de ellas: El Carro. Es uno de los 22 arcanos mayores. Un joven auriga dirige un carro con dos caballos y cada uno desea ir para un lado distinto. El poder de este arcano reside en ser capaz de dirigir el carro controlando ambas fuerzas, llevar las riendas de tu vida. La escena de kelly McGillis y Harrison Ford con su danza al son de la preciosa canción refleja muy románticamente su momento de lucha… Cuánto daño ha hecho Hollywood con su romanticismo a las mujeres!!!!😂😂😂😂

    • luisjuli2 dijo:

      La imagen de las dos fuerzas opuestas que luchan cada una en su dirección es común a muchos enfoques de la vida. Y uno de ellos lo mencionas a través de ese arcano mayor. Lo desconocía y me alegra saber una cosa más Mariví. Al final siempre somos dueños de tomar las riendas en el sentido que deseemos.
      Sobre la película… está claro que es el reflejo de los dos caballos que luchan por mundos contrapuestos. Y de Hollywood nadie descubrirá que nos dan una visión edulcorada e irreal de la vida.
      Muchas gracias por tus enriquecedoras palabras MariVi. Te deseo un buen martes.

  3. La eterna lucha interior.
    Hay una fábula que habla de esto cuando un niño le dice a su abuelo que siente como dos lobos en su interior, uno bueno y otro malo y le pregunta cuál ganará. A lo que su abuelo responde: aquel al que tú alimentes.
    En este caso se refiere al amor y al odio, en el tuyo a crecer y cambiar o quedarse en la zona de confort.
    El solo hecho de preguntarnos esto ya es crecimiento. Aquel que ni siquiera se hace preguntas, habitará siempre en el mismo lugar.
    El post es muy bueno y la canción, otra de mis favoritas.
    Feliz martes Luis.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus comentarios. Eres fuente de conocimiento Ana. Es muy buena la fábula de los dos lobos. Al final da igual que sean lobos o caballos. En nuestra mano está el querer llegar a donde queramos. Está claro que siempre tendremos la disculpa perfecta para no hacer nada, pero solo a nosotros debemos culparnos.
      Me alegro que te guste la canción Ana.
      Un abrazo y buen día ☀️😄

  4. Muy interesante el post y muy inspirador. Y qué tendrán las acelgas que a la mayoría no nos gustan! Jeje! Saludos de otra que también es de pueblo! 😉

    • luisjuli2 dijo:

      Me alegro que te resulte inspirador el blog. Ser de ciudad tiene muchísimas ventajas, pero ser de pueblo te da una riqueza en experiencia inigualable.
      Y nada, habrá que comer acelgas jajajaja
      Te deseo un buen día!!!

  5. Enhorabuena Luis. Me ha encantando tu post y la canción final genial

  6. Quim Roca dijo:

    Interesante y bucólica fórmula para recordar el “seny” i la “rauxa”.

    • luisjuli2 dijo:

      Gracias por el seny i la rauxa!!! Uno de los pueblos en los que viví es un minúsculo pueblo de Girona. Allí aprendí no sólo esas dos palabras, también lo que significan.
      Muchas gracias por tu evocador comentario Quim!!!

  7. Pingback: ¡Platón y las acelgas! | yofumoenpipa

  8. rosamagarcia dijo:

    “Somos esclavos de lo que decimos y dueños de lo que callamos”

    — Anónimo

  9. Muy buen post Luis!!! me encanta la manera de explicar nuestra lucha interior, y al final una ganadora.La canción preciosa!!! Gracias por compartir, saludos María Juanes

  10. Yo escribí un poema en español en my último post.

  11. Tragar saliva. Me quedo con el final , miradas, un baile y el momento nuez de Ford.

  12. Chelo Pons dijo:

    Una enseñanza que justamente hoy me ha encantado leer, llevar nuestros propio carro no es fácil pero si sabes manejar a los dos caballos incluso siendo tan diferentes, te comerás todas las acelgas como si fuesen espinacas y serás tan fuerte como Popeye. Gracias

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias Chelo por tu comentario. Por suerte, o por desgracia, nadie tiene dos caballos que piensen igual y siempre estén de acuerdo. Al final somos nosotros, los aurigas, los conductores de nuestro propio carro, los que tenemos que “domar” a ambos caballos para llevarlos al destino que nos hemos marcado.
      Un abrazo, Chelo, y gracias por tus palabras.

  13. meatovmearov dijo:

    A veces lo dudo, pero luego lo olvido… sino creo que soy capaz de conducir mi vida poca cosa haré por mi cuenta. Abrazos y gracias Luis.

    • luisjuli2 dijo:

      Gracias por tu comentario!!! En general todos somos capaces de conducir nuestro propio carro, pero en ocasiones el carro se atasca y alguno necesita alguien que le ayude.
      Un abrazo y buenas tardes!!!

  14. Hola Luis, lo primero quería felicitarte por tu magnífica entrada y tu perspectiva, tan diferente y fresca. Lo segundo y por aquello de que me gusta decir lo que el post ha conseguido transmitirme, he de decirte que me ha recordado mucho a la “Teoría de las pasiones de Hume” sé que a priori puede parecer que no tiene mucho en común (tal y como platón con las acelgas) pero en la división que realiza Hume sobre las pasiones (serenas y violentas) yo veo esas dos direcciones del carro. Y en cuanto al hecho de lo difícil que puede parecer controlarlo, yo, tal como diría Hume me sumo a que “en el conflicto de pasiones no siempre vencen las de mayor fuerza sobre las más débiles” pues nos dice que somos capaces de reprimir una pasión violenta al tener en mente otro tipo de intereses aunque estos mismos sean distantes.
    La fuerza de ánimo, el conseguir llevar el carro en la dirección que quieres como bien has dicho tú, sería según Hume “el predominio de las pasiones apacibles sobre las violentas”
    Un saludo

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por el enfoque Agatha!!! Ciertamente, y simplificando como se hace en un post de 600 palabras, bien podríamos asemejar el carro a las pasiones de Hume. Al final no hay buenos y malos en esta película, aunque si hay visiones divergentes que hay que armonizar.
      Muchísimas gracias por tus felicitaciones, pero sobre todo por la amplia visión que me has dado en tu comentario. Yo no la había contemplado así y me gusta. Quizás en próximas ocasiones asocie “las acelgas” a Hume 😄
      Buenas noches Agatha y un abrazo enorme.

  15. Luis, al fin tuve la tranquilidad y el tiempo para leer con calma tu entrada.
    Antes de nada, te felicito por el artículo. Siempre es interesante la dualidad de la condición humana, todos estamos formados por esa dualidad, lo bueno y lo malo, la razón y el corazón, la mente y las pasiones ….
    Te cuento que en las cartas de Tarot ( que yo no creo en ellas pero , hijo, qué le voy a hacer si tengo una amiga pitonisa jajaja) justamente se presenta esta dualidad en la carta del carro.
    Es un carro ( que tontería, si es la carta del carro lo lógico es que aparezca un carro, no va a aparecer un conejo :/ tirado por dos cabellos que van en direcciones contrarias, tal y como tu lo cuentas, una es la dirección adecuada, la racional, la que debemos seguir para no complicarnos la vida, la otra es el instinto, lo que realmente queremos hacer aún a sabiendas de que nos estamos exponiendo a pasarlo mal, la carta está dominada por una persona que es la que sujeta las riendas y trata de que ambos caballos tiren en la misma dirección, la que la persona elija.
    Esta carta suele salir cuando la persona está indecisa en algo, y aconseja prudencia llevando esas riendas, equilibrio en la toma de decisiones que se aconseja más racional que pasional.
    Lamentablemente, no siempre gana la razón, pero después de todo ¿qué sería la vida sin un poco de locura?
    Me encantó tu entrada ¡¡

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentario. Como a ti, no creo en el tarot pero tengo amigos que si lo emplean. Sabía de la existencia de esa carta pero no su significado. Y es el fondo del post, sin duda. El razonamiento es lógico, ante la indeciso lo aconsejable (aparentemente) es la prudencia. Afortunadamente en esta vida hay algo más que la razón y de vez en cuando es bueno un poco de locura, como sugieres. Si no fuese por la locura qué aburrida sería la vida!!!!
      Muchas gracias por el comentario y te deseo un fantástico día.

  16. Carlos Guebardt dijo:

    Extraordinario Luis. Cuantas veces nuestras vidas están controladas por otros porque nosotros no tenemos esa capacidad de aplicar la inteligencia emocional.
    Saludos!!!

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentario Carlos. Ciertamente la inteligencia emocional es la que nos puede ayudar a “guiar nuestro carro”. En ocasiones dejamos que nos guíen “cocheros” a los que no hemos dado las riendas. Y así vamos en pos de SUS metas, no de las nuestras.
      Interesante concepto el que has introducido Carlo.
      Un abrazo y buenas tardes!!!

  17. 👏👏👏👏👏👏👏👏🎉🎊🎁😍😘

  18. Ana Rocio dijo:

    Estupenda entrada, Luís, aunque las acelgas no me gusten. El video genial,
    a éstas horas de la tarde y no siendo por obligación, un bailecito después de leer una interesante entrada no viene mal.
    Un saludo!

  19. Qué curioso Luis, el día 10 escribí un post llamado “la Diablita y la Angelita” (los 2 caballos que tú mencionas) y una decisión a tomar, no lo he publicado porque resultó muy personal, además en un momento gana una y al siguiente la otra, por otro lado un amigo común (vi que le pusiste un like) acaba de publicar también algo sobre la ambivalencia, como que anda en el ambiente esta idea, al menos eso parece.

    Pero tienes razón, cada uno debe darle preferencia al caballo que elija, a la diablita o a la angelita, a la luz o a la oscuridad, o tratar de equilibrarlas y conjugarlas, guiar a los caballos por el mismo camino.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias Silvia por tu comentario. Al final, la dualidad de la que hablas, es una constante. En la literatura o en la filosofía se le dan diversos nombres, pero la dualidad existe. De nosotros, y solo de nosotros, depende que sea un caballo u otro el que rija nuestro destino.
      Si lo publicas me encantará leer tu post, Silvia. Un saludo enorme!!!!

      • Por el momento (y sólo por el momento) no lo haré, con el otro post que mencioné, ya me detuvieron, quizá haciéndole algunos cambios (mutilándolo) lo publique, ya lo verás por acá. Acabo de publicar un post que ha gustado mucho, me siento muy contenta por ello, no sé si lo hayas visto, se llama “Éxtasis”.
        Los caballos, si uno es bueno y el otro malo, sí habría que elegirlos, pero como yo veo la dualidad (la mía, al menos) es intuición/impulso y el otro razonamiento/análisis y creo que tenemos que guiar a ambos por el mismo camino hacia adelante, sin darle preferencia a ninguno, pero bueno, esa es mi interpretación de dualidad.
        Saludos

      • luisjuli2 dijo:

        Está claro que en el carro de nuestra vida debemos actuar con equilibrio, dando o reteniendo riendas a cada momento. Dice el refrán que la virtud está en el medio. Al final acaba siendo una pelea continúa, como la propia vida.

  20. lurda55 dijo:

    Magnífica tu entrada, Luis. No sólo aprendemos cosas que no sabíamos (o no recordamos…Platón se quedó en el bachillerato y hace ya tanto…!!!), sino que esos símiles que estableces con la vida de cada uno, dan para reflexionar y mucho: esos caballos que tiran para cada lado…Muy buena!!!. El cierre, con Harrison Ford, tremendamente atractivo en esa película, es un perfecto final. Un abrazo.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentario. Al final la curiosidad es la que nos mantiene despiertos. Yo también recordé el mito del carro gracias al articulo de las acelgas. Me alegro que te ayude a reflexionar, ese es uno de los objetivos que me marcó al escribir.
      La película me encantó y la música es muy adecuada a la curiosidad de que te hablaba por el conocimiento. Y además es bonita!!!
      Un saludo y disfruta del día!!!

  21. No me gustan las acelgas, el artículo sí, y mucho (y la canción también).

  22. Hola! Soy nueva en tu blog y me han encantado todas tus entradas. Tienes un premio en mi blog. Felicitaciones!

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias Chica de Papel. Es un honor ser premiado por ti, espero ser digno de tal premio y ojalá no te defraude con mis futuras entradas!!! Te deseo un extraordinario fin de semana y nos leemos!!!!

  23. Luis, una vez más me gusta la forma de exponer lo cotidiano de una forma tan especial y que me lleva a la reflexión, buscar el equilibrio entre lo blanco y lo negro; te mando abrazos muchos,muchos!!! fuertes!! fuertes!!

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus palabras Soiio. Intento escribir de forma que mis dos caballos que habitan en mi interior me puedan entender. No siempre lo consigo, pero lo intento.
      Muchiiiiisimas gracias por esos abrazos, por la intensidad, calidad y cantidad. 😄

  24. tachimio dijo:

    Buona serata Luisjuli2. Isabella

  25. estrf dijo:

    La razón y el corazón… tengo un poema dedicado a esos dos caballos que, en ciertos momentos de nuestra vida, quieren empujarnos cada uno por su lado. Es verdad, la vida es una constante lucha con lo fácil y lo difícil, lo racional y lo pasional, lo respnsable y lo que no lo es tanto. Constantemente nos vemos en la tesitura de elegir una actitud en la vida en la que las riendas estén bien sujetas para que los caballos no se salgan del camino… pero ellos también necesitan comer alguna vez y no precisamente acelgas, sino fresca hierba alimentada por la lluvia.
    Excelente entrada y un final muy apropiado.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentario, Estrella. Queremos que los caballos sigan por el camino que para ellos diseñamos. Queremos tener vivos a los dos caballos, pues de cada uno aprovechamos sus cualidades, pero como bien dices, Estrella, de vez en cuando deben salir del camino, y no para comer acelgas (desconozco si les gustan) sino hierba fresca.
      Me puedes pasar el enlace de tu poema? Me encanta leerte, o mejor aún, ya buscaré yo tu poema.
      Un abrazo Estrella y gracias por leerme.

      • estrf dijo:

        Creí que este poema lo habia publicado, quizá ha sido acompañando algún post y no individualmente. Aquí lo tienes, Luis-

        “Amo y pienso,
        ¡qué mala combinación…!
        Pienso,
        y mi razón me dice,
        “piensa y no ames, sólo te traerá dolor”
        Amo,
        y mi corazón me dice,
        “ama y no pienses, aunque te traiga dolor”
        Alguna vez pienso,
        Otras veces amo.
        Muchas, pienso y amo,
        amo y pienso…
        Corazón y razón
        en pugna uno con otro…
        ¡ay, amor!
        ¡que me puede el corazón!
        Estrella

      • luisjuli2 dijo:

        Muy bonito, Estrella, consigues versar sobre la lucha cotidiana, sobre la dualidad que escenificamos con nuestros caballos. Gracias por mandarme el poema, Estrella. Disfruta de esta tarde dominical.

      • estrf dijo:

        Gracias a ti, tarde dominical tranquila, como suelo decir de mis fines de semana, “marujeo”, lavo, plancho, limpio, cocino… y algún que otro ratito, navego por aqui.

  26. Muy ilustrativo, pedagógico e interesante. Gracias.

  27. Cuán complejos y al mismo tiempo cuán maravillosos somos!!! Dos caballos, dos mitades, dos caras..
    Genial tus reflexiones y tu forma de ir enlazándolas mediante analogías y recuerdos. Un saludo.
    P.D.: Las acelgas no me gustan mucho ni antes ni ahora, me parecen insulsas. Hay otras verduras más sabrosas con las mismas propiedades. Es decir, hay otras opciones para llegar al mismo sitio.😉😉

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus generosas palabras María. Sobre las acelgas me encanta tu reflexión, que es válida para la vida. Siempre hay más opciones, búsquenoslas!!!😄😊

  28. natuurfreak dijo:

    Interesting post. Thanks for visiting my blog

  29. antoncaes dijo:

    Interesante debate el platón de acelgas sin tomate. Buena entrada esta que nos brindas hoy Filosofía, gastronomía e historia, más no se puede pedir. ¡Bueno si! Un huevo salteado en las acelgas y un poco de pan. 😉 Que disfruten del puente Luis y compañía..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s