¡Deja de mirar tanto al retrovisor!

  • ¿Cómo se te ocurre decir esto, Luis? ¡Va contra todas las normas de tráfico!

Es cierto, si hablásemos de conducción de vehículos te daría la razón, pero hoy quiero hablar de ti, de tu “trafico interior

Este adminículo que llevan los vehículos de motor es muy socorrido para hablar del pasado, presente y futuro. La primera vez que oí esta metáfora fue en un curso que dio José sobre coaching.

Luis Juli Aydillo

¡Deja ya de mirar el retrovisor!

No es necesario ser muy observador para ver, cuando entramos en un automóvil, que el tamaño del parabrisas es muy superior al del retrovisor.

  • ¡Luis, por favor! ¡Esto es una perogrullada!
  • ¡No te enfades! No pretendo atentar contra tu inteligencia.

Es obvio que, al conducir, necesitamos un cristal de grandes dimensiones que nos permita circular y nos proteja del aire o de los insectos. ¡No podemos dejar de mirar al frente! En la vida necesitamos mirar CONTINUAMENTE hacia el futuro, hacia donde vamos, para dirigir adecuadamente nuestros pasos.

  • ¿Nos quieres decir que no son necesarios los retrovisores?

Los retrovisores son imprescindibles. Los necesitamos para maniobrar, para evitar sorpresas, para ver lo que dejamos detrás, pero de una manera PUNTUAL. Sucede igual en nuestra vida, mirar hacia atrás debe ser un acto reflejo ¡que nos ocupe poco tiempo! Cuando vayamos a cambiar de dirección, cuando sospechemos que pasa “algo raro” debemos dedicar unos segundos (pocos segundos) al retrovisor. Por eso necesitamos un retrovisor. Pero debe ser mucho más pequeño que el parabrisas.

  • ¿Te imaginas qué accidente puedes tener si solo miras hacia atrás?
  • ¿Os imagináis un retrovisor enorme que no nos dejase mirar hacia el frente?

Dejemos de mirar tanto lo que sucedió. El pasado nos puede aportar enseñanzas, ¡pero no lo podemos cambiar! El futuro, lo que tenemos por delante, está en nuestras manos. Podemos dirigirnos hacia él con libertad.

¡Deja de mirar tanto al retrovisor y céntrate en el parabrisas, en tu futuro, pues depende de ti!

¡Deja de quejarte del pasado y empieza a crear tu futuro desde ya!

Si pienso en un medio de transporte con un parabrisas enorme no me queda más remedio que pensar en un autobús. ¿A que no os imagináis la canción que compartimos? El Blues del autobús, de Miguel Ríos, de una de sus muchas actuaciones en directo.

©Luis Juli Aydillo

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

42 respuestas a ¡Deja de mirar tanto al retrovisor!

  1. Marivi dijo:

    Bon dia😀! Muy cierto, estoy muy de acuerdo. El pasado ha de formar parte de nuestro aprendizaje de vida y tenerlo y acudir a él para, desde nuestro presente, ir hacia nuestro futuro intentando no repetir errores y construirnos un buen futuro, lo más acorde posible a nuestros sueños. Gracias Luis por tus reflexiones😊

  2. Muy cierto Luis, yo de vez en cuando miro demasiado al retrovisor ….

    • luisjuli2 dijo:

      Es necesario mirarlo con la debida frecuencia. No es lo mismo maniobrar para aparcar que ir a la velocidad adecuada por autopista sin cambiar de carril. Si todo lo hiciésemos bien no tendría de que escribir!!! Muchas gracias por tu comentario Claudia. Y animo con el libro!!!

  3. Muy acertado el uso de la metafora de lo amplio del parabrisas del vehículo que conducimos, frente al tamaño reducido del retrovisor; para poner el foco en vivir el momento y lo que tenemos por delante …¡agua pasada no mueve molino!.

  4. Bueno pues otra vez estoy de acuerdo. El retrovisor nos sirve para ver experiencias pasadas y comprobar la mejor manera de maniobrar ante ellas si se repiten. Lo que pasa que a veces le dedicamos mucho tiempo a esta tarea y lo mejor sería un vistazo rápido y seguir adelante. Lamentablemente, a veces ni mirando el retrovisor podemos evitar el tortazo porque ya se sabe que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra y si va mirando el retrovisor mucho rato, entonces peor. En ese caso solo queda llamar a la grúa y esperar a la ambulancia, deseando que el golpe no sea muy duro.
    Feliz Domingo. Besazos por el retrovisor.

  5. Ana Rocio dijo:

    Muy cierto, el pasado, pisado!
    Un beso, Luís!

  6. Brenda dijo:

    Tiene tanta razón. Nos aferramos al pasado y solo nos genera tristeza. Muy buen post 😉😉😉😉

  7. Me gustó, alentador!!, es bueno visitar el pasado, pero no el quedarse ahí. Saludos!!!

  8. Dan dijo:

    Ojalá dejar de mirar fuera tan rápido que no necesitará reflexión. Instantáneamente aceptar el pasado y empezar a mirar hacia delante.. Ojalá.

    Aún así me ha encantado la entrada muchísimo y el modo en el que edta escrita.
    Aprovecho para decir lo mismo del blog entero es una oda a la vida jajaja

    Nos leemos!

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias Dan!!! No es fácil aceptar el pasado instantáneamente. No lo es en absoluto. En ocasiones dedicamos demasiado tiempo a mirar atrás y luego nos estrellamos por no mirar al frente.
      Muchísimas gracias por tus palabras y por supuesto que nos leemos Dan.
      Disfruta del domingo y del resto de los días!!!

  9. Maria Gladys dijo:

    Me encanto tu frase: ¡Deja de mirar tanto al retrovisor y céntrate en el parabrisas, en tu futuro, pues depende de ti!
    Excelente! no mires mas el pasado, concentrate en el futuro.. Con los pies en el presente. Gracias.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por el comentario María. Me alegra que te guste. Realmente debemos centrarnos en mirar hacia el frente. Mirar hacia atrás un momento es importante… para maniobrar… pero solo un momento.
      Te deseo una buena semana.

  10. rosamagarcia dijo:

    Dios nos muestra su rostro a través del mundo que contemplamos. Esta es la razón última de que lo creado se nos presente como algo verdadero, bueno y bello. Lo descubrimos a través del espectáculo de la naturaleza, de la inmensidad de los espacios ilimitados que nos circundan. Pero también por medio de la historia humana, en la que irrumpe, sin duda, el pecado pero también la grandeza del espíritu humano y, más aún, el amor de un Dios, que siendo Padre todopoderoso, saca bien incluso de los males

    • luisjuli2 dijo:

      Verdadero, bueno y bello, que grandes palabras utilizas Rosa!!! Como siempre son dignas de reflexión. Disfrutemos del mundo que nos rodea, y luchemos por ser mejores cada día. Mirar atrás, quizás, solo para aprender de nuestros errores, y, en todo caso, pedir perdón.

      Un abrazo enorme Rosa.

  11. Cristina Meijome dijo:

    Mirar atrás, recordar, no siempre es voluntario, en ocasiones nos toma de improviso, y nos llena de júbilo o tristeza. ¿Qué seríamos si un buen día perdiéramos nuestros recuerdos? Ellos son el bagaje que hemos ido acumulando, y no tiene porque ser ‘pisado’. Volver atrás en el tiempo puede ser un ejercicio para encontrarnos a nosotros mismos, verlos en perspectiva nos puede descubrir las posibilidades de enmendar o evitar errores y mejorar, claro como en cualquier otra situación tratando de encontrar el equilibrio para que en ello no nos distraigamos exponiéndonos a un accidente por no enfocar nuestra vista hacia adelante que es lo primordial, o nos quedemos estancados en un pasado que fue.
    Me encanta leerte amigo, te mando un saludo.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus amables palabras Cristina. Tienes toda la razón!!! No podemos, ni debemos, olvidar nuestro pasado. Es fuente de conocimiento, de aprendizaje, de alegrías y penas. Al final somos lo que hemos vivido. Lo que no podemos hacer es mirar hacia atrás continuamente mientras conducimos… nuestra vida. Correríamos serios peligros. Mirada al frente y, cuando podamos, miremos atrás, pero como aprendizaje y no como tormento

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentario. Me alegro,que te guste el blog, me animas a seguir escribiendo.

      Te deseo una buena noche de sábado y un domingo extraordinario.

  12. Reblogueó esto en Investigación, relatos, arte y literatura latinoamericanay comentado:
    Hablando de resentimientos, realmente no es sano vivir en el pasado o del pasado…

  13. Gracias Luis, tus reflexiones son importantes, me gusta tu forma de decir las cosas. Abrazos y es posible que me digás cuando puede costar un hospedaje económico en Santander?

  14. Israel dijo:

    Veo en mi retrovisor al que era con diez o doce años. Estoy en clase de historia, hacemos una especie de coloquio sobre los reyes católicos y yo participo poco o nada. Extraño en mi. Don Fernando dice “parece que a Israel no le interesa mucho el tema” y yo le respondo que si, pero que me gustaria saber tambien lo que estaba pasando en esa epoca en China, en Sudamerica o en Australia. Terminamos hablando todos de eso y aquel dia también aprendimos historia, pero otra historia.

    Desde luego hay que estar pendientes de la carretera, mirar siempre adelante, y usar los retrovisores cuando se necesita la experiencia y para no olvidar nunca quien somos y de donde venimos, hasta aqui completamente de acuerdo con tu gran exposicion. Pero creo que hay más. Permíteme que la amplíe.

    No olvidemos las ventanillas laterales, porque muchas veces hay que salirse de la linea para pensar distinto y encontrar soluciones fuera de la caja. Ni olvidemos a quien llevamos de copiloto o en los asientos traseros, pues seguramente sean el verdadero motivo del viaje. También hay que escuchar el motor y estar pendientes de cualquier sonido extraño que delate averías, sentir las vibraciones del volante… Tenemos más sentidos aparte de la vista, nos conectan con el mundo y hemos de saber utilizarlos, y, bueno, ya ves que estoy exprimiendo la metáfora para decir en realidad que hay que experimentar la vida con intensidad, siempre proyectándola hacia adelante, pero con una consciencia total del momento, sabiendo utilizar, apreciar o disfrutar todas las maravillas que hay fuera de la carretera.

    Realmente esta metafora tuya del coche es acertada y tiene mucho partido; si la vida es un viaje, hay que mirar siempre adelante, y por eso es tan grande el parabrisas, pero nunca hay que perder el contacto con todo lo que nos rodea, usando según convenga todas las otras ventanillas y espejos, porque es lo que nos ata a la realidad y le da sentido a todo, y también nos ayuda a expandir nuestro mundo y abrirnos a otras realidades y soluciones.

    Discúlpame el atrevimiento, y muchas gracias por estas grandes ideas.

    • luisjuli2 dijo:

      Atrevimiento? Ninguno!!! Un placer tus exposición Israel. Me encanta lo de ampliar el foco de visión, hacia las ventanillas laterales. Y aprovechar el resto de los sentidos!!! Escuchar a quienes nos rodean, incluso el motor o cualquier estímulo que nos rodee. Debemos saber sacar provecho de todo lo que nos ofrece la vida. Mi humilde post solo refleja una parte de nuestro entorno. No debemos estar pendientes solo del pasado.
      Muchas gracias por tus comentarios y es un placer tenerte por aquí, Israel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s