La obsolescencia programada… del trabajador

 

Cada vez, y con más frecuencia, nos vemos abocados a los artilugios de uso cotidiano que se quedan inadecuados para el uso. ¿Quién no tiene la experiencia de ese móvil que se quedó anticuado aun cuando funcionaba correctamente? Y ¿qué decir de ese ordenador al que le falta RAM, Gigahercios, Teras o vete tú a saber?

La obsolescencia programada u obsolescencia planificada es la determinación o programación del fin de la vida útil de un producto, de modo que, tras un período de tiempo calculado de antemano por el fabricante o por la empresa durante la fase de diseño de dicho producto, este se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible (Definición de Wikipedia)

Luis Juli Aydillo

La obsolescencia programada… de las personas Foto Javierypuchi via Flick

Ya hace muchos más de 60 años, en la industria textil, existían fibras para las medias de señora que evitaban las temidas “carreras” Claro, si una media no hacía carreras ¡no se venderían muchas! En la industria, actualmente, sucede que muchos de los elementos que salen de ellas tienen una caducidad (obsolescencia) rápida. Lo peor es que en muchos casos hay soluciones tecnológicas suficientes para que esto no sea así. Lavadoras con muerte anunciada es un buen artículo sobre la obsolescencia programada

  • Pero Luis, ¿me vas a hablar de electrodomésticos o de software?
  • No, quiero hablar de personas.

Es un problema de fraude y medioambiental la citada obsolescencia, cuando además es evitable. Pero ¿qué sucede cuando a las personas nos quieren considerar trabajadores obsoletos? Hasta ahora me he negado a la evidencia. Después de varias reestructuraciones empresariales (por expediente de regulación de empleo, ERE) me he visto en paro con 46, con 54 y ahora con 56 años. En mi caso (y en el de muchos otros) volver a trabajar fue posible ¿Qué sucede? Los trabajadores con cierta edad tenemos mucho que aportar:

  • Experiencia en distintas funciones y puestos adquirida a lo largo de los años.
  • Resultados contrastados y demostrables, tanto objetivamente (datos) como subjetivamente (referencias)
  • Capacidad de formación adaptada de forma continua a las distintas circunstancias.
  • Visión de diferentes políticas empresariales que te dan una visión más general, no teniendo ninguna dificultad de adaptación a ningún cambio. ¡Hemos aprendido de cada cambio!
  • Trabajo por objetivos, al final sabemos que somos lo que conseguimos.
  • Conocimiento de las personas y experiencia en sacar lo mejor de cada una de ellas.
  • Red de contactos muy amplia, cultivada continuamente a lo largo de los años.

¿Y qué podemos hacer para demostrar que no estamos obsoletos?

  • Sé consciente que te quedan cosas por aprender. Sigue con tu formación y adáptate a lo que pide el mercado.
  • No pienses en lo que fuiste o tuviste. Piensa en lo que eres o puedes ser. Las circunstancias han cambiado.
  • Cuida tu marca personal. Sé activo en las redes sociales y demuestra que no estás anquilosado en el pasado.
  • Mantén activa tu red de contactos y amplíala. Al final es el boca a boca el que funciona.
  • Cuida tu imagen personal. A fin de cuentas la primera impresión que se llevarán de ti es tu imagen. No consiste en sacar el uniforme del colegio, pero mejor destierra “el alfiler de corbata”
  • No mendigues empleo ni emplees la soberbia para rechazarlo.

Sin embargo, y a pesar de todo, ¡es una realidad que a partir de cierta edad cuesta encontrar trabajo! Podríamos dedicar líneas y líneas para criticar la realidad, pero prefiero ser positivo y abordar lo que podemos hacer y lo que aportamos. Criticar la situación sin buscar soluciones QUE ESTEN EN MI PROPIA MANO no conduce a nada.

Desde luego, si alguien no le podemos considerar obsoleto es a Bruce Springsteen. Tiene 66 años y hoy os comparto  High Hopes, de su último disco,  donde nos habla de grandes esperanzas y de que el mundo sigue girando.

©Luis Juli Aydillo

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

32 respuestas a La obsolescencia programada… del trabajador

  1. joseluis dijo:

    En estos tiempos amiga Luis La obsolescencia programada… del trabajador dura tan solo un injusto periodo de prueba en un nuevo paradigma bautizado con mucho paro donde no se dan las condiciones de que el trabajador quiera desconectarse o estropearse. Lo normal es que no llegue ni a pasar el periodo de prueba. Y sí, nunca mendigar el trabajo, es un derecho, nunca dar más de lo que puedes, crea problemas, envidias, sombras, que hacen que esta obsolescencia programada… del trabajador dure todavía menos. En estos momentos hay mucha gente tóxica en las empresas, no son responsables el@s, sino el momento que vivimos que dice ¡Sálvese quien pueda! Un abrazo me hiciste pensar.

  2. joseluis dijo:

    Edítame que puse amiga por error Luis. Perdón.

  3. eugecoach dijo:

    Grandes palabras Luis. Gracias por compartir tanta sabiduría, y sobre todo, gracias por compartir el vídeo de ese pedazo de hombre. Siempre fue, es y será mi ídolo puesto que con la edad que tiene, sigue dándolo todo en los escenarios.

    Un saludo.

  4. Imposible estar más de acuerdo Luis.

  5. Mariví dijo:

    Me encanta el positivismo que siempre tienes y transmites: “Podríamos dedicar líneas y líneas para criticar la realidad, pero prefiero ser positivo y abordar lo que podemos hacer y lo que aportamos. Criticar la situación sin buscar soluciones QUE ESTEN EN MI PROPIA MANO no conduce a nada”. Lo más fácil es criticar y quejarse y no buscar soluciones, lo difícil es hacer lo contrario, aprender y fortalecerse adaptándose a las nuevas realidades. Eres genial 🙂

  6. amalia couselo dijo:

    Luis esta semana parece que le tocó a los profesionales de recursos humanos, en uno de los post alguien con enojo comentó ” que puede evaluar una persona de 27 años sobre mi experiencia de más 20 años”.
    Y como ejemplo hay una empresa que me envía diariamente postulaciones que se supone matchearon con mi perfil, algunas contesto pero la última fue espectacular porque me enviaron un mail muyyy educado donde me dicen que no aplicaba….solo que yo lo mandé ya pasadas las 02:00 de la noche y me contestaron a las 08:00 de esa mañana, una eficiencia espectacular. Claro que enoja, porque de más de 60 postulaciones y nunca me llamaron para preguntarme cual es mi experiencia, que pueden entender de 30 años de experiencia en un papel?.
    La verdad creo que las empresas se están perdiendo gente joven y grande de gran capacidad por tener tercerizados estos procesos, donde no tienen el menor conocimiento de la empresa, “creo que ahí está el tema.”
    Yo no iría a una psicóloga de 30 años, por más que sea diploma de honor, porque le falta pasar muchas cosas por la vida, que solo quien ha vivido puede entender.
    Ni bajo lo brazos porque creo que hay grandes profesionales en esta área que también están frustrados.
    Disculpas si alguien se siente afectado por mis dichos lo digo desde la decepción de todos los involucrados.

    • luisjuli2 dijo:

      Como siempre Amalia, muchas gracias por tu comentario. Mi humilde opinión es que tan malo es prescindir de la persona de 50 años por obsoleta como discriminar a la de 30 por falta de experiencia. Conozco profesionales de 55 en plena juventud cargados de energía y creatividad, como a personas con 30 años y una madurez impresionante. Al final lo importante no es lo que he hecho, lo importante es lo que puedo hacer. Hablemos sin prejuzgar y sin discriminar, ni por mucho ni por poco.
      Te deseo el mejor de los trabajo Amalia, y muchas gracias.

  7. saroide dijo:

    Estoy muy de acuerdo. Es dificilísimo encontrar curro a partir de cierta edad, en este país en el que la experiencia es un grado… negativo. En mi área, la Publicidad, es una cosa tremenda ya, sobre todo en el área de creatividad. Sin embargo, miras fuera y la cosa cambia, al menos un poco. El otro día vi en un artículo a las directoras creativas globales de una gran agencia multinacional (Wieden + Kennedy) y eran dos señoras de tomo y lomo, que aquí las mandarían a mirar las obras o dar de comer a las palomas 😦

    Pero no se vive de lamentos. Y menos aún pagan las facturas. Así que no podemos, además, ponernos palos en la rueda. Si somos verdaderos profesionales, tenemos que ser inquietos, estar al día, demostrar que somos una locomotora y no un lastre de nuestra especialidad.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tu comentario, Sara. Tienes toda la razón cuando dices que no se vive de lamentos. Así que a demostrar que somos una locomotora y no un lastre.
      Siempre positivos!!! Un abrazo, Sara

  8. Nuria dijo:

    Hola Luis, me ha gustado mucho tus reflexiones que son la pura realidad. Cuando vi la película del Becario con Robert de Niro, pensé que gran película que refleja la vida de muchos trabajadores de cierta edad y que son rechazados por su edad sin pararse a pensar en su experiencia. si no la has visto te la recomiendo, ademas esta en clave de humor.

  9. Lo he dicho muchas veces, la edad es un estado mental. Fundamental seguir formándose y aprendiendo cada día, y eso añadido a la larga experiencia es el mejor motivo para contratar a alguien.
    Adoro la gente positiva!!!

  10. Pilar dijo:

    Tiene 67 ya… y sigue igual de fantástico como siempre. Pero bueno la voz no es la misma que hace diez años. Eso es inevitable, es el cambio de la vida. El aspecto físico se transforma más o menos convenientemente, pero no ocurre lo mismo con el intelecto que afortunadamente no queda nunca obsoleto, salvo otras situaciones.
    Yo también he visto El Becario de Robert de Niro, pero ya tuvo una vida laboral, pero con 56 años y no tener oportunidades, me parece insano. Los empresarios o los que contratan, o lo hacen por dinero, o porque son jóvenes, o porque su visión laboral es bastante turbia.
    He tenido la gran suerte de trabajar siempre y ahora ya toca que no, pero os puedo asegurar que … no me veré nunca sólo útil para dar de comer a las palomas. Faltaría más!😜
    Animo Luis, nos conocemos y seguro que esta injusticia acabará pronto.
    Un abrazo

    • luisjuli2 dijo:

      Buenas noches Pilar!!!! Muchas gracias por tus palabras y tus astutos comentarios. Afortunadamente hay empresas donde siguen contactado con candidatos “senior”. Estoy seguro que encontraré una oportunidad. Siempre hay alternativas y lucho por ellas!!!
      Un abrazo inmenso Pilar y sigamos disfrutando de la buena música!!!

  11. Marianako dijo:

    Excelente post, real, genuino y reflexivo, ¡muchas gracias!

  12. prismalize dijo:

    Motivos de peso para pensar que debemos confiar en nuestras capacidades y en abrirnos camino, y no depender de un sistema laboral moribundo en el que, como muy bien señalas, no vamos a hacer falta en breve.
    Mejor anticipar una salida elegante del barco y no esperar a abandonarlo cual roedor, viendo que hace tiempo que empezó a hacer aguas.

    Gracias por la reflexión de este artículo, muy interesante y con una buena dosis de chicha para pensar a largo plazo.

    Carlos (Prismalize)

    • luisjuli2 dijo:

      Me encanta tu imagen de abandonar el barco a tiempo y no esperar a que se hunda. El mundo laboral es un océano lleno de barcos. Si el nuestro se va a pique… quedan muchas barcos en los que enrolarnos, Carlos.
      Muchísimas gracias por hacernos reflexionar Carlos.

  13. Francisco Amez dijo:

    Totalmente de acuerdo.
    No sólo por su contenido, sino porque al publicarlo demuestras que estas actualizado y nada obsoleto.
    ….Quien quiera entender, que entienda…
    Y siguiendo con el paradigma al que haces referencia del “Boss” Springsteen,
    recuerda el ´84, cuando lanzó el disco Born in the USA, ya tenía un tema que decía:
    NO SURRENDER.
    Y ya ha llovido desde entonces. Más de 30 años….
    Pues eso,
    No surrender !!!
    Además, pienso que siempre hay un lugar para los buenos y “maduros” profesionales.
    Un abrazo, amigo.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus palabras, Francisco. Siempre he creído que cuando uno se cree incapaz…ACIERTA!!!! Y acierta por no querer hacer nada. En la mayoría de las ocasiones, nosotros somos nuestro peor enemigo.
      Sobre el “Boss”… que decir de él que no se haya dicho antes. Sigue ofreciéndonos conciertos que superan las cuatro horas… qué pocos jóvenes son capaces de superarlo con su intensidad.
      Un fuerte abrazo Francisco, y gracias por aparecer por mi blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s