¡Beethoven y los malos jefes!

Tarde lluviosa y estoy escuchando la Obertura Coriolano, de Beethoven. Es una historia curiosa que vale la pena saber.

  • ¡Luis! El otro día nos hablaste de romanos y hoy ¿nos vas a hablar de música clásica?
  • Hoy os hablaré de grandes líderes… que acabaron como malos jefes. Sed pacientes, por favor. 
Luis Juli Aydillo

Coriolano y el feedback de 450 grados

La historia de Cayo Marcio Coriolano (siglo V a. C.) es la de tantos líderes a los que el éxito y la comodidad de la zona de confort les acaban pervirtiendo. Plutarco nos cuenta como Cayo, siendo joven general del ejército romano, logró varias victorias que le valieron el reconocimiento del pueblo de Roma. Popularidad, ostentación, malversación de fondos le llevaron a una espiral que finalizó en el exilio. Para ganarse nuevamente el favor del Senado se dedicó a arrasar las tierras de los plebeyos (“el pueblo”) salvando las de los patricios (“el poder”) Cuando quiso invadir Roma su madre y su esposa se lo impidieron. A pesar de que le llegaron a dedicar un templo, al final fue lapidado.

  • Luis, ¿qué tiene esto que ver con tu blog?

Conseguir ser líder requiere de esfuerzo y valentía. Ser reconocido como líder no es un título que se pueda conseguir en una universidad o en una escuela de negocios. Ser líder no es una oposición que se gana y da derecho a una plaza de por vida. El liderazgo es una tarea continua que requiere fidelidad a los principios que te han llevado a ella. Requiere adaptación a las nuevas circunstancias del entorno. El liderazgo es algo que se lucha día a día, constantemente. Podríamos preguntar a cualquier deportista si el liderato, una vez conseguido, ya no requiere preparación y sacrificio. Huelga la respuesta.

El mundo está lleno de personas que llegaron a ser grandes líderes y al final se convirtieron en malos jefes.

No te acomodes y sigue luchando. Ya sabes lo que has logrado y si no lo cultivas, sólo te servirá para convertirte en un mal jefe.

  • ¿Y cómo puedes saber si estás en el tránsito de líder a mal jefe?

Nada como tener los oídos abiertos y pedir evaluación de nuestra actividad con frecuencia. Una buena herramienta es el feedback “en 360 grados”, cuestionando sobre nuestra labor “a los de arriba (los superiores), a los de abajo (los colaboradores), y los de al lado (los compañeros)”, todos ellos dentro del ámbito laboral, pero se nos queda corta en muchos casos . Carlos Herreros (expresidente de AECOP) nos propone una evaluación feedback “en 450 grados”, llegando más allá del entorno laboral y preguntando además en nuestro círculo personal cómo nos ven, pareja, familia, amigos… A Coriolano su madre y su mujer le hablaron de la pérdida de liderazgo al ver su deterioro. Una imagen de nosotros mismos, una imagen sincera y crítica, nos ayudará a no ser otro Coriolano. Si quieres evolucionar no te acomodes y busca siempre esa retroalimentación tan necesaria “para no dormirte en los laureles” y acepta la crítica, por dura que sea. Solo así te adaptarás continuamente y podrás seguir siendo el líder que siempre fuiste. 

Jamás olvides que el liderazgo te lo da y te lo quita tu entorno, no es propiedad tuya.

Como no podía ser de otra manera, hoy comparto con vosotros la Obertura Coriolano, de Beethoven, interpretada por la Sinfónica de Viena.

©Luis Juli Aydillo

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a ¡Beethoven y los malos jefes!

  1. Reblogueó esto en Antonio Lamadridy comentado:
    Lo haría de 720, por poner una cifra y en la que también incluya nuestra propia autovaloración. Muy bueno.

  2. Marivi dijo:

    Pobrecita de mi de líder no tengo nada😩, no va conmigo, no problem😊. Me gusta mucho la reflexión del articulo. Pero un jefe no siempre tiene la personalidad dentro del eneatipo líder … No? Esa reflexión de atención a la crítica sería para cualquier personalidad, incluso la más opuesta a la de líder. No? Para ser jefe hay que ser lider? Equivale un jefe a un guerrero? O estoy confundiendo las personalidades humanas con algo los términos que se utilizan dentro del ámbito de la empresa privada, que desconozco, donde jefe ha de equivaler a líder? Pregunto por puro desconocimiento😳

    • luisjuli2 dijo:

      En primer lugar muchas gracias por el comentario, Mariví. Jefe y líder se confunden con cierta frecuencia. Haciendo un resumen muy corto jefe es el que manda, el que obliga a la tarea. El líder va más allá. Hace que sus seguidores hagan la tarea por propia convicción, el líder va delante y muestra el camino, el jefe está detrás mirando quien cumple y quien no. Se puede ser líder sin ser jefe y jefe sin ser líder.
      Pedir feedback es bueno para cualquiera, tengas un puesto de responsabilidad sobre personas o no. Todos necesitamos saber cómo actuamos, cómo somos. No importa solo lo que “creemos” que hacemos, sino lo que los demás perciben de nuestro trabajo.
      Da para hablar mucho, Mariví.

  3. eugecoach dijo:

    Ufff … como entiendo este post… yo tenía un jefe que empezó siendo líder y ha pasado a ser jefe, mal jefe , cuando se ha visto rodeado de dinero y grandezas , se le ha ido de las manos… estas cosas deberían enseñarlas en “la carrera de jefe”, pero me parece a mi, que más de uno olvida muy pronto lo que es ser un buen líder. .

  4. Uy este no es para mi que lo de ser lider o jefa no me va. Pero si que me sirve para autoevaluarme con la ayuda de los que tengo cerca, aunque no sé si me será de ayuda porque los que tengo cerca me quieren mucho y no creo que sean objetivos. A pesar de ello lo intento eh! Por probar que no quede.

    • luisjuli2 dijo:

      Tendemos a ser muy indulgentes con nosotros mismos (y también algunos de nuestros amigos) de ahí la necesidad de tener un poco de sentido crítico (un poco) con nosotros mismos, Ana.
      Como de costumbre, muchas gracias por tus comentarios, Ana 😄

      • Yo es que indulgente conmigo soy poco, super auto crítica y perfeccionista. Luego hay veces que me lo paso todo por el forro y hago lo que me da la gana, ahí soy indulgente a tope si. Yo y mis incoherencias. Gracias a ti. Besos

      • luisjuli2 dijo:

        Leyendo lo que escribes monte veo incoherente, Ana. Al final cada uno sabe los zapatos que calza.
        Por cierto, Ana, no seas muy dura contigo misma!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s