No esperes serindipia en tu vida

Lo reconozco, soy un ignorante y soy muy curioso. Leyendo el término serindipia no me quedó más remedio que buscarlo en el diccionario. ¡No conocía el significado de esta palabra que parece estar de moda! Mirando el Diccionario de la Lengua Española (DLE, antes Diccionario de la Real Academia Española DRAE, quienes, por cierto, tienen una magnifica app gratuita para uso en móviles) leí su significado:

Serendipia: (Adaptación del inglés serendipity, y este de Serendip, hoy Sri Lanka, por alusión a la fábula oriental The Three Princes of Serendip “Los tres príncipes de Serendip”)

Hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual

Aclarada mi duda, aquí empezó mi curiosidad: Según el DEL, el origen de la palabra viene de Serendip, hoy Sri Lanka (y en mis años mozos Ceilán) Pero ahí no acaba mi curiosidad, es un término que viene de la fábula “Los tres príncipes de Serendip” Así que me puse a buscar esta fábula.

Luis Juli Aydillo

¡No esperes serindipia en tu vida!

Es una fábula muy educativa. Os adjunto el enlace de DesEquiLIBROS, de Rafael Ballesteros Díaz donde nos amplia más información sobre esta palabra, la fábula y su significado. Resumiendo:

Los tres príncipes de Serendip: El padre de los eruditos príncipes del mítico país de Serendip envió a sus hijos al extranjero para que conocieran otras tierras. En Persia encontraron un hombre que había perdido a su camello. Observando detenidamente diversos hechos, los sagaces hermanos dedujeron que el camello era tuerto, le faltaba un diente, era cojo, llevaba una carga de mantequilla y miel y era conducido por una mujer embarazada sentada de lado.

El propietario del camello, convencido de que sólo los ladrones podían saber esa información, denunció a los príncipes, que fueron arrestados por los soldados del Sha y condenados a muerte. El camello apareció a tiempo y el emperador de Persia liberó a los príncipes, que explicaron con detalle a su majestad cómo habían obtenido sus conclusiones. Fue la serindipia la que logró que príncipes fueran liberados.

Tan exótica palabra debía tener una moraleja a la que aplicarme el cuento (y digo bien, en primera persona, lo de APLICARME el cuento) En la vida existen las casualidades, las “chiripas”, pero no podemos basar nuestra vida en ellas. Es cierto que hay grandes descubrimientos fruto de la serindipia, como el grafeno (el material del futuro que se encontró por primera vez en el papel adhesivo después de ser separado del grafito) o la vulcanización de los neumáticos que los hace duraderos y resistentes (se descubrió al caerse por accidente sobre una estufa azufre y caucho)

En nuestra vida, las probabilidades de que un hecho fortuito nos “arregle” la vida son francamente difíciles. Dejemos de confiar en príncipes azules, en loterías primitivas o en ricos tíos de América. Hace ya muchos años que nadie busca el Grial (salvo en las películas)

Termino mi post como lo empecé:

No esperes serindipia en tu vida

Lo que sucede en tu vida no es casual, fruto de la serindipia. Tu vida depende de ti mismo, de lo que tú luches por ella, de lo que te esfuerces. Y dejemos la serindipia para los príncipes de fábula.

Nada más apropiado para acabar que “La rana y el príncipe”, cantada por Serrat.

©Luis Juli Aydillo

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a No esperes serindipia en tu vida

  1. amalia couselo dijo:

    Los príncipes azules destiñen :)) , en américa no hay tíos ricos, los zapos no se convierten en príncipes. Caminemos paso a paso de la mano de la realidad :)))
    Saludos¡

  2. Mariví dijo:

    No conocía esta canción de Serrat. De pequeña no entendía el tema del príncipe azul. ¿Como podía gustar a nadie un hombre de color azul??? me preguntaba yo. Así me fue…jaja. Nada es bueno ni es malo, todo depende de muchas circunstancias. Pero en este caso nos hemos desviado, porque no va de príncipes azules, sino de sabiduría creo yo. Mucho para hablar.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por el comentario Mariví. Ya lo dice el refrán, todo es según el color del cristal con que lo miras. Todo depende de la actitud de cada uno. Un saludo, Mariví.

  3. Ingrid dijo:

    En mi caso yo me cansé de besar sapos con la esperanza de que alguno era mi príncipe azul, incluso también como la canción algunas veces casi me convierto en un sapo. Hoy ya no quiero un príncipe ando en busca de mi Quijote ese loco peregrino que me acompañará a realizar los mas locos sueños eso que solo los “locos de amor” entendemos jeje.

  4. Estoy alucinando aún con la palabrita. No debemos esperar que la suerte nos solucione la vida no? Tienes toda la razón del mundo. Has leído El cuento de la buena suerte de Alex Robira? Creo que te gustará, Si no lo has leído es el complemento perfecto a esta entrada. Dos besos con suerte.

  5. Pilar dijo:

    Creo que hay una película de Jonh Cusack que habla también de hallazgos pero esta vez en el amor. Por cierto y para sacar una sonrisa… Si viene mi príncipe azul a probarme el zapato porque no se acuerda de mi cara, directamente se lo traga. Feliz fin de semana

    • luisjuli2 dijo:

      Jajajajajajaa. Por favor, si va el príncipe azul con el zapato grábalo en vídeo y pásalo. Quiero ver como se come el zapato!!!
      En serio, Pilar, muchas gracias por leer y comentar!!! Nada llega por serindipia a nuestra vida… quizás salvo el amor.
      Un abrazo y disfruta del fin de semana, Pilar

  6. antoncaes dijo:

    A mi me enseñaron que la suerte es para el que la busca día a día no para el que la encuentra de la nada. Que mejor suerte que trabajar día a día y lograr tus objetivos y superarte a ti mismo, no esperar sentado como aquel que iba a misa todos los días a pedir que le tocara la lotería y al final dios ya cansado de todos los días la misma canción, le dijo pero compra un décimo por lo menos. Pues eso a disfrutar del finde y a seguir buscando la suerte sía a día. Un abrazo.

    • luisjuli2 dijo:

      Tienes toda la razón, Antonio. La suerte hay que buscarla día a día y a base de trabajo y esfuerzo. Las cosas regaladas bienvenidas sean, pero no suelen “caer” en manos de la mayoría de los mortales!!!!
      Un abrazo y gracias por comentar Antonio.
      Disfruta del fin de semana!!!

  7. Poli Impelli dijo:

    Recuerdo mucho la palabra “serendipity” de mis años universitarios. Alice Munro habla de esto en uno de sus cuentos y esta palabrita quedó para las bromas entre amigos. “Quizás hoy tenga un día de serendipities”, jaja 😛 Por supuesto que también suceden (la película Serendipity, con John Cusack, habla de lo fortuito en el amor), pero ya esperar que esta “suerte” nos marque el destino de la vida es demasiado perezoso. Esperar serendipia en la vida es como la ley del menor esfuerzo. Al ser humano le cuesta arremangarse y currarse la vida, ¿no? La superación personal y el entorno que elegimos no es, precisamente, pura serendipia.
    Gracias, Luis. Un placer leerte, como siempre.
    Feliz finde. Abrazos infinitos 🙂

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por aportar con tu comentario Poli. Indudablemente existe la serindipia, y es muy bien recibida!!! Pero como bien dices, esperar que nos resuelva la vida la casualidad es esperar demasiado.
      En castellano es un término poco frecuente, pero en inglés es de uso común.
      Te deseo una buena tarde, Poli, y nos leemos!!!!

  8. rosamagarcia dijo:

    El miedo, como todos sabemos, es una fuerza paralizante al igual que el resentimiento y la culpa, y ninguno de esos tres nos puede ayudar a salir de nuestra zona de confort, soñar y cumplir los sueños, marcarse unas metas y lograrlas, así que, si alguna de estas fuerzas paralizantes forma parte de nuestro día a día, será mejor que trabajemos y nos esforcemos por eliminarlos de nuestra vida.
    Define tu Realidad y a partir de ahí marca tus Metas y Objetivos en la Vida. Como en más de una ocasión he escuchado decir a la coach Ofelia Santiago, “Tus mejores pensamientos te han traído exactamente a donde estás hoy”. Así que, depende de ti, dónde te llevarán tus decisiones, circunstancias y enfoque y actitudes frente a ellas en el futuro más inmediato.
    Los hábitos también condicionan nuestra vida. Así que, es imposible llegar a dónde queremos llegar si no los cambiamos. Tendremos que identificar nuestro hábitos negativos y sustituirlos por positivos.
    Y para quitarnos el lastre de los diferentes límites que no nos dejan seguir adelante, debemos elaborar nuestro Plan de Desarrollo Individual, un plan que es modificable, abierto y flexible a los cambios y nuestras necesidades, objetivos, metas, ilusiones, pasiones… Sueños.

    • luisjuli2 dijo:

      Plan de desarrollo individual!!! Exactamente tal y como lo dices Rosa!!! Debemos marcarnos unas metas y unos objetivos y luego trabajar por ellos. Sentado en el sofá de casa es muy difícil resolver la vida, alcanzar las metas que uno se marca.
      Como siempre, Rosa, tus comentarios son sumamente enriquecedores!!!! Muchas gracias por leerme y comentar. Disfruta de un buen mes de septiembre Rosa!!!

  9. Muy buena entrada Luis!! Comparto contigo que la serendipia, suerte no cae del cielo,hay que trabajar mucho y buscarla.Gracias por compartir,un abrazo María Juanes

    • luisjuli2 dijo:

      Me alegro que compartas el punto de vista María. Lo importante es luchar por tus objetivos. La serindipia, si llega, bienvenida sea, pero no podemos vivir pensando en que es la solución.
      Un abrazo y buena semana!!!

  10. Maria Victoria Monsalve Moná dijo:

    Buenísima historia y generas cultura Luis .
    Joan Manuel fué mi compañero de estudio y lectura, lo digo por felicitarte “tema bellísimo “, como tantos otros.
    Por último… Los príncipes existen sí, en la infancia y el matiz lo da cada cual.
    En fín, la vida no te regala rosas ni príncipes.
    Salimos al mundo a sacar lo mejor de la vida. De nosotros depende. Un abrazo.

    • luisjuli2 dijo:

      Compartimos compañero de estudios Victoria!!! Joan Manuel también me acompañó en aquellos apasionantes e intensos años.
      Saquemos lo mejor de nosotros mismos y busquemos a los príncipes en el cien jajajaja.
      Un abrazo enorme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s