¡Me gustan las lentejas!

 

Si, lo reconozco, no solo me gustan, me encantan las lentejas, sobre todo cuando llevan su choricito… Sana legumbre, cargada de proteínas y muy rica en hierro. Es un plato sencillo de cocinar, fue el primer plato que cociné cuando me fui a vivir un piso de estudiantes hace… bufff años.

  • Luis, por favor, ¿nos vas a hablar de cocina? ¿Tú?
  • No, de eso estoy seguro. ¡Se supone que este es un blog sobre motivación!

¿Cuántas veces hemos oído la expresión “Son lentejas, si las quieres las comes y sino las dejas”? Personalmente es una frase que no me gusta nada, y no tiene nada que ver con mis queridas lentejas.

Esta frase tiene dos posibles actores, quien la dice y quien la escucha.

Si eres de los que se la dice a tus colaboradores refleja lo siguiente:

  1. Nula capacidad de liderazgo. Probablemente seas jefe (eso viene con el cargo) pero no eres un líder, desde luego. Mueves a tus colaboradores como un tirano a sus súbditos.
  2. Refleja tu incapacidad de buscar motivación en equipo, por mala que sea la situación por la que se atraviesa en ese momento.
  3. La implicación será mínima en tu equipo (siendo muy generoso llamar equipo a quien se la dices) pues nadie ve los beneficios de ese trabajo.
  4. Los resultados serán muy pobres por los motivos anteriores.

Si eres de las que escuchas la frase y no reaccionas:

  1. Eres un zombi. Te mueven más que te mueves. ¡Vas donde te lleven! Y quizás al paro en un tiempo.
  2. La desesperanza te llevará adonde no quieres. Recuerda la fábula de rana que está en la olla hirviendo que menciono en La rana que procrastinaba Salta de la olla antes de que empiece a hervir.
  3. La resignación es tu lema y ello te llevará a la infelicidad.

¿Qué podemos hacer si no nos gustan las lentejas?

Si eres jefe:

  1. Busca una motivación en tu equipo.
  2. Sé sincero y claro con ellos y podrás lograr la implicación de tu equipo. Siempre hay beneficios en lo que haces.
  3. Piensa lo peor que te podría pasar si no lo hicieses. ¿Hay situaciones peores? Todo lo que no sea lo peor ¡ya es mejor!

Si te lo dice tu jefe:

  1. Automotívate. Siempre se ha dicho que la motivación viene de uno mismo.
  2. Actúa como un buen profesional a pesar de las circunstancias. Siempre se contratará antes a un buen trabajador que a uno que muestra indiferencia o resignación.
  3. Si no te gusta lo que haces cámbiate de empresa.

Me gustaría recordar aquí una frase que me dijo la primera persona que me dio una formación al comenzar a trabajar, ¡el bueno de Antonio García Abril!:

“Nunca te quejes de tu trabajo, pues cuando lo hagas no hablas mal de tu empresa, de quien hablas mal es de ti mismo y de tu incapacidad para buscar otras metas profesionales”

Al final es sencilla la ecuación, si no te gustan las lentejas por lo menos busca el chorizo y si tampoco te gusta cambia de restaurante y si no encuentras restaurante ¡ponte a cocinar lo que te gusta!

  • Perdona que te lo pregunte, Luis, es muy personal, ahora estás en paro, ¿Dónde está tu motivación ahora mismo?
  • La respuesta es fácil: No estoy contento con mi situación, pero gracias a ella me he permitido varias cosas que no hubiese podido tener si hubiese seguido trabajando:
    • Estar con mi padre en sus últimos días.
    • Estudiar ese master para el que no tenía tiempo.
    • Leer y estudiar lo que no podía hasta ahora.
    • Estar más con la familia.

No me gusta mi situación, pero la automotivación ¡depende únicamente de mí! Y ojalá encuentre pronto trabajo.

Hoy os dejo con Eye of the tiger, de Survivor, donde nos dice que tenemos las de perder, pero conseguiremos la gloria por nuestra voluntad de sobrevivir.

©Luis Juli Aydillo      

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar.

Me encantará leer tus comentarios.

Si te gusta el blog te puedes suscribir.

¡Muchas gracias por leerme!

 

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a ¡Me gustan las lentejas!

  1. jrgsanta dijo:

    Muy buenas tardes,
    Confesaré que me encantan las lentejas, es una de mis comidas favoritas. En el trabajo, prefiero una motivación sincera en todas las direcciones.

    Buenas reflexiones. Muchas Gracias por compartirlas

  2. Me ha parecido sumamente interesante. Me diste un susto porque creí que te habías pasado a la legión de blogueros gastronómicos, menos mal que leí y me tranquilice.

    La frase de “estas son lentejas…” siempre me ha molestado.

    Un abrazo,
    M. Claudia

  3. Lourdes dijo:

    Hola Luis;
    Tu blog me gusta y es muy interesante. Gracias!

  4. Dani dijo:

    Muchas gracias Luis. Como siempre muy acertadas las reflexiones. El único riesgo de un líder al gestionar las lentejas, es que a veces se puede incurrir en el error de querer transmitir un plato que no es a los colaboradores. Y para ello es fundamental conocer y empatizar con ellos y saber la capacidad de objetividad de cada uno de ellos.
    Por lo menos en mi caso estoy de acuerdo en que no me gustan ese tipo de “lentejas”, pero a veces no depende ni del líder ni del colaborador que haya que comer “lentejas”, y me genera bastante frustración si alguien me quiere vender un “chuleton”, si después veo que son “lentejas”; y puede que deje de confiar en el cocinero, y eso puede hacer que me apetezca cambiar de restaurante.
    Un muy fuerte abrazo, Luis, no dejes de compartir tus reflexiones. Me encanta seguir aprendiendo contigo.

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por tus palabras y tus reflexiones Dani. Estoy de acuerdo contigo respecto al líder que te vende chuletones y ta da lentejas. Un líder puede ser muchas cosas, pero nunca ni un vendedor de humo ni un mentiroso.
      Dani, sabes bien que gracias a ti y tus comentarios yo he reflexionado muchísimas veces. Me encanta tu sensatez y tu forma de afrontar la vida.
      Un abrazo enorme Dani!!!

  5. antoncaes dijo:

    Muy buen post Luis. Si muchos de los que se consideran jefes (encargados, jefes de grupo o sección) Se echasen cuenta de esto quizás muchas cosas cambiarían en de una empresa.
    Yo personalmente soy de los que creen que no vale la pena recrearse en los problemas, si no centrarse en buscar soluciones, ahí es donde reside un jefe. Un jefe que tuve hace ya ……….Me dijo un día que hiciera algo, cosa que para mi o bien por la edad o por la inexperiencia lo vi no difícil sino imposible y a si se lo dije, me contesto, un jefe que se precie de serlo jamás mandara hacer a sus empleados algo de lo que no sea capaz de hacer por si mismo. Por eso hay otra frase que odio y es, Es lo que hay, no hay mas y hay que apañarse. jamás hay que apañarse siempre hay algo más que se pueda hacer con los mismos medios o al menos con los medios a nuestro alcance. Feliz domingo amigo Luis.

    • luisjuli2 dijo:

      “Es lo que hay”, “Son lentejas”, o frases similares, solo reflejan la incapacidad de liderazgo, de aportar algo. Me encanta la dirección mediante el ejemplo. Es mejor decir “sígueme” que empujarte y ir “por detrás”.
      Antonio, vivimos en un mundo donde todo es mucho más fácil de lo que parece, solo hace falta encontrar a las personas adecuadas que nos lo muestren (o nos dejen mostrarlo)
      Un abrazo enorme y disfruta de la semana, Antonio!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s