¡El límite está en el cielo!… ¿o es una quimera?

En muchas ocasiones hemos oído frases “maravillosas” de autoayuda, de esas que dejan resuelto nuestro futuro. Una de ellas es ¡El límite está en el cielo! Nos animan a crearnos altas metas, nos dicen que podemos con todo.

En otras ocasiones oímos otras frases que sirven para ponernos “los pies en el suelo”, que nos mueven a ser más realistas. ¡Quítate esos pájaros de la cabeza!

Luna 4

¿El límite está en el cielo?

¿En qué quedamos, en que podemos “llegar al cielo” o en que es mejor quitarnos los “pájaros de la cabeza”?

Hoy os voy a contar dos casos reales que marcan la diferencia. Como gerente he tenido la oportunidad de trabajar con personas excepcionales, mucho mejores que yo. Personas a las que es un placer ayudar en su  desarrollo profesional. En varios casos han logrado alcanzar puestos de relevancia nacional en grandes multinacionales. En otros casos, a pesar de ser muy buenos profesionales, se han quedado en el camino. ¿Qué pasó con ellas? ¿Qué las diferenció?

“El límite está en el cielo”

Javi, actualmente responsable nacional y hombre de éxito en una multinacional, puso su meta en el cielo (al que todavía no ha llegado, pero está en camino) Desde la humildad, siempre preguntaba cómo mejorar, estudiaba en sus momentos de ocio, hizo masters en fines de semana, empleaba su tiempo libre en mejorar continuamente. ¡Era el mejor de España y seguía preguntando a todos qué podía hacer para seguir mejorando! Su esfuerzo y sacrificio eran continuos.

“Es una quimera”

Alfonso (caso real pero con nombre supuesto) también era el mejor en la empresa (en otra empresa y en otro sitio diferente de Javi). Sus metas también estaban en el cielo. Le movía su orgullo y sus resultados, pero le faltaba esa dosis de planificación, sacrificio y de humildad para mejorar. Creía saberlo todo. Las oportunidades que se le ofrecieron siempre fueron pocas para su valía, según él. Quería progresar pero sin renunciar a salir de su “zona de confort”

¿Cómo podemos saber si nuestra meta es el cielo o es una quimera lo que deseamos?

  1. Ten claro tu “cielo”, tu meta. Concreta lo que quieres.
  2. Diseña una estrategia para llegar a tu sueño. La estrategia pasa por desarrollar tu “plan de acción”. Cómo lo voy a lograr, qué debo hacer.
  3. Plantéate que etapas vas a querer. No puedes recorrer el “Camino de Santiago” caminando de una sola “tirada”, sin parar. Busca tu camino “paso a paso”.
  4. ¡Comienza a caminar! Recuerda que el camino es duro y exige esfuerzos y en ocasiones sacrificios.
  5. No olvides que para llegar a la meta ¡hay que salir! ¡Olvida tu zona de confort!

Al final ¿cómo sabemos si es el cielo o es una quimera?

Tu actitud marcará la diferencia.

Javi, como lo hicieron José Luis, François o tantos otros, lo lograron. ¿Los que se quedaron? Todavía están a tiempo, sólo dependen de ellos mismos. Las circunstancias propicias las creamos nosotros mismos (en ocasiones saliendo simplemente de la zona de confort)

Frank Sinatra nos quiere llevar hoy a la luna, dejémosle. Fly Me To The Moon.

©Luis Juli Aydillo

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ¡El límite está en el cielo!… ¿o es una quimera?

  1. Amalia Couselo dijo:

    Entre la zona de confort y el cielo es mi limite, el problema está en que el sacrificio es tu compañero de camino, hay que amigarse y aprender a superarlo.

    • luisjuli2 dijo:

      El camino nunca es fácil. Cuanto más lejos queramos llegar, más piedras encontraremos en el camino. La única forma de no encontrar piedras es quedarse en la salida. Muchas gracias por tu comentario Amalia

  2. jrgsanta dijo:

    Dar siempre un poco más, no conformarse con lo justo y apuntar alto. Una actitud humilde y en constante crecimiento, intentando no perder nunca la oportunidad de aprender algo nuevo. Pero lo más importante, saber que nos hemos esforzado al máximo y mantener la conciencia tranquila. Sin duda, en estas condiciones, estaremos en el camino correcto y el destino será lo menos importante. Lo que realmente importa es aprovechar el viaje a tope.
    Muchas gracias por tu post.

  3. Marivi dijo:

    Siempre he pensado que la base de la sabiduría es la humildad. Con humildad se sigue aprendiendo porque se reconocen límites de conocimiento que se desean ampliar. Dentro de esa línea me ha parecido comprender tu post. He conocido Javis y he conocido Alfonsos. Destacaría algo muy importante que los diferencia, aunque ambos se lleguen a acercar al cielo, los Javis son amor y construyen felicidad, los Alfonsos son soberbia y generan malestar. Vayamos hacia el cielo, toquemos la luna y las estrellas y bajemos a la tierra, de tanto en tanto, para caminar seremos☀️🌜🌟🌍

    • luisjuli2 dijo:

      La base de la sabiduría es la humildad!!! Qué gran verdad Mariví!!! Totalmente de acuerdo. Soy un ignorante con muchas ganas de aprender. No me gustan las personas que saben todo.
      Un abrazo y muchas gracias por tu inteligente aportacion!!!
      Disfruta de la tarde!!!

  4. Pingback: ¡Voy a dar un giro a mi vida! … ¿De 360°? | EXCELLENCE MANAGEMENT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s