Guitarreando… o las reuniones, los gases y sus propiedades.

Hace unos años, y por un problema de agenda, nos pidieron alargar una reunión una hora más de lo inicialmente previsto. Entonces le oí una expresión a Luis Alberto, compañero argentino que dijo “vamos a guitarrear un rato”. Aunque es una palabra que no viene en el diccionario de la Real Academia Española, sí se emplea en jerga en Argentina y el significado pudiera ser: “Charlatanear, improvisar sin conocimiento, opinar de cosas o temas que no se dominan” Realmente la sesión se alargó lo preciso, pero su recuerdo me sirve para hacer una breve reflexión sobre las reuniones.

Reuniones Luis Juli Aydillo

A lo largo de mis 30 años de carrera profesional he visto de todo, como vosotros. En ocasiones hemos pasado por periodos donde era norma juntarnos con suma frecuencia en interminables sesiones innecesarias o justo lo contrario, no estar con el equipo durante meses. Ya lo dice el refrán “Ni calvo ni tres pelucas

En el título de la entrada menciono la coincidencia en algunas propiedades entre los gases y las reuniones. Al estudiar química y hablarnos de las propiedades de los gases, siempre me llamó la atención una de ellas “los gases son capaces de ocupar todo el volumen disponible” Es curioso como las reuniones se ajustan y son capaces de ocupar todo el tiempo disponible de las agendas, igual que los gases y el volumen.

¿Hay alguna posibilidad de eliminar el guitarreo o de impedir que se cumplan las leyes de la termodinámica en las reuniones? La buena noticia es que sí. Y es más fácil de lo que te imaginas:

  1. No te reúnas “porque toca”
  2. Marca unos objetivos claros, útiles y necesarios.
  3. Elige a los asistentes (si está en tu mano). Tus invitados deben tener claros los objetivos. Si vienen invitados ajenos a ti (invitados por la organización) debes conocer sus objetivos y coordinarlos con los tuyos.
  4. Prepara la agenda de la reunión, marca los objetivos y házsela llegar a los participantes.
  5. Sigue la agenda, comenzando por la puntualidad, tanto al comienzo, como en los descansos o al finalizar. Cuidado con los “5 minutos para un pitillo”, son una trampa.
  6. Las situaciones personales, excepciones, chistes o anécdotas mejor tratarlas fuera de las reuniones. “Termodinámicamente” pueden ocupar un volumen infinito.
  7. Las reuniones no deben ser monólogos, prevé un tiempo de participación, debate, ruegos y preguntas, etc. Nadie es capaz de mantener la atención continuamente durante horas.
  8. Evita el PowerPoint interminable, los asistentes estarán “de cuerpo presente” pero sus mentes estarán a kilómetros.
  9. Como resumen PREPARA LA REUNION Y PONTE EN EL LUGAR DE LOS ASISTENTES.

Las reuniones no son ni buenas ni malas en sí. Lo son en función del mensaje que has de dar y del interés de los asistentes. A nadie nos gustan ni los “guitarreos” ni que ocupen todo el “volumen” disponible hasta la hora de marchar.

Hoy traigo a Revolver con “Fuera de lugar”, ojalá nunca nos pase esto en una reunión.

©Luis Juli Aydillo

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Guitarreando… o las reuniones, los gases y sus propiedades.

  1. Amalia Couselo dijo:

    A te lo explicó un Argentino…porqué habrá sido?…de tanto querer parecer que sabemos tocar la guitarra hemos llegado a la conclusión que nadie la sabe tocar, que nadie aprendió a torcarla como corresponde. Se guitarrea en un examen, a una mujer, a un jefe, a un cliente, a compañeros. Cual es el peligro de esto, que nos convertimos en una sociedad incrédula, o radical que cree en las mentiras que se dicen desesperadamente. Lo peor que les va a pasar es perder la confianza y la conexion de las personas que forman parte del grupo, se ha perdido la confianza¡

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias, Amalia por tu visión argentina. En efecto, lo peor es perder la confianza y conexión con la gente. Como en todas las facetas de la vida, deberíamos ser sinceros y francos con nuestro auditorio (y con todas las personas que nos rodeen). ¡Dejemos de “guitarrear”

  2. Estupendo post y real en Argentina, en España y como diría un castellano, en toda tierra de garbanzos.

    • luisjuli2 dijo:

      Una reunión debe tener un objetivo muy claro y debe prepararse por parte del organizador y por parte de los participantes. Muchas veces no se preparan o no tienen un objetivo muy definido y entonces… se guitarrea. Muchas gracias por tu comentario!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s