Realmente ¿buscas tu libertad?

Este fin de semana, paseando por la Vega de Pas, encontré en varios prados (praos para los locales) un “pastor eléctrico”. Es un dispositivo por el que circula electricidad a muy baja intensidad y que está unido a una cerca, de manera que cuando un animal toca el hilo recibe una pequeña descarga eléctrica.

Puente en Vega de Pas

Puente en Vega de Pas

Este método es muy eficaz para resguardar al ganado en campo abierto, evitando poner costosas barreras de contención. Aunque parezca mentira, es más un procedimiento disuasorio que de castigo. Los animales aprenden rápido que no deben acercarse a los límites, y no lo hacen.

Un pasiego me contó una anécdota al respecto: Puede darse el caso de que se rompa por accidente, y cuando los animales se acostumbran a su presencia, si tienen suficiente agua y comida en la finca ¡no se escapan, incluso sin que funcione! Más aún, si se escapan ¡vuelven al prado donde tienen el alimento! Vuelven a su “zona de confort”

Resulta que nosotros, los humanos, urbanitas o rurales, tenemos nuestro propio “pastor eléctrico”, mucho más limitante y peligroso. Son nuestras creencias limitantes.

¿Qué es una creencia?

Es una idea o pensamiento que se asume como verdadero. En muchas ocasiones a estas creencias las llamamos limitantes ya que nos generan suposiciones que condicionan nuestra vida y la toma de decisiones, que nos afectan creando obstáculos “mentales” En muchas ocasiones las creencias limitantes suelen ser inconscientes.

¿Dónde está el origen de estas creencias negativas?

Se suelen formar en la infancia, en el entorno familiar o en el colegio, a raíz de críticas destructivas o experiencias negativas.

¿Cuáles son las creencias negativas más frecuentes?

No lo puedo hacer…, Yo no sirvo para esto…, No podré aprender…, No tengo suerte…, Se van a reír de mí…, Soy un desgraciado…, Ya me ha pasado otras veces…

¿Se puede hacer algo?

¡POR SUPUESTO!

1º.- Siendo conscientes de ellas. Un autoanálisis muchas veces no es suficiente. La ayuda de compañeros, amigos, colaboradores, profesores nos puede ayudar. Si no afloran, la ayuda de un profesional (coach, por ejemplo) puede ser de utilidad.

2º.- Cambia la creencia limitante. Piensa si esa idea limitante otras personas la perciben como tú. Imagina qué sería de tu vida si el pensamiento fuese positivo. ¿Y si estoy equivocado y puedo con ello? ¿Qué te pasaría si la creencia se convirtiese en positiva?

3º.- Créete ese nuevo pensamiento. Repite esa nueva creencia positiva hasta que tu cerebro “se lo crea”. Cambia los comportamientos, conductas y lenguajes a la nueva situación.

4º.- No olvides nunca que:

Querer es poder

No nos pongamos a nosotros mismos un pastor eléctrico, no nos pongamos límites, y si no lo vemos ¡pide ayuda para descubrirlo!

A propósito de creencias negativas nada como la canción de Celtas Cortos “Cuéntame un cuento”

©Luis Juli Aydillo

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

Acerca de luisjuli2

Coach, inquieto y muy curioso. 28 años en la industria farmacéutica.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Realmente ¿buscas tu libertad?

  1. Mari Luz dijo:

    Yo voy a seguir con mi pensamiento positivo hasta que lo consiga, con pensamientos negativos no se va a ninguna parte. Gracias por invitarme a ver tu blog.

  2. Marivi dijo:

    Si, que cierto!! Yo he hecho dos talleres con un coach extraordinario -Alex Novell- y he aprendido mucho sobre mí misma y sobre los demás. Cuánto nos domina nuestro propio inconsciente y el colectivo. Recuerdo la historia sobre los elefantes domésticos que se usan para tareas de ayuda al hombre. Se les ata con una cadena a un poste bajo desde pequeños y acaban creyendo que no pueden soltarse aún cuando ya son grandes y fuertes permaneciendo quietos sin dar el simple empujón que los liberaría de inmediato😒

    • luisjuli2 dijo:

      Muchas gracias por recordarnos la historia del elefante atado a una cadena. En muchas ocasiones una minúscula y endeble estaca es capas de retenernos!!!
      Como siempre muchas gracias por tu comentario Mariví. Te deseo una buena semana!!!

  3. En ello estamos Luis. Aprendiendo cada día que no hay más límites que los que nos ponemos a nosotros mismos. Estoy leyendo justo un libro que habla de esto. Se titula Eres un crack, y estoy segura de que te encantaría.
    Voy a ver si quito el pastor que me rodea. Besos!!!

    • luisjuli2 dijo:

      Para quitar ese Pastor eléctrico no hacen falta alicates, solo valor y ganas. Estoy seguro que tú andas sobrada de ambas herramientas, Ana.
      Gracias por comentar y por la sugerencia de lectura. La tendré en cuenta.
      Te deseo una buena semana y sobre todo una buena mañana de lunes que le dé un buen inicio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s